viernes, 10 de noviembre de 2017

CARTA DE INVIERNO



Querido amigo:

Ya se que me has dicho que no te hable.
Que me has rogado que no te busque.
Que me has urgido para  que te olvide.
Pero es que los grillos me susurran repetidamente al oído tu nombre cuando cada noche camino por esta vereda bajo el cielo estrellado cuando salgo del trabajo.
Desde que te fuiste ya no acierto a recrearme contemplando las mimosas que se mecen en el árbol cuando paseo por la alameda del parque en el que me diste la mano por primera vez. Recuerdo la primera vez que viniste a buscarme. Cinco minutos por estar contigo lo merecen, me dijiste.
  Enredados, entre los brotes de los tamarindos,  adivino, bajo la  luz de las farolas, los posos de  aquellas miradas que me acariciaban cuando paseábamos enlazados haciendo proyectos que ninguno de los dos creíamos posibles alcanzar. Pero caminábamos desgranando sueños revoltosos que peinábamos acuñados por la brisa que nos regalaba la noche. Cerca de nosotros, el río discurría sereno.
Mientras recuerdo tus inexplicables silencios intento descifrar una vez más la razón por la que no he podido olvidarte mientras cavilo por que tú tampoco has logrado borrarme de tu recuerdo.
El desgranar de los días ha conseguido robarnos muchas cosas pero no ha borrado ni uno solo de los momentos que me legaste, los nombres que me prestaste o las vivencias que remontándote a lo más íntimo de tu alma quisiste compartir conmigo. 
No tengo demasiadas fotos. Nunca te gustó compartir reliquias ni fuiste amigo de obsequios materiales pero guardo entre mis más preciados bienes aquel bote de cenizas con las fotos de aquella mujer rubia que tanto significó en tu vida quizá por la dolorosa huella indeleble que te dejó a su paso.
Recuerdo la noche en que te fuiste, aquel olor a lilas que perfumaba la estancia vacía de muebles en la que nos dimos el último abrazo. Un abrazo que me supo a suspiro agonizante...como el amor que nos cobija y que se resiste a marchar...como esa enredadera erradicada que pugna por retozar rebelde mostrando sus verdes garras por cualquier lado del terruño.
Quisiera que ese jardín que cuidas con tanto esmero fuera la piel en la que yo habito. Que me mimaras, abonaras y cuidaras con el mismo esmero que acaricias las suaves flores de los jazmines que pronto asomarán en esta primavera prematura que amenaza con alterar el ritmo normal de las estaciones. 
Nosotros ya entramos en nuestro invierno.
Ayer peiné varias nuevas canas. Pero me resisto a disfrazar la verdad engañando al tiempo. Soy lo que soy y detesto la mentira, por eso siempre me costó encajar una parte de este amor que aún pervive pese a la distancia y el tiempo. ¿Será verdad que nos hemos querido? ¿O simplemente nos dejamos seducir por un sueño sin desenlace que nos endulzó como una quimera para que tu y yo hayamos podido soportar la hedionda herida que la rutina abrió en nuestros pechos sedientos de novedades?
Al declinar de mi vida quiero hacer recuento de las citas que planeamos y que nunca llegaron a producirse, aquellas escapadas deliciosamente perversas que nos llevaban a Paris para caminar cogidos de la mano a orillas del Sena. Conseguimos ir, pero separados por años y gentes que nos revelaron las delicias de la ciudad de la luz.
Mientras te escribo esta carta espero a que mi hijo venga a buscarme. Vamos al cementario. Su padre falleció ayer. Le quisimos mucho. Juntos hemos tenido una vida tranquila y apacible. En sus brazos hallé la serenidad y reposo que mi alocado temperamento necesitaba para vivir una vida de paz. La que nunca alcanzamos mientras estuvimos juntos.
Creo que esta será nuestra misiva número cincuenta desde aquella primera que me escribiste en la que me rogabas encarecidamente que no te hablara, ni te buscara y que te olvidara.
Ya ves que por enésima vez no te he hecho caso.
Cuídate mucho y no abuses del deporte. Ya no estamos en edad de hacer locuras aunque daríamos lo que fuese por hacer una juntos. Seguramente la última. Un guiño a esta juventud que ya nos abandona mi querido amigo.
Te quiero...no lo olvides. Siempre acaba escapándose este final revoltoso.

Tuya Violeta.



Violeta Stein Schindler

Benditos 16



Érase una vez cuatro jóvenes de 16 años llamados Ali, Dylan, Naima y Rober que se conocieron en un hospital. El motivo que les había llevado allí era desolador: los cuatro habían intentado quitarse la vida. Ali sufrió acoso a través de las redes sociales, Dylan se  sintió rechazado por su condición sexual, Naima se vio tratada como mujer objeto y Rober llevaba el,peso de la culpa por un accidente  provocado por él  que acabó con la vida de su hermano. Cuatro motivos distintos que les llevaron a una frustración existencial sin horizontes. Frente a un callejón que ellos vislumbraban sin salida la opción era abandonar este mundo por la puerta de atrás. Pero providencialmente los cuatro fallaron su intento. Conocerse en ese contexto, compartir sus miedos, angustias, tragedias e incomprensiones les hizo reconocerse como iguales en medio del dolor y recogerse mutuamente. La unión experimentada durante las terapias forjó unos lazos que sirvieron de urdimbre para evitar caídas posteriores.
La historia es el argumento de una obra titulada malditos 16 que hemos ido a ver esta semana con un numeroso grupo de bachillerato a Zamora. Durante la representación el silencio era sepulcral. Los actores, magistrales.que actualmente están de gira por toda la geografía española, hicieron un ejercicio dramático magistral. Y al final de la obra mantuvieron un coloquio muy interesante con los asistentes. Las cifras son escalofriantes. El suicidio Juvenil es la segunda causa de muerte En España . Las causas  muy diversas, pero tras ellas siempre se esconde el aislamiento y la falta de comunicación de los protagonistas del fatal desenlace.
Un aviso  para padres y educadores que debemos estar atentos ante la mínima señal de alerta. La adolescencia es un tiempo convulso y turbulento que debe ser apoyado, tutelado y suavizado por toda esa tribu que necesariamente se precisa para educar.
Al final de la obra uno de los actores, mirando fijamente a los chicos les animó a ejercer de adolescentes haciendo acopio de esa rebeldía tan propia de esta edad tan loca como deliciosa. Como delicioso fue oír sus risas, bullicios y cantos en el autobús cuando íbamos de camino .mientras a través de los cristales divisábamos el discurrir manso del Duero embellecido por los ocres del paisaje otoñal...

benditos 16....

miércoles, 1 de noviembre de 2017

DE PROFUNDIS



Las ausencias causan heridas indelebles. Nunca se cura uno del todo de ese tipo de dolor que causa la partida de un ser querido. Pero estamos diseñados para estar siempre mutando. Nuestra vida es un continuo tránsito con la maleta en ristre. Nacemos  mudando de estado tras abandonar entre lágrimas la placidez del seno materno. A partir de entonces todo es metamorfosis hecha de retazos a menudo dolorosos. Y es que el dolor está implícito en todo cambio y acompaña ese viaje movido que es nuestra existencia.
Toda pérdida supone un duelo que será directamente proporcional al afecto o vínculo que nos une con ese ser que ya no está en nuestras vidas. Cada partida nos prepara para nuestra propia despedida terrena.
En cierta ocasión una alumna excusaba una ausencia a clase haciéndome una confidencia.
Ayer no vine a clase porque se murió mi abuelo.
Solidarizándome con su tristeza  quise darle un abrazo que mitigara su dolor, que la reconfortara de lo que yo juzgaba una dolorosa pérdida. Pero ella confesó que no le unían fuertes lazos con el anciano. La adicción al alcohol de su abuelo le había mantenido separado de la familia y ella no llegó a conocerle demasiado
Profe, no pude llegar a quererle porque no se dejó, pero al fin y al cabo era mi abuelo.
Al instante un pequeño brillo de esperanza hizo bailar las pupilas de sus ojos.
Pensándolo bien si hoy tus ojos brillan, tu sonrisa resuena por los pasillos del instituto, compartes bocata con tus compañeros en los tiempos de recreo, y hablamos de ti en las evaluaciones cada trimestre cuando hay que poner las notas es en parte gracias a ese antepasado tuyo al que ahora estamos recordando. 
Podemos rezar por él. Al fin y al cabo era tu abuelo. Descanse en paz. Las almas de todos los fieles difuntos descansen en paz.



viernes, 27 de octubre de 2017

¿NO ES VERDAD?


Resultado de imagen de escena del divan don juan tenorio

No es verdad, ángel de amor
que en esta apartada orilla
está uno hasta la coronilla
de tanto gratuito horror.
Esta atmósfera que vaga llena
alejándonos de la tradición serena
y tanto fantasma a destajo
y tanto infausto colgajo
que se han sacado de la chistera
a golpe de calavera.

Por donde quiera que fui 
la razón atropellada vi
por esta solemne horterada
que llaman el Halloween

Llego a casa presurosa.
Paladeo serena el descanso
de verme libre de espantos
Y pienso en todos los santos
que habrán visto colmados sus anhelos
y estarán disfrutando el cielo.

lunes, 23 de octubre de 2017

DESAHOGO DE LO INCONVENIENTE

Resultado de imagen de bailar bajo la lluvia

Reproducir la vida a golpe de latidos locos.
Soltarse la melena danzando frenéticamente al ritmo de lo incorrecto.
¡Volar por encima de las propias conveniencias!
Mandar al diablo los cosés, las reglas y las etiquetas.
Desempolvar sueños y danzar con la escoba y el recogedor.
Reírse del vecino cuando sale del ascensor
Perder los minutos haciendo cualquier cosa menos la que se había previsto
Derrochar palabras colocándolas de cualquier modo menos del esperado.
Descolocar, desafiar, desentrañar, desbaratar, 
Quebrantar y vulnerar.
¿Será posible hacer todo eso sin dañar?
Retar al viento en duelo con el protocolo.
Reventar esquemas.
Esquilmar abundancias
Batirse en duelo con la rutina
Despedazar prejuicios.
Reinventar las cosas y hacerlas nuevas.
Vivir de nuevo pero de un modo distinto.
Acorde con los sueños que nos sustentan.

viernes, 20 de octubre de 2017

SUPERHÉROES MULTICOLORES



Cierro la puerta tras el timbre que anunció el comienzo de la clase.
Cincuenta minutos de intensidad.
Pareceres distintos y variados, diversos en su especie. Multicolores como las tonalidades de sus mochilas, el brillo de sus ojos, el timbre de sus voces, las insólitas y a veces delirantes maneras  de interpretar las imágenes y los mensajes  e incluso los motivos por los que  sus lágrimas asoman cuando algo les conmovió.
Diversidad en sentires y pareceres
Sorprendentes como la mano que trazó sus rostros y cuenta cada día sus cabellos que el viento ondula cuando salen frenéticos en busca de una libertad sedienta de movimiento tras largas horas de pupitre.
Por eso sus respuestas nunca chocan por descabelladas. Obedecen a la lógica de unos ojos que se asoman a la vida ávidos de respuestas y emociones. Perplejos ante los descubrimientos que les interpelan dentro y fuera de sus conciencias y cuerpos.
Hoy toca hablar de la misión al hilo del lema que el DOMUND nos propone para este año. Se valiente, la misión te espera.
Se que estáis felices. Hoy toca vídeo y os encantan los audiovisuales. Ls historia va de un misionero que visita la casa de un hermano cuyo hijo natural se encuentra celoso de la presencia de un pequeño hermanito que ha sido adoptado por sus padres. El niño adoptado es de color, lo que sugiere que pudo ser un pequeño al que el misionero buscó hogar en la casa de su hermano. Al final el misionero, un sacerdote con gran capacidad de diálogo logra convencer al niño de que sea un buen hermano mayor para el pequeño recién llegado. Y así será un auténtico superhéroe. Al final hace una reflexión que invita a que seamos superhéroes comunes en medio de la vida ordinaria.
Les pregunto qué les ha gustado más.
Y sus respuestas pues muy variopintas: un alumno asegura que sus padres son superhéroes cuando llegan a casa tras un fatigoso día laboral atendiéndole a él y a sus hermanos, otros que los misioneros lo son  teniendo que emigrar a países lejanos abandonando casa y familia, y un muchachillo menudo y de rostro angelical asegura que el mejor superhéroe es el que nos cuida desde el cielo.
Una niña tímida y a menudo silenciosa da con la misma  frase que yo habría elegido: no hay misión pequeña si el amor es grande.
Un buen lema para asumirlo y recordar que lo sencillo es semilla de eternidad como la que se asoma a los ojos de los dueños de esas mochilas multicolores.

Hasta la semana que viene....

 ¡creo que el timbre ya tocó !


lunes, 16 de octubre de 2017

CABALLERO DEL ASFALTO.

Resultado de imagen de un corredor con clase



Me pasó como una exhalación.
Raudo y veloz como una flecha que está a punto de dar en el blanco
Pero no me importó
En cualquier otro contexto me habría importado
Pero ayer no.
Minutos antes le había visto mirando hacia atrás. Y le juzgué con precipitación afeándole el gesto.
Pero me equivoqué.
Miraba hacia una mujer un tanto gruesa de mediana edad que apenas lograba acompasarse al ritmo de su atlético compañero.
Mi recelo hacia el atleta se tornó en simpatía al ver el gesto de solidaridad hacia la mujer que le seguía renqueante.
Continué la carrera reconfortada por el gesto que me reconciliaba un poco con el género humano.
Pero mi placidez se tornó desencanto cuando el corredor solidario avanzó con rapidez perdiéndose entre los participantes que corrían justo delante de mis ojos. Vana ilusión, ya no la esperó más. Al final le pudo la vanidad y el ansia de hacer un buen tiempo de carrera.
Hasta que me percaté de que estaba aprovisionándose de agua, dos botellas. Una vez en sus manos el atleta desanduvo el camino recorrido a golpe de zapatilla y voló veloz al lado de su compañera de carrera para asegurarse de que estuviera hidratada. Su porte y corpulencia me hablaban de un deportista experimentado con muchos kilómetros en su haber. Pero no le importó adecuar su pedigrí deportivo al de aquella mujer que le necesitaba. Su carrera era otra, y su meta en ese momento residía en cuidarla y asegurarse de que ella tuviera todo lo necesario para estar bien pese al duro esfuerzo que el evento deportivo requería.
Edificada proseguí mi pequeña gesta dominical con una sonrisa en los labios que prodigué a cuantos me animaron. Y al subir la cuesta de la catedral, en ese tramo que se me hizo eterno nuevamente apareció mi corpulento amigo
Me pasó como una exhalación.
Raudo y veloz como una flecha que está a punto de dar en el blanco. Pero no me importó
En cualquier otro contexto me habría importado
Pero ayer no.
Se había ganado su triunfo.
Me había rebasado un auténtico caballero.
Un caballero del asfalto.


Por un momento deseé ser aquella mujer..

viernes, 13 de octubre de 2017

LAS VENTAS, BARRIADA PÍA

Cuando leí aquel chascarrillo me descolocó.


Las Ventas barriada impía, que entre antiguas y modernas, más de trescientas tabernas y ninguna Sacristía. Pero bueno ¿a qué viene eso?. Luego descubrí que tal ripio fue seguramente hilvanado con anterioridad a su construcción.
Si. En el que fue mi barrio hay una Iglesia bien chula.

De estilo mudejar. Si lo sabré yo que allí está la pila bautismal donde recibí carta de naturaleza como hija de la Iglesia. Y en ese templo, de las manos de su párroco por entonces, D Virgilio, tomé mi primera comunión.
El templo es ciertamente desconocido pero no deja indiferente a nadie. Presenta empaque y una bella factura de estilo neomudejar que mezcla elementos románicos, góticos y musulmanes.
Amalgama de estilos en conjunción con la multiculturalidad poblacional del barrio. Además la construcción religiosa está aneja a la muy aristocrática  plaza de Juan de Austria - nombre del hijo natural de Felipe lV y la célebre cómica María Calderón - El pequeño  vivió hasta los nueve años en nuestra ciudad cuidado por  la ilustre dama leonesa Doña Brianda de Olivera. Pues bien, la semana que viene la parroquia está de fiesta por su 75 Aniversario y se han programado eventos varios para contentar a pequeños y grandes. El viernes que viene los jóvenes “Casa  Betania”rezarán juntos. Se trata de un grupo Juvenil que aúna a jóvenes de las parroquias que integran la Agrupación Parroquial San José integrado por Navatejera, Villaquilambre, Villasinta, San José, la Purísima y El Salvador. Así que vamos a rediseñar la coplilla:

Las Ventas,  barriada pía
a la que la próxima semana
nadie llamará profana
Pues andará de algarabía
Ya que su templo parroquial
Anda de júbilo celestial
celebrando eventos varios
Por su 75 aniversario
Y el último día.?
Pues habrá una Eucaristía!

viernes, 6 de octubre de 2017

UNA DE NO, POR FAVOR.




Santa María Magdalena, San Agustín, San Francisco de Asís cuya festividad celebrábamos ayer. Todos tuvieron en común una cosa:
  la adversidad. 
Fueron probados en contextos de situaciones límite. La vergüenza por un oficio muy poco respetable en el caso de la prostituta de Magdala, el hastío tras una frenética búsqueda como le sucedió al santo de Tagaste o las secuelas de la enfermedad tras combatir en una cruenta guerra que estuvo a punto de acabar con la vida del fundador de  la Orden franciscana. Todos ellos atravesaron difíciles pruebas que les hicieron recapacitar sobre la necesidad de un cambio de vida poniendo los ojos en su Creador.

A veces, cuando les observo dentro del aula pienso en la facilidad con que nuestro alumnado consigue todo cuanto desea. Con tan sólo un chasquido de dedos sus deseo se convierten en órdenes para los padres helicópteros que sobrevolamos sobre sus cabecitas para acudir presurosos a socorrer sus caprichos y vanidades. No es extraño que luego entornen los ojos cuando escuchan la palabra sacrificio como si de un vocablo desconocido se tratase.
En cierta ocasión lei que nuestros hijos deberían escuchar al menos un no. Es la mejor manera de desarrollar su tolerancia a la frustración. 

Y si se frustran alguna vez tampoco es una tragedia.

A menudo es en condiciones más adversas donde se fragua la reciedumbre que prepara los mejores frutos. Y si no que se lo pregunten a cualquiera de esos gigantes espirituales con los que comenzábamos a asomarnos a la ventana de hoy. Por eso...¡una de no por favor!

domingo, 1 de octubre de 2017

SOMOS VIP




Resultado de imagen de somos vip 



A menudo recelamos más de la cuenta.
Siempre les queda algo.
Mucho más de lo que pensamos.
Lo realmente importante cala en ellos y fructifica. Están diseñados para capturar la belleza y nutrirse de ella.
Por eso, aprovechando el descanso estival, reviso mi práctica docente y siempre decido comenzar de  nuevo cada curso de la misma manera.
Les recuerdo la parábola de la oveja perdida. Aquella que narra la historia de un pastor que como empresario era un desastre. Lejos de centrarse en criterios cuantitativos de productividad que aconsejarían tener contento a la mayoría, el zagal decidió  abandonar el rebaño para rescatar a una pobrecita extraviada que no debía valer gran cosa. La buscó incesantemente y olvidándose un poco del resto se afanó por recuperarla. Y una vez rescatada se la cargó sobre los hombros para incorporarla de nuevo al rebaño. No le importó recorrer caminos, emplear tiempo en su búsqueda, quedarse afónico de tanto gritar su nombre. Aquella ovejita era infinitamente valiosa. Única, irrepetible, insustituible. Como cada uno de esos alumnos y alumnas que se sientan detrás de nuestros pupitres. En especial aquellos que andan más despistados que el resto.
Ellos saben que es nuestro lema. Somos VIP. Very important person. Siempre esbozan una sonrisa cuando les hablo de esto en clase. Sonríen cuando les aseguro que quien les diseñó rompió el molde tras su nacimiento. Les encanta sentirse importantes.
Recuerdo aquella niña quebrada por una fuerte crisis adolescente. Después de una llamada de atención por haber  estado jugando con una cuchilla para atraer la atención de profesores y padres me miraba con ojos un tanto perdidos preguntándome. ¿De verdad que yo valgo profe?
Pues claro que si pequeña. Por ti Cristo derramó con un amor infinito hasta la última gota de su sangre. Todos somos VIP. Tú también.

viernes, 29 de septiembre de 2017

BUSCANDO RESPUESTAS


Eran enormes como estrellas. Claros como ventanas acabadas de limpiar. Sorprendentemente diáfanos y transparentes.
Interrogaban clamando respuestas. Y rogaban coherencia. Suplicaban referentes.
Aquellos ojos arrebatadores rogaban porqués.

De pronto alzó su mano y lanzó, de manera rotunda aquella pregunta.

Profe..¿.tú crees en Dios?

Confieso que me descolocó.

Pues claro  Gara. No podría dedicarme a esto si no tuviera fe. Sería profesora de cualquier otra cosa. Pero no de Religión 

Pensaba todas estas cosas mientras escuchaba a nuestro Delegado esta semana durante la Eucaristía previa al acto de entrega de la Misio Canonica. El envío que anualmente recibimos los profesores de la Diócesis de León para acudir a un Centro a realizar esta importante misión eclesial. Ellos saben que no somos profesores como el resto. Me lo decía una alumna en un cuestionario de evaluación inicial que les pasé esta semana. Me apunté a clase de religión porque los profes de esta asignatura sois pacíficos y nos ayudáis a dar sentido a muchas cosas.
Quizá andar siempre entre las cosas de Dios nos configure de alguna manera.
Enorme tarea y responsabilidad la que tenemos por delante.
Ellos claman coherencia y solicitan respuestas. 
Tarea difícil pues en la que implicarse. 

Contesté a Gara con una sonrisa y a su vez le hice la misma pregunta en la confianza que me brindó su espontaneidad.

.- ¿Y tu?¿Crees en Dios?

Nos confesó que aún lo  estaba buscando. Pero que la cercanía de un familiar que había fallecido le hacía plantearse interrogarse.

Espero que nunca se canse de buscar la Verdad. Al final seguramente sea la Verdad la que la encuentre.

Por cierto esta alumna Gara Jiménez ha sido noticia esta semana al convertirse en portada de Telva. Una leonesa internacional de hermosos y grandes ojos azules afortunada poseedora de un bello corazón en búsqueda.

martes, 26 de septiembre de 2017

ELEGÍA


Resultado de imagen de TIZA ROTA


Todos los finales deberían ser felices del mismo modo que todas las primaveras deberían ser eternas. No estamos preparados para el dolor. Escozor que quema las entrañas y secuestra el alma.
Veo tus ojos negros, vivarachos, sedientos de experiencias. Veo tus manos ávidas de apertura.
Soñabas con explorar universos y surcar horizontes al lado de tus alumnos al ritmo trepidante de esa fe ciega en todo y todos.
Una fe que no pudo alimentar tu esperanza. 
La esperanza que te abandonó.
Triste final envuelto en lágrimas de sangre que sirvieron de tálamo a tu desesperación.
Se fueron los colores que envolvían tus sueños.
Pero dejaste una estela de luz que venció la oscuridad que nos ha dejado tu pena.
Todos los finales son felices querida amiga. Y tu eres eterna. De ese modo fuiste diseñada.
Querida mentora, gracias por empoderarme.

viernes, 22 de septiembre de 2017

QUIERO VER A LOS MIOS


Decía Concepción Arenal , miembro de las conferencias de San Vicente de Paul, célebre activista feminista y visitadora de cárceles que la clave está en odiar el delito pero compadecerse del delincuente.

Pero yo quiero contaros aquella historia.

La conocí mientras desarrollaba un voluntariado en Proyecto Hombre. Me habían encargado redactar un escrito para evitar que un muchacho que había atracado en una gasolinera entrara en prisión por primera vez. Si el chico se avenía a someterse a un tratamiento de desintoxicación podría librarse de entrar en la cárcel.
Fue entonces cuando ella me contó algo sobre ese mundo de barrotes.
Justina, carmelita vedruna era bajita y tenía unos ojos azules vivarachos que parecían estar siempre sonriendo. Acudía varias veces a la semana al centro penitenciario donde todos la conocían y admiraban. Su labor consistía en escuchar y acompañar. Sólo con eso conseguía devolverles un poco de la dignidad perdida por años de tropelías y quebrantos.
Julio fue uno de aquellos presos que se le quedaron prendidos en el corazón. Traía una historia dura de consumo de drogas y un nutrido expediente delictivo en su currículum vitae.

.- Recuerdo la primera vez que vi a Julio - me contaba - Era incapaz de mirarme a la cara. Y cuando lo hizo vi en sus ojos un sufrimiento atroz.

Luego - proseguía su relato- nos fuimos conociendo y fue abriendo su corazón. La confianza fue aumentando.

 Justina a menudo le instaba a que mejorara sus hábitos de aseo.

.- Quítate esas barbonas - le decía. Y entonces Julio se pasaba la mano por la barbilla y bajaba la cabeza deliciosamente ruborizado.

Un día Justina enfermó. El corazón le jugó una mala pasada. La intervención fue larga y complicada y tras la anestesia la mujer deliraba diciendo con voz entrecortada "quiero ver a los míos ". Sus familia reforzó sus cuidados y desvelos ignorando que detrás de aquella expresión estaban los que ella consideraba su verdadera familia: los presos.

Una vez restablecida de la intervención le informaron de que tenía una visita muy especial. Un elegante muchacho enfundado en un flamante traje  y con un afeitado impecable. Acababa de salir de la carcel. 

Ya estaban aquí

Ya estaban aquí... los suyos.


viernes, 15 de septiembre de 2017

LA SONRISA DE LA TRISTEZA


¿Qué puede haber de bueno en una despedida?
Pues lo hay si esa partida deja frutos y presagia alumbramientos gozosos.
El pasado sábado despediamos a Isabel y Maripepa. Amigas Carmelitas misioneras que cierran casa y presencia en León para irse cada una a una punta de la península. La maternidad, colegios en Boñar, Santa Lucía. Mucho les debe nuestra Diocesis a esta congregación fundada por el Beato Francisco Palau y que cuenta entre sus miembros con más de 30 hermanas leonesas. Han sembrado de Evangelio nuestros pueblos. Esos pueblos que ven aligerarse las calles tras el éxodo estival. Y es que las  gentes quieren ciudad y bullicio. Quieren reunión y regazo como el de esta Iglesia Diocesana que acoge cada año la Semana de Pastoral. Esperado evento otoñal. Animada este año, como el anterior, por un lema claramente mariano. En cuanto tu saludo llegó a mis oídos la criatura saltó de alegría en mi vientre. Palabras que Isabel pronunció ante una Virgen peregrina que había acudido a su encuentro. Una Virgen en camino como nuestra advocación leonesa, que hoy celebramos. Imagen entrañable que reside en la Basílica del pueblo al que da su nombre. Un templo exaltado recientemente en el libro Virgen del Camino, enclave de misterios del escritor Isidro Cicero que asegura que sus muros albergan, entre otros enigmas,  un auténtico parque temático sobre el rosario.
En silencio una madre llora rota de dolor con el hijo entre sus brazos. Aún así en medio de su desdicha levanta su rostro maternal para esbozar una mirada que sabe a sonrisa .
El desgarro de la pérdida siempre acompaña a cualquier adiós por mucho que sepamos mientras agitamos sonrientes nuestros pañuelos al viento que ese alejarse será tan sólo un hasta pronto.

martes, 12 de septiembre de 2017

HUESOS




Andábamos acelerados aquella mañana.
Con las prisas no me quedó otra que dejar a Bogman sin su habitual hueso de desayuno.
A menudo me olvidaba de él. No era un bicho al que le hubiera tomado cariño. Con frecuencia se mostraba rencoroso y puñetero. Más de una vez se había tirado a morderme. Fue la idea de los niños del gueto la que le había salvado de la perrera.

.- ¡Adam! ¡Baja!

Irena Sendler había llegado más pronto de lo habitual.
El celo de mi amiga  por salvar a aquellos niños no tenía fondo. Cada día llegaba antes. Decía que era más fácil pasar desapercibido a primera hora entre aquellos gorilas alemanes.
Mi  preciosa y rubia amiga, enfermera polaca, se jugaba el tipo cada vez que entrábamos en el gueto. Parecía no conocer el miedo.
Pero tenía razón. El gueto hasta las diez de la mañana se veía desierto. Quizá guardando luto por las pérdidas del día anterior. Cada mañana una buena partida de judíos se embarcaba rumbo a Auschwitz en uno de aquellos trenes infernales.

Aquella mañana habíamos pensado llevarnos cinco niños: Marek, de tres, Leyla de ocho, Lukash de siete, Jarek de cinco y Alfred, que tan sólo contaba con dieciocho meses.
Cada día estaban más delgados. Cuando les tomábamos en brazos daba la sensación de estar recogiendo un montón de huesos hilvanados. Huesos como aquellos que Bogman tomaba cada día a primera hora del día.

Bueno, cada día excepto aquel...

Irena tenía apuntados todos los nombres de los que habíamos salvado. Guardaba celosamente la lista en un tarro de cristal escondido en el sótano de su casa.

.- Así algún día podrán volver con sus familias. Me decía esperanzada.

Me preocupaban especialmente Alfred y Marek, los benjamines del grupo. Los pequeños solían aullar cuando los metíamos en la ambulancia. No dejaba de ser un receptáculo oscuro, lejos del calor familiar. Encerrados con dos desconocidos en tensión y un fiero pastor alemán. Precisamente alemán...

Por eso la estrategia de pisarle el rabo a Bogman con fuerza para que ladrara tapando los aullidos de los niños estaba funcionando a la perfección.

Aquel día delos cinco sólo pudimos llevarnos a cuatro. La familia de Lukash había sido ya deportada. El pequeño Alfred dormía plácidamente cuando su madre nos lo entregó entre callados sollozos para no despertarlo.

No sé cómo pude olvidarme de atarlo

Subimos rápidamente al vehículo.

De pronto, una vez dentro el bebé comenzó a llorar, le siguieron Jarek y el pequeño Marek. 
Irena,como de costumbre buscó a Bogman para pisarle con fuerza el rabo pero el perro, libre de ssu ataduras habituales, se había refugiado bajo la guantera, en el asiento del copiloto. Degustaba con hambre  de muchas horas el contenido de una bolsa que yo había comprado y olvidado la noche anterior. Justamente la que albergaba su desayuno no consumido.

 El pastor alemán se deleitaba a esas horas recreándose con glotonería avariciosa en el disfrute de su hueso mañanero,





viernes, 8 de septiembre de 2017

EN UN TALLER DE CARPINTERÍA


La cosa empezó en un taller de carpintería
¿Les suena?
Los hermanos Isaac, Lucien y Preside se afanaban en tener todo listo. Les urgía terminar los primeros muebles para montar definitivamente la escuela. Corría el año 1918, mes de septiembre,  y habían conseguido alquilar una sencilla vivienda en la calle Alfonso XIII - hoy llamada la RÚA- , en el número 42 en la ciudad de León, muy cerquita del conocido y querido convento de las Concepcionistas. No había que comer, tampoco muchos muebles que ensuciar. Vivían de un modo muy sencillo y humilde pero les impulsaba la ilusión de enseñar. Pronto la vivienda reunió las condiciones dignas y los primeros niños y niñas comenzaron a llegar. Su fecha de apertura se produjo en la festividad de todos Los Santos. Hoy quienes se acerquen por allí pueden ver una placa donde se puede leer una inscripción que reza "En está casa se estableció el primer colegio marista".

Al siguiente año se decidió abrir una segunda escuela en la calle la Serna. Y será Veinticinco  años después cuando deciden trasladarse a la Calle Álvaro López Núñez donde se levantó un hermoso edificio lo suficientemente grande para albergar unas instalaciones donde el alumnado pudiera completar una espléndida formación espiritual, humana y académica con la necesaria práctica deportiva. Y fue fructífera esta apuesta por el deporte ya que el equipo juvenil de balonmano logró en varias ocasiones ser campeón de España lo que le llevó a ser varias veces distinguido como "Mejor Centro Deportivo" en la Gala del Deporte que cada año organiza nuestro Ayuntamiento.
Comienzos austeros que sin embargo devinieron en una institución que hoy es un referente educativo en la capital leonesa. Cada año aparecen en el ranking nacional entre los cien mejores colegios de España por esa fuerte apuesta en Innovación Educativa y por invertir capital humano y económico en una educación en valores.
Cien años se cumplirán pues este año de la presencia Marista en León con lo que tocará celebrarlo por todo lo alto.
Enhorabuena a toda la comunidad marista.

domingo, 3 de septiembre de 2017

UNA BODA DE CUENTO DE HADAS




Con cariño para mí prima Marina y su marido Pablo

La historia que os conté es cierta. Ambos son personas que conozco y que hoy permanecen unidos pese a los numerosos vaivenes que pasaron.

Quiero daros las gracias porque fue un día inolvidable en compañía de mi familia. Disfrutamos mucho de vuestra felicidad. Esa felicidad que irradiabais por los cuatro costados y que al desbordarse fue capaz de contagiarnos.

Ha sido una boda mágica llena de momentos inolvidables. Una lección de buen hacer donde hasta los más pequeños detalles fueron mimados con esmero.

Gracias por hacernos partícipes de vuestro pequeño universo de amor.

Os regalo la pequeña reflexión que escribí para vosotros.


Aquella pareja atravesaba  por una fuerte tempestad.
Cuando sus familiares y amigos conocieron los tristes hechos que iban a motivar su separación todas las voces les aconsejaban en el mismo sentido.
.- Dejadlo. Es incomprensible que sigáis juntos.
Pero ella no se resignaba.
.- Ha habido tanto amor entre nosotros. Y sigue existiendo - me decía- no puede haberse apagado.
Fueron fuertes vientos, casi huracanados los que pretendían acabar con la hermosa travesía que la pareja había decidido completar.
Pero en aquella barca viajaba un polizón que sabía que su unión era tan indestructible como el alma de los que la formaban. Los fieles amantes también lo sabían.
Él me lo decía un día.
.- Aquí siempre hemos sido tres. Mi mujer. Cristo y yo.
¿De modo que ese era su secreto?
Jesús es el polizón a bordo que achica el agua cuando la tempestad amenaza con hacer zozobrar la barca. Susurra palabras balsámicas en medio de la desazón que produce la rutina. Anima a pasar por alto , calándose las lentes de la comprensión , las pequeñas asperezas de la convivencia.
Es el mejor socio posible, como lo fue para Santos y Mari Carmen o para Belen y David. Y como lo sigue siendo para muchos de los que estamos aquí.
Si os mantenéis firmemente unidos a Él os dará un Reino de felicidad en el que el amor con mayúsculas será una constante más allá de la muerte.

Os deseamos una dicha celestial.

viernes, 1 de septiembre de 2017

AMANTES DE LA VIDA

Ambas amigas parecían muy unidas. Una de ellas era muy hermosa. Llevaba una gran pamela amarilla semejante a un sol dorado. Parecía una estrella de Hollywood. Se lamentaba de no tener suerte en el amor. Acababa de salir de un fuerte desengaño sentimental.

La otra mujer era dicharachera. Mantenía una sonrisa perenne. Le comentaba a su amiga la necesidad de deshacerse de una relación tóxica que la estaba deshaciendo el alma. 

En un momento de la conversación la mujer de la Pamela le hizo a su amiga la siguiente reflexión.

.- Aurora. Sufrimos porque estamos vivas. El amor es dolor. ¿Sabes por qué en medio de la adversidad somos capaces de mantener viva la esperanza? Porque nos hemos echado de amante a la vida.

Inmediatamente capturé la expresión y me propuse convertirla en lema personal.

Recién empezado septiembre y a las puertas del otoño regresamos a la rutina inmersos ya en la vorágine propia del inicio de curso. Con la cartera llena de proyectos personales. Tiempo de renovar vestuarios escolares y poner hogares a punto. Repletos de deseos e ilusionados ante un nuevo curso escolar. Nostálgicos ya de un verano que nos permitió reposo.Un verano en el que probablemente pudimos recrearnos en la contemplación  de paisajes .  Por cierto, hoy se celebra la jornada mundial de Oración por el Cuidado de la Creación convocada por nuestro Papa Francisco. Quizá sea buen momento para acordarnos de esa gran herida de fuego que ha sufrido nuestra Cabrera.

Este ha sido un verano marcado también por la tristeza del terrorismo en nuestras costas españolas. 

Pero seguro que a nuestra memoria acuden ahora también muchos momentos dulces con familia y amigos que hicieron inolvidable nuestro receso estival. Son los instantes de belleza los que siempre, aún en medio de las peores dificultades, nos acaban rescatando. En el fondo todos tenemos de amante a la vida. Por eso nos aferramos con tesón a ella. El nos diseñó de esta forma. A su imagen y semejanza. 

Feliz regreso amigos.

sábado, 26 de agosto de 2017

PUDOR




No dejes ni una sola abertura.
Blinda a conciencia.
No vayas a verterte dejando en cueros tu alma.
Maquilla con el dulce perfume del jazmín recién nacido las punzadas que desazonan tus minutos.
No rumies.
No caviles.
Abandónate en la sonrisa plácida que provoca ese cálido rayo de sol mañanero que se enredó en tu pelo e iluminó tu rostro.
Colecciona los instantes regalados dejándote embriagar por la belleza que albergan. Atesora recuerdos que te alimenten.
Y si quieres llorar escribe - te.
Deja bailar tus pensamientos al son del trino de ese pájaro que te acompaña.
Recupera sueños, recupera esencias, recupera el alma que vagaba herida.
Sal a captar la luz que Dios te envía.

domingo, 20 de agosto de 2017

DEAD JAZZ



Baby...¿qué he hecho?
Baby...¿qué he hecho.

El corazón se le iba a salir por la boca.
La mano ejecutora le temblaba con la agitación de una polilla que ha quemado sus alas en la bombilla de una farola.
Allí estaba Lee, su hombre, tendido en el suelo convulsionándose mientras la sangre emanaba a borbotones recorriendo con lentitud su camino mortal.
La macabra escena aparecía y desaparecía ante sus ojos iluminada intermitentemente por el neón de aquel letrero que rezaba "Slugs", el club de jazz neoyorquino.
Aquella noche Helen no tendría que sermonear  a su marido al verle nuevamente los párpados caídos tan característicos de Lee tras haberse hincado el fuego blanco en las venas. El pico de caballo, al contrario que a otros, a Lee le desbocaba.

Tras el disparo vino el desplome del músico de jazz. Y el impacto sobre el pavimento hizo que el estuche se abriera liberando la trompeta. El instrumento rodó por el suelo exhalando el último suspiro metálico.

Ahora que te empezaba a sentar la metadona todo nos iba a ir bien cariño...¿por qué tuviste que enredarte con esa zorra?¿que te daba ella que no te diera yo?...seguro que ella no hubiera hecho lo que yo hice para desempeñarte la trompeta que vendiste para darte picos.

Alguien le agarró fuertemente de los hombros. Helen no opuso resistencia cuando el policía le arrebató la pistola aún caliente. 

Mientras se la llevaban en la furgoneta blindada, el último destello de "Slugs" le devolvió el refulgente brillo metálico del alma del músico  que quedaba desparramada en el suelo entre notas muertas.