viernes, 31 de mayo de 2019

EL ENCANTO DE LA MEDIOCRIDAD




Reina en muchos mentideros, la  opinión generalizada de  que ser mediocre es un estigma que ningún ciudadano que se precie debería permitirse.
Es necesario tener un buen status, ponderar alto para obtener una buena media, dedicarse a trabajos ilustres que otorguen al que labora un merecimiento digno de elogio, frecuentar espacios y eventos con glamour que le den a uno pompa y boato. Cualquier hecho que aleje del vulgo y la medianía será aplaudido por una sociedad en la que parece que la apariencia es la única moneda de cambio válida. Aunque esta inversión en postureo  no renta a largo plazo. Al final toda esta obsesión por ser singular y moderno no le libra a uno de ninguno de los males que aquejan al común de los mortales.
Los clásicos, en su búsqueda del  ideal de perfección, nos recordaban  esa expresión tan hermosa: Aurea mediocritas. “Dorado término medio", o "dorada medianía" o "moderación", que alude a la pretensión de alcanzar el equilibrado  punto medio entre los extremos. Ese punto de equilibrio que propicia La Paz que camina al lado de la felicidad.
Hay un cuento de Jorge Bucay que cuenta la historia de un rey que fue hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo.
El roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el pino.
Mirando al pino lo halló caído porque no podía dar uvas como la vid.
Y la vid se moría porque no podía florecer como la rosa.
Mientras, desolada, la rosa languidecía sufriendo porque no podía alcanzar la altura y firmeza del roble.
Entonces el rey halló una planta, una fresia lozana y repleta que exhibía su humilde delicadeza en un modesto rincón del jardín.



¿Cómo es que creces saludable en medio de este jardín desolado y sombrío?
-No lo se. Quizá porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías fresias. Si hubieras querido un roble, o una rosa, los habrías plantado.
Y fue entonces cuando el rey descubrió que quizás no todo el mundo cabía en aquella corona y que a veces la sabiduría se encuentra escondida entre los simples pétalos de una mediocre fresia.

SUEÑOS VIOLENTOS

Niña, esclavitudes las justas...



No seas rebelde con causa y sin causa. Relegada y renegada. Renunciante  aún renunciada.
Abandona la crisálida dolorosa. Presumida y demacrada yaces latiendo en las entrañas del desengaño.
Te recreas huidiza  de la medusa casposa que cercenó las alas de la mariposa.
Una Circe aficionada  que dejará sus artes en un infierno del que huye aunque lo tenga a las puertas.
Sumisión fingida. Solo eso.
Persevera en la sonrisa acartonada de negativo falso.
Agujas que duelen por su persistencia. Pertinaces y constantes.
Dolor y desazón.
Angustia y llanto perenne Incesante.
Angustia de momentos que laceran La Paz que la Bella se empeña en procurarte.
Solo las notas de terciopelo rescatan por instantes.
Persiste en la belleza.
Aunque corran  malos tiempos para la lírica de la flor olvidada.
Sueños tenedla en pie.
Volverán las oscuras lágrimas en la cueva sus nidos a colgar.
Pero aquellas dulces esperanzas no volverán.
Lo que abandona el tiempo jamás regresa.
Aunque se disfrace de nieve, luz, danza y brisa.

miércoles, 29 de mayo de 2019

TU VUO FA’L’A’MERICANO..

Estoy segura de que estos se lo pasan pipa trabajando. Con un poco de humor, ganas de cantar, garbo italiano, y cierta sorna latina se puede disfrutar y hacer gozar a quien escuche y vea.
Por cierto, yo también tengo un “petrof”. Lo mismo me animo y montamos una timba.
Los finales de curso son agotadores así que no vendría de más un desahogo desfogante de este tipo.
Renato Carossone y pandilla.
Hoy no hay mucha literatura.
El agotamiento no provoca ni  inspira grandes textos ni pequeños.
Pero la música, como siempre, rescata de una posible renuncia.

viernes, 24 de mayo de 2019

ENJUGA TUS LÁGRIMAS




Recuerdo la profunda tristeza que sentía al escuchar aquella voz joven de un Alejandro Sanz que empezaba a despuntar en el panorama musical cantando aquella canción.




 La escena desoladora de la joven tendida en la carretera, con la melena esparcida sobre el pavimento mientras un novio joven con el que apenas había recién estrenado el amor se lamenta amargamente. A lo  lejos se escuchan las sirenas cabalgando que, como dice la canción resonaban  en una noche olvidada.
Pero cuando tienes 15 años todo lo sueles ver  bajo un halo de romanticismo que no llega a la raíz de las tragedias. Te quedas en los aledaños de la superficie. Y a menos que te haya tocado aún no sabes lo que significa la  temprana pérdida  de un ser querido en accidente de tráfico. Una vida truncada a destiempo, si es que hay un tiempo idóneo para morirse, que parece cercenar el sentido de otras tantas que órbitan a su alrededor.
 Recuerdo a un hombre que pedía a la puerta de mi parroquia. Se llamaba Ivan y era ruso. En su país había sido camionero. Tenía un hijo. Se sentía orgulloso de él. Un día le regalo una moto. Al poco tiempo su hijo murió en un accidente cuando la conducía a gran velocidad.
También en la canción de Alejandro volaban por la carretera.

Hace un momento me iba diciendo 
No corras tanto que tengo miedo 
La ambulancia volaba 
Entre la vida y la muerte pensaba 
Que echaba tanto de menos su casa 

Ivan no se  perdonó a sí mismo. Presa de un remordimiento al que su mujer también contribuía con continuos reproches comenzó a beber para olvidar, perdió su trabajo y huyó de su casa hasta que recaló en León. Y aquí conocí su historia. Tristemente real.

Entre la vida y la muerte 
Se piensa tan diferente

Cuando el dolor acampa en nuestras vidas todo se relativiza y es entonces cuando alzamos la mirada al cielo en busca de respuestas.

Termina la canción anunciando luces mortuorias.


Y la luz se le apagó 
Y su voz se le apagó 


Y escucho pasar la vida 
Y el suave latido en corazón 




Pero nosotros sabemos que la muerte no es el final. Lo recordaba San Agustín en aquellas palabras 


No estoy lejos… tan solo a la vuelta del camino.
Lo ves, todo está bien…
Volverás a encontrar mi corazón, volverás a encontrar su ternura acendrada.
Enjuga tus lágrimas y no llores si me amas.


martes, 21 de mayo de 2019

ESA MUJER

Dibujo de Patricia Trigo

Colaboración en Iglesia en León.
Por Marta Redondo
Le he oído en ocasiones decir a mi querido profesor D. Antonio Trobajo que la Iglesia debe estar atenta a los signos de los tiempos. Y en esa visión parece que se ha recogido el guante. Se están preparando los mimbres para poner en valor todo el cauce femenino tanto histórico como social que sub- yace, impulsa y da soporte a la barca de Pedro.
Por doquier brotan las iniciativas que pretenden empoderar a la mujer y darle el papel protagonista que le corresponde en campos como la teología, acción social, pastoral, educación, comunicación, espiritualidad, diaconado y gobierno. También van proliferando religiosas y seglares, mujeres cada vez con más responsabilidades. El propio Papa Francisco ha subrayado en múltiples ocasiones la necesidad que tenemos del elemento femenino.
Pero es necesario seguir avanzando.
La campaña de este año de Manos Unidas pone el acento también en la feminización de la pobreza que alcanza un setenta por ciento de las personas que pasan hambre en el mundo.
Hay un hecho que caracteriza y singulariza a la mujer: su capacidad para engendrar vida. Eso la hace singular y diferente.
Recientemente asistí a una charla de igualdad en un instituto. Hablaban al alumnado sobre  la necesidad de avanzar en el reconocimiento de mujeres que han jugado un papel relevante en la historia del desarrollo humano: científicas, filósofas, escritoras, pintoras, músicas y escultoras. Les decían que es necesaria la equiparación en derechos, salarios y oportunidades. Mientras escuchaba a la ponente pensaba en las grandes figuras femeninas que han impulsado la historia del cristianismo: Santa Teresa de Jesús, Sor Juana Inés De la Cruz, Edith Stein, Santa Teresa de Calcuta. Pero sobre todo pensaba en una, la más importante: Santa María, la mujer a la que el Padre escogió para llevar en su vientre a su hijo, la madre de Dios, madre de Cristo, de la Iglesia y madre nuestra.

lunes, 20 de mayo de 2019

LOS ÚLTIMOS DE TEL AVIV




Colaboración de hoy en La Nueva Crónica de León

Lunes 20 de mayo



Desde que el mundo es mundo o al menos desde que el mío lo es, siempre se ha convertido en un acontecimiento interplanetario sobre el que han orbitado todos los  planes a realizar ese día. Venga como venga la agenda, a la jornada de marras hay  que reservarla  hueco nocturno para disfrutar en familia o con los amigos  de toda la liturgia eurovisiva en  plenitud. 

Aún rememoramos en blanco y negro   los ecos festivos de esa aguerrida Massiel florida y  mini faldera o los juguetones flecos bailarines de Salomé, que hace justamente 50 años quedaba la primera ex aequocon Reino Unido, Francia y Holanda. El día que toca el Festival se liman asperezas domésticas y se entierran hachas de guerra. Hay que estar con el  representante compatriota. Así que entre los espectadores del contubernio sonoro- visual, debe reinar la concordia necesaria,  pues solo  en un ambiente distendido fluyen los comentarios jocosos sobre el atuendo irrisorio de la cantante de turno, los “gallos” sonoros del representante “x” o la extravagante puesta en escena del dueto que nadie conocía. Pocas tonadas se salvan de la quema, indudablemente. Lo bueno no abunda. Y la calidad musical,  lejos de mejorar,  parece que cada edición declina aún más a juzgar por lo que padecimos el pasado sábado.

  Pero los  fanes  eurovisivos somos  fieles  hasta la muerte. Ahí estábamos este año 200 millones de sufridores espectadores dándolo todo ante las pantallas. Soportando estoicamente, por un millón de dólares que le costó a la organización , hasta los destemplados desafinados  de la “Madonna” de turno interpretando like a prayer mientras los que rezábamos éramos nosotros para que finalizara tamaño despropósito sonoro. Confiábamos en que nuestro Miki, con su  arrolladora algarabía sandunguera y el  desparpajo  desplegado por la comparsa hispana,  se llevara al jurado europeo de calle.  Pero ya el asunto empezó mal cuando  nuestros incondicionales vecinos lusos, que ya nos han salvado de muchas, no se avinieron a darnos ni  un solo punto. Tampoco los galos se apiadaron de nuestra vergüenza. Estábamos a punto de convertirnos  en el   hazmereir del mundo del show bussines en la capital semita. 

Pero hete aquí que el voto cautivo del pueblo, siempre sabio y justo,  nos elevó in extremis aupándonos ligeramente en esa tabla de desesperación, en la que permanecíamos los últimos,  expuestos a la vergüenza y al escarnio públicos. Ni una sola vez nos dejaron ver al intérprete español en toda la noche para seguir su sufrimiento y empatizar en la desgracia. Con la venda en los ojos padecíamos esperando el milagro que no llegaba. Y España volvió a decepcionarse esperando los oropeles de un triunfo que no pudo ser.

 Holanda se llevó el triunfo con su Arcade. Y el Reino Unido, pobres, los últimos. Si  es que desde lo de Brexit ya no es lo mismo.

sábado, 18 de mayo de 2019

AFORÍSTICO-ALIVIADA


 Mientras mi madre
 siga diciéndome 
 de vez en cuando 
“Llevas muy corta la falda” 
todo va bien...

viernes, 17 de mayo de 2019

MAESE PULCHRO, EL ORGANISTA





Me imagino lo que tiene que ser deslizar los dedos por sus teclas. Desgranar ritmos, ejecutar cadencias. Despertar del letargo de siglos a esas muros  milenarios que custodian piedras preciosas engarzadas en filigranas multicolores.

Majestuoso en forma con su prestancia de ocho fachadas. Vanidoso exhibiendo sus  4.344 tubos que le permiten 64 registros y cuatro millones de combinaciones que ni tan siquiera Juan Sebastián Bach, en pleno éxtasis creativo, hubiera logrado abarcar.

Dicen que el de la Pulchra es el más moderno de Europa. No fue fácil alcanzar el sueño de conseguir órgano digno de tan portentoso edificio. Hubo de fraguarse un festival que se ha celebrado durante treinta y ocho ediciones, remover Roma con Santiago para movilizar recursos, agotar instancias, remover conciencias, rascar  bolsillos institucionales. Pero al final llegó. Hasta un especialista en acústica de Turín tuvo que desplazarse a León para calcular el impacto sonoro de disparos de arma de fuego en el interior de la catedral no fuera a dañarla el nuevo inquilino con sus ínfulas sonoras. Fue Jean Guillou,  célebre organista francés fallecido a primeros de año en  Paris quien participó en su gestación y alumbramiento, y Samuel Rubio, partero e impulsor de la epopeya instrumental. 



Noble oficio el de músico. 

Dicen que la música puede ser la voz De Dios.

Leo ahora  en la página Web de nuestra  Diócesis de León, pregonera de sucesos, solemnidades y convocatorias varias, que  nuestro Obispo ha rubricado un Decreto para comunicar que se encuentra vacante y por lo tanto pendiente de provisión por concurso de méritos  la canonjía con el oficio de Organista por jubilación canónica de su último poseedor M. I. Sr. D. Samuel Rubio Álvarez. Este concurso  será “abierto a sacerdotes o clérigos, diocesanos y extradiocesanos, seculares y regulares”. Ojalá aparezca pronto un Maese digno y pulcro, un organista virtuoso capaz de acometer con decoro  tan ilustre encomienda musical.

lunes, 13 de mayo de 2019

EL CORRAL DE COMEDIAS




Colaboración lunes 13 de mayo de 2019.
La Nueva Crónica de León 

   Les voy a contar una historia de corrales de comedia y de disputas de vecindad donde se enfrentan gentes de campo y ciudad en este gran teatro mediático que siempre cuelga el cartel de lleno cuando los gallos disputan. Ha sucedido estos días, en plena pascua primaveral. Este es un gallardo pastor llamado Nel Cañedo (aunque el apellido debió sufrir una transformación, ya que la d es sin duda una r) . El mozo parece instruido a la par que osado. Pese a haber optado por la huida del mundanal ruido fijando su residencia en un pequeño municipio llamado Onís, el osado rapaz, nacido y criado por aquellos lares, no renuncia a desconectarse por completo de la aldea global digital por lo que de vez en cuando, realiza vídeos cacareando a los cuatro vientos, que, una vez colgados en la red social, consiguen múltiples beneplácitos de los transeúntes digitales que hasta su muro de las lamentaciones se acercan. 

Pues bien, hete aquí que el mozo se ha hecho un ‘influencer’ en toda regla con motivo de una noticia que ha saltado a la palestra del corral informativo. En un pueblo de su querida Asturias llamado Soto de Cangas, unos turistas han forzado el cierre de un gallinero por orden municipal y previa denuncia del propietario del alojamiento, al haber padecido, durante su estancia en un hotelito rural, los cantos destemplados e intempestivos de gallos que no saben de horarios ni fecha en el calendario. Deben ser un tanto desmemoriados, ya que no se avienen a ese sabio refrán que reza que una hora duerme el gallo, dos el caballo, tres el santo, cuatro el que no es tanto, cinco el capuchino, seis el peregrino, siete el caminante, ocho el estudiante, nueve el caballero, diez el pordiosero, once el muchacho y doce el borracho.

Nuestro pastor, indignado, ha colgado uno de sus lapidarios audiovisuales arremetiendo entre otros, contra la prensa que ha publicado la noticia calificándola de logro. 

Este periódico va de mal en peor, se lamenta, porque orienta la noticia como un triunfo. Y en la foto que publican –dice Nel– sale el dueño del hotelito como tipo ‘gayasperu’ subido a una banqueta con su camisina rosa ‘de pijo tope gama’ y todo orgulloso ‘con pecho palomo’ para que se vea al fondo el gallinero de la discordia.

El zagal astur, increpa a los turistas que están de fiesta hasta altas horas de la madrugada con la música a todo volumen y claro –dice– como estuvimos de comedia, luego nos molesta el tractor y los gallos. Pero los de aquí cuando vamos a Madrid no nos quejamos del camión de la basura ni del ruido de coches.

El dueño de la estancia hotelera asegura, en su descargo, que algo les están haciendo a esas aves porque no es normal que canten a las horas que lo hacen. Quizá sería bueno contratar a un adiestrador para que les enseñe a tales gregarias vecinas aladas a comportarse de manera civilizada para no alterar el descanso de los apacibles huéspedes que buscan pueblos civilizados donde los perros no ladren, las vacas no mujan y los tractores no transiten.

Menos mal que Nel y tantos otros como el, aún mantienen el orgullo de ser de pueblo y saben quien debe mandar en este corral de comedias donde cada uno tiene sin duda su papel.

viernes, 10 de mayo de 2019

LA DE LA COLONIA

Tuve que darle unas cuantas vueltas a la respuesta de aquel alumno que, confieso, me descolocó un poco.¿ A qué se refería?
La mente de los adolescentes es meteórica, rauda y veloz. Tendente a cientas de inauditas asociaciones por minuto. Cabezas en  ebullición constante. Neuronas efervescentes que procesan multitud de datos al unísono. Y más en esta era que viven  de constante sobreestimulación digital por doquier.
La de la colonia. Esa fue su contestación. 
A ver quien podría ser esa buena mujer.
El alumno respondía a una pregunta que les había hecho con motivo de un juego con el que estudiábamos en clase la Resurrección de Cristo. Era un pasa palabras y la pregunta que le hice al equipo que juzgaba  era quienes  fueron  las  primeras personas  que vieron a Jesús resucitado.
Uno de los  alumnos , que es de los espabilados, tomó  la iniciativa en la respuesta.
Ah si profe la de la colonia.
Claro,  recordaba el célebre episodio que relata el Evangelio de Juan cuando seis días antes de su  Pascua el maestro acudía  a Betania para cenar con sus amigos. Mientras Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban a la mesa comiendo con él. María trajo unos trescientos gramos de perfume de nardo puro, muy caro, y perfumó los pies de Jesús; luego se los secó con sus cabellos. Y toda la casa se llenó del aroma del perfume. 
Esa mujer que derramó el perfume a la que él llamaba la de la colonia.


Mi pupilo relacionaba la escena de Betania  con la figura de María Magdalena confundiendo a esta mujer con María la hermana de Lázaro , una equivocación habitual. Si fue María Magdalena  la prostituta rescatada por Jesús a quien el Papa Francisco nombró en 2016 Apóstol, una de las primeras en ver a Jesús resucitado pero no era ella la que derramó el perfume sobre los pies del Señor. 
De todos modos no le di mucha importancia al equívoco aunque si le aclaré la confusión. Lo que sí me gustó es que el alumno recordara este hermoso episodio evangélico, que conociera los detalles y que hubiera sido capaz de relacionar a las dos mujeres e incluso conociera bastantes detalles de su vida y la importancia  que ambas tuvieron en la de Jesús.
Conocer  la vida de Cristo. Volver al Evangelio. Beber de  sus enseñanzas, revivir los episodios que acontecieron en su vida. Profundizar en su mensaje y empaparse de su doctrina. Volver a la esencia, aspirar el suave aroma de su palabra, dejarse embriagar por el perfume auténtico de la Verdad. La fragancia original que no acepta  falsificaciones.

jueves, 9 de mayo de 2019

YESTERDAY



Ayer no te dejaron entrar en aquella agrupación coral. Dijeron que no eras válido para cantar. Pero el maestro del Coro de la Catedral de Liverpool te hizo un favor.
Un no fue un si.
Te empleaste a fondo con la guitarra y la música agradeció tu entrega incondicional regalándote oropeles de dicha.
Ella te buscaba para abrazarte con la fragancia de cadencias eternas.
Y el  rechazo del maestro fue una oportunidad.
Dijeron que no tenías oído pero te convertiste en uno de los mejores  músicos de todos los tiempos. Número 1 y eso que aún no has muerto. La muerte te hará aún más grande. Así es la vida. Hay que desaparecer para que las luces de neón brillen y las campanas redoblen en honor de los que exhalan el último aliento. Suena una banda que pagó con muchas sangre el precio de una fama. Ringo, John y George te esperan en el escenario prestos a provocar gritos de histeria que harán historia.
La fama con sangre entra.
Bravo Sir Paul McCarney.
Ese planeta que lleva tu nombre y el universo a tus pies.


domingo, 5 de mayo de 2019

LA CANCIÓN DEL RECUERDO

Andaba cantando por lo bajines el muchacho una cancioncilla a destiempo. El timbre había sonado y teníamos que comenzar ya la clase. Había que pacificar al personal. Un compañero mío dice que las semanas  en las que hay fiesta de por medio están perdidas. Pero queriendo evitar  que se cumplieran los malos augurios de mi colega,  puse el intelecto a pleno rendimiento. A ver. A veces es preferible recurrir a estrategias que les descoloquen.

Miré al cantarín entre desafiante y divertida.
Bueno, ya que quieres cantar hazlo en alto criatura. 
Y para asueto y deleite  de la expectante muchachada del aula, desgranó de manera impecable las notas de un canto del ramo a la Virgen del Villar. Comenzó un poco trémulo en la ejecución , pero a medida que veía que las caras de sus compañeros se tornaban en admiración por tamaña valentía, su  voz se fue aclarando y manifestando el orgullo de estar mostrando algo digno de elogio. 

Cada año es distinto profe, me decía. Esta canción es el ramo. Mi madre tiene guardadas las de siete u ocho años para atrás. Si quieres un día te las traigo.  Yo  soy danzante. Una tradición de aquí de Carrizo. Hemos ido a León a actuar delante de la catedral.



He constatado con  frecuencia en las aulas, sobre todo en las rurales, el apego y admiración que el alumnado adolescente siente por las tradiciones mamadas desde la infancia. Estas prácticas ancestrales que provocan cariño hacia el terruño y favorecen el apego para que los jóvenes y no tan jóvenes,  deseen quedarse o al menos volver con frecuencia a sus nidos de origen.

Por eso me ha alegrado conocer que se recuperan iniciativas que contribuyan a dinamizar los entornos rurales, a vivificar las calles que parecen abocadas a la desertización humana. Como las que la pasada semana se llevaron a cabo en Canales , organizadas por los participantes en el proyecto de cooperación del "Camino Olvidado". Estas  jornadas fueron auspiciadas por  la Diputación y el Grupo de Acción Local Cuatro Valles. Lo que se pretende recuperar es el  viejo  Camino de Santiago, también llamado de la montaña u olvidado. Una  ruta jacobea del Norte de España, que durante la Edad Media, se utilizó asiduamente por  los peregrinos. Pero a medida que la Reconquista avanzaba sobre los reinos musulmanes, este Camino fue perdiendo afluencia a favor del Camino de Santiago Francés hasta su total olvido en épocas posteriores. La ruta discurre por bastantes municipios leoneses tales como Boca de Huérgano, Riaño, Crémenes, Cistierna, Boñar, La Vecilla, Matallana, La Robla, La Magdalena-Canales entre otros y ya se han empezado a realizar etapas para dar a conocer  las innumerables virtudes de todo tipo que la rescatada vía puede ofrecer al viajero que a ella se acerque. Ahora toca que  se mantenga el impulso y se difunda cómo se merece para que la olvidada senda del Apostól reconquiste riquezas y esperanzas.

Necesitamos recuperar y dar a conocer viejas tradiciones. Rescatarlas de un impenitente olvido. Aunque los ritmos deban ser inevitablemente acompasados a los nuevos tiempos.

viernes, 3 de mayo de 2019

ESPAÑA HUELE A PUEBLO






Mi madre siempre me cuenta aquellos días de bonanza.  Las voces y risotadas de los operarios que retumbaban en el cargue mientras, a paladas, llenaban las vagonetas del tren que llevaría el carbón de las  montañas a los altos hornos de Bilbao. Se les oía desde la cocina. Trabajaban duro al igual que los mineros que cada mañana se metían en las fauces de un agujero infinito para arrancarle a las entrañas de la tierra el oro negro que permitía el sustento y recreo de los habitantes de toda la comarca del Torío. Allí he pasado todos los veranos de mi vida conviviendo con gentes mineras. Yo recuerdo los largos paseos en bicicleta a Vegacervera, las excursiones al monte esperando encontrar restos de la guerra civil, las noches de fiesta en la discoteca del pueblo, del mismo modo que mi madre evoca las tardes de baile en la pista o mis hijas recordarán algún día los bailes de las fiestas. Aquellas incursiones al instituto para ver jugar al fútbol a los chicos del pueblo esperando otear a alguno concreto.  Y los despertares matutinos orquestados por los incesantes cantos del gallo. Y aquel olor a pan de leña que Félix nos traía a golpe de claxon cuando subía cada mañana por la cuesta de la Maria. Y las rebanadas de nocilla a media tarde o los bocadillos de filete que sabían a gloria después de un baño en el río. Yo recuerdo las partidas de bolos en la Palma, y las lecheras llenas de leche recién ordenada que Neri nos entregaba siempre con una sonrisa. Y las idas y venidas a la fuente de Tascón siempre más dilatadas de la cuenta. Había mucho que contarse por el camino. Y el aire fresco y limpio de la montaña refrigerando el rostro.Y aquellas noches entre grillos y Estrellas donde soñábamos historias macabras custodiados por las alargadas sombras de los oscuros montes. Y las misas de San Bartolo cuando los mozos llevaban el santo en andas o atravesando los prados camino de la ermita de la Virgen de  Boinas  para salvar un camino encharcado por los riegos a manto. Veranos de pueblo.






    En  León hay más de 1.400 pueblos. E intuyo que muchos de ustedes tendrán raices en alguno. Quien más quien menos tiene vinculación con alguna población pequeña. 

    Esos terruños entrañables, microuniversos donde parece que la vida se detiene esperando el momento último o tal vez reclamando un rescate que no llega.

jueves, 2 de mayo de 2019

GOLONDRINA AUSENTE



Golondrina imposible que anidas en lo inexplorable.
Que sobrevuelas inexplicablemente mares inseguros.
Que execrablemente reduces a la incertidumbre
De sentir el batido de tus alas ocasionales.

Vuela lejos a la tierra austral
Busca parajes verdes donde aniden las violetas
Y regocíjate venturosa sin temer su desdén
porque ellas anhelan  la caricia suave de tu presencia

Agita el pañuelo para despedirte la niña que llora,
mirando nostalgias desde la ventana que nunca se cierra
trémula sonrisa que no desea tu adiós viajero
Por eso espera  la Primavera que rescate tu regreso.

El pañuelo blanco ondea al viento
y danza sumiso al compás de la corriente caprichosa
mientras  pellizca indolente a la brisa
imitando contigo un  vuelo de mariposa ausente.

ROMANCERO GITANO