viernes, 25 de marzo de 2022

YO PARA SER FELIZ QUIERO UN CAMIÓN

 


LA COCINA DE LAS MONJAS

 



En el Convento de las Esclavas de Santa Rita

andan  las monjas dale que dale por la cocina,

con las sartenes y las perolas en los fogones,

y las tinajas llenas de tortas de chicharrones.

El torno rueda, rueda que rueda, Ave María,
y la tornera: Pues sin pecado fue concebida
¿Qué quieres niño? ¿Tiene usted durses de calabaza?
Recién salidos, da gloria verlos como la escarcha.

Mientras suena la “alacena de las monjas” de Carlos Cano, en el comedor de la Caridad se encuentran , entre el gentío, dos hermanas que recogen la cocina después de la cena de los pobres.
Entre el cacharreo tras la cena charlan animadas sobre su oficio.

.- Mañana sábado, madrugamos menos. Dice la Hija de la Caridad de ojos azules.
.- Seréis vosotras, nosotras a las 6 arriba. Réplica la Hija de San José misionera.
.- Pero si a esa hora Dios aún sigue dormido.
.- Pues se ve que las mías no se han debido enterar. Me voy a cambiar de congregación. A la vuestra que me voy. Deben pensar que como dormimos con Dios ya está todo hecho.
.- Y ¿por qué os levantáis tan pronto?
.- Pues porque tenemos que rezar.
.- Anda pero si estaréis dormidas. No se que rezos haréis.
.- Yo tampoco, dice mi amiga Isabel.

Interviene la Violera revolucionaria. Le encanta el espíritu combativo de Sor Isabel.
Hoy las “echaron la bronca” en el comedor por hablar demasiado alto. Les gusta recibir a los comensales con alegría, y tanto  desparpajo a voces no siempre es bien recibido. No todos entienden la incontinencia de espontaneidad. Ellas son así.

Cuatro monjas y cinco voluntarios acaban de limpiar la cocina.
Mientras, al fondo, el viejo Alberto dormita frente a un plato de comida semivacío. Solo se comió la torrija. Ya se acerca la Semana Santa. Lástima que no den limonada, total un poco más de alcohol poco se notará en medio de tantos litronas acumulados.
Será el último en salir.
Poco a poco se va terminando el día. 
Las luces del comedor se apagan.
La algarabía de las monjas se disipa.

Y Alberto, ya dejó su lugar vacío. Quizá mañana se siente en el mismo sitio.
O quien sabe, tal vez otro ocupe su lugar.

RUSIA Y UCRANIA

 


Rusia y Ucrania.




Consagrar a Rusia y Ucrania al Corazón Inmaculado de María me parece una de las mejores iniciativas que nuestro Papa  puede proponer. Ya la Biblia, esa gran novela de la humanidad nos cuenta en el  Génesis , a través de la historia de Jacob y Esaú esa tendencia de  los seres  humanos a ponernos las zancadillas incluso ya desde el vientre materno: Pero como los mellizos se peleaban dentro de su vientre, ella pensó: «Si esto va a ser así, ¿para qué seguir viviendo?» Entonces fue a consultar el caso con el Señor y él le contestó:


«En tu vientre hay dos naciones,

dos pueblos que están en lucha

desde antes de nacer.

Uno será más fuerte que el otro,

y el mayor estará sujeto al menor.»


Sin embargo Jesús, con su Evangelio de amor  dejó muy claro el mandamiento de amarnos los unos a los otros. 

 La Iglesia, a través del Papa, y teniendo como intercesora a nuestra Madre quiere hacer realidad esa paz que Jesús vino a traernos rezando por dos pueblos hermanos que la locura de un puñado de hombres ha enfrentado entre sí.

Rezar , interceder por ellos es uno de los mejores regalos que podemos hacer: rusos y ucranianos, como dice mi amiga Eugenia, rusa ella, y a la que casi vi derramar las lágrimas miel día que estalló la guerra:

“Nuestros hermanos ucranianos”.

Madre, envuélvelos en  tu manto para que puedan de nuevo volver a ser hermanos.


domingo, 20 de marzo de 2022

viernes, 11 de marzo de 2022

BIBLIOTECAS, ESCUELAS, Y VERSOS BLANCOS

 


GESTIONAR LOS ESTIGMAS




 Gestionar los estigmas.

Deberíamos  escuchar más los latidos del corazón de nuestros jóvenes. 

Despojarles de las etiquetas y barnices con que les cubrimos.

Luchar contra esos prejuicios que nos llevan a calificarles como frívolos, insensibles, y vacuos.

Este miércoles me lo decía el sabio alumno Daniel en la biblioteca en confidencia. “Nos han robado dos años de vida, profe”. “No nos han enseñado a gestionar los estigmas”. Tal fueron su verbo y  complemento, que no fueron otros los que el alumno empleó.

Busco en el diccionario el significado de estigmas por precisar su alcance: marca o señal signo de esclavitud. El sello que nos quieren imprimir desde la desesperanza, el desasosiego, el vacío. 

Ese pesimismo infame que pretende corroernos el alma.

Pero estigma es también signo que en algún santo se asoció a señal de participación en la pasión de Cristo. Insondable misterio del valor del corredentor dolor.

El duelo que siempre llega, el dolor tan humano y cercano. El que tarde o temprano llega.

Ese momento oscuro que antecede siempre. Ocaso que oculta el sol que siempre madruga para traernos la luz.

Gestionar los estigmas. 

Puede ser un buen propósito para esta cuaresma. 

Enseñarles y enseñarnos.

sábado, 5 de marzo de 2022

PASIÓN EN EL AIRE



 “Cuando me voy de viaje, en la maleta siempre llevo conmigo una fotografía, una ilusión y un verso”. Pasión Vega. 

Carlos Cano, María Dolores Pradera, Serrat, Sabina. Lorca tarareando su infancia y la de Alma…que resultó no ser tan poquita cosa.

Evocación, elegancia en escena y en sus manos…aves que se enredan en el aire. Y ese vestuario, mar de flores, exotismo caribeño en el escenario.

Anoche…en un teatro de ensueño…acunados por el sueño que las musas recrearon en tu dulce garganta.

Y el hogar de la somalí Warsan Shire, oprimiéndonos el alma con los ecos de los fusiles que braman no demasiado lejos.

Claveles blancos cuajados de aplausos.

Gracias, Pasión Vega. Por tu arte y cercanía.




viernes, 4 de marzo de 2022

YA NO RECUERDO SU NOMBRE

 


HUMANOS

Humano.

 

Ante una Iglesia de San Froilán abarrotada de fieles celebrábamos el comienzo de la Cuaresma este miércoles de Ceniza a las 20 horas. Al final de la misma,  la cofradía del Santo Sepulcro  presentaba oficialmente su cartel de la Semana Santa con la hermosa imagen de la Virgen de la Luz.

 D. Guillermo Álvarez, el sacerdote celebrante, en una emotiva  homilía nos recordaba el ayuno, la oración, y la limosna, pilares cuaresmales  fundamentales así como  los orígenes de esa palabra que nos define: humanos. Ser humano. Una hermosa palabra cargada de matices. Dignidad  que ostentamos por obra y gracia del que nos diseñó para serlo. Tan relacionada con el término latín  humus, explicaba D Guillermo, tierra. La que nos configura desde nuestra existencia y nos espera para el descanso eterno. El terruño que provoca nostalgias y por cuya posesión se desencadenan cruentas guerras como la que nos encoge el corazón de esta vieja Europa tan herida. 

Ser humano. Nuestra seña de identidad, terrosos como el  útero de vida que nos alberga y alimenta, sobre la que proyectamos nuestras vivencias y sueños, los avatares de la vida, que es montaña sobre la que proyectar miradas y valle que recoge las lágrimas.  Sustancia  inherente a nuestra condición humana. Receptora del agua sanadora del cielo. Tierra fértil, patria de frutos y demás dones divinos. Escenario donde comenzó nuestra andadura humana:  el paraíso. El que siempre deseamos recuperar. Tierra de paz. Al Dios de la vida le pedimos que sea ella la que vuelva a reinar en todo rincón donde habite cada  ser humano.


ROMANCERO GITANO