jueves, 10 de junio de 2021

INÉS Y LOS COLIBRÍES

 


Algo debes  escribir estos días, Violeta. Aunque sea poquito...

Lucía una colorista blusa repleta de bandadas de pequeños pájaros de largo pico y fina estampa, pululando por todas las rendijas de su vaporoso tejido.

Sus ojos luminosos, bondad entreverada, se asomaban sobre la mascarilla uniformizadora.

Alabé la belleza del diseño de la prenda. Repleta de sonrisa enmascarada hilvanó divertida: 

“¡Oh estamos ahora con las - maldita memoria, no logro recordar el nombre, pero era un género animal - así que me pareció oportuno ponerse una blusa de colibríes. Me encantan.”

Suerte tener semejante profesora. Me alejé de la sala, mientras la coleta de Inés se movía al compás de sus pisadas, como el dulce y selecto vuelo del ave picaflores que sobrevuela.

sábado, 5 de junio de 2021

CUANTO MÁS PUROS, MEJOR.

 


CUESTIÓN DE RESPETO

 Cuestión de respeto.

            Para el programa “El espejo De la Iglesia”

            Emitido en COPE León el 4 de junio de 2021.


 

Dice Irene Vallejo esta semana en su columna  que respeto es una palabra latina que significa mirar dos veces con atención, es decir, valorar al otro sin importar trajes ni etiquetas. Asimismo reflexiona, tomando como ejemplo a Ulises, en la Odisea, que se disfrazó con harapos para no ser reconocido a su llegada a Ítaca, que de esta guisa sentado en él umbral de su propio palacio le insultaban llamándole desgraciado, gandul y borracho. Como en la odisea, sigo parafraseando a la escritora y periodista baturra,  las guerras y crisis económicas abocan a muchos al frío de una pobreza inesperada. Y de pobreza hablaba la presidenta de Caritas, Beatriz Gallego en la presentación de la memoria Anual de esta Entidad De la Iglesia Católica. Una ingente labor de apoyo y auxilio a más de 4.600 personas, labor que  ha sido posible gracias a los 700 voluntarios con los que cuenta Cáritas Diocesana de León, 198 hombres y 502 mujeres, que durante los meses de pandemia siguieron apoyando a los más vulnerables, combinando para ello la atención presencial con atención telefónica, haciendo recados y gestiones a personas dependientes y acompañando la soledad de las personas mayores. Todas esas personas que donaron altruista mente su tiempo son sin duda merecedoras de todo nuestro  respeto. 

 

 

ROMANCERO GITANO