domingo, 31 de diciembre de 2017

EL BANQUETE





La estancia había sido dispuesta para el banquete. En la mesa, vestida con el mantel de encaje recién planchado brillaba la cuberteria recién pulida para el banquete navideño. La cristalería exhibía vanidosa un brillo imposible. La vajilla reposaba perfectamente alineada en paralelo con el resto del menaje. Una armonía prusiana que ensalzaba el gusto por la perfección de las  manos primorosas que estaban detrás del montaje de aquel impecable conjunto visual. Los futuros comensales entraban y salían como sin hacer ruido quizás contagiados por la frialdad de aquella perfección. De pronto alguien hizo sonar música desde un dispositivo. Los violines se hicieron con el aire y exhalaron su dulce perfume sonoro invadiendo de armonías melódicas el espacio. Fue entonces cuando mi hermaeno dijo: Eso está mejor. Aquel pequeño detalle había llenado de vida la estancia. Es la música que yo escucho cada año en mi casa tal día como hoy. Llevo haciéndolo muchos años. Dijo. Y el gélido ambiente se tornó entrañable.
A menudo son las pequeñas cosas, por insignificantes que sean,  las que hacen que todo cobre sentido. Una pequeña luz que en su poquedad aniquila la oscuridad. La tímida sonrisa que aquel camarero nos regaló al servirnos el café que iluminó la mañana, el abrazo de un alumno que se alegró de ver al profe, la mirada del anciano quebrado cuando ve entrar a su esposa por la puerta de habitación del hospital, el chiste ingenuo que llegó por whatsapp de aquel amigo al que creíamos perdido, la mano cálida que mi compañero posó sobre mi hombro cansado.
Tenues y tímidos regalos envueltos en la fragancia de la ingenuidad que escriben versos impregnando de lírica la prosa de nuestra rutina.
La novedad de lo pequeño que nunca cansa. Las naderías que conforman nuestra felicidad.
Regalemos pequeñeces, riamos por tonterías, guiñemos los ojos. Propongo para este nuevo año dar patente de corso a la insignificancia. No sería nada nuevo...hace aproximadamente dos mil años el mismo Hijo De Dios entregó su vida por los insignificantes. Si ellos estuvieran invitados al banquete serían los invitados de honor ¿Apostamos algo?

sábado, 30 de diciembre de 2017

EL ABUELÍN


El abuelín extendió  la mano abandonándola  a su suerte para dejar que colgara libre  más allá del borde de la cama.
Esto se acaba, dijo. En un par de días las campanadas que anuncian el final de mis días sonarán implacables en el reloj de la Catedral. Ellos celebrarán con júbilo el acontecimiento. Pero en mis oídos tocarán a muerto.
En torno al moribundo, 12 miembros de su familia con las manos cruzadas sobre el pecho, miraban, apenados al moribundo  asintiendo solemnes mientras el anciano mascullaba recuerdos azuzados por un inminente ocaso. La agonia de sus días traía aromas de nostalgia.
La pequeña Diciembre, benjamina de la familia tomó delicadamente la mano del viejecin entre las suyas. El anciano se estremeció. Aquella pequeña siempre acompañada de frío. No acababa de acostumbrarse al aliento gélido de la pequeña.
Abuelo, pero tu no te quieres que nos muramos no?
Pues no se que decirte hija. He vivido mucho y con mucha intensidad. De todo hubo. Lloré lo indecible con la enfermedad de mis hijos, rabié con las deslealtades de mis hermanos, dejè que la rabia campara cuando sufrí la injusticia. Ahora también  me arrepiento de haber hablado más de la cuenta.  Toda una vida intensa vivida en doce etapas. Infortunios y gratitudes. Dichas y quebrantos. Cal y arena. Crisis y Paz. Antónimos necesarios para avanzar y llegar a un final que antecede lo nuevo. Degustar neófita primavera, adormecer vivencias a la siesta del estío, cerrar los ojos para hibernar las pesadillas que nos atormentaron. Renacer y retoñar.  Otro año que espera para recibir sueños. Proyectos que por fin se llevarán a cabo. Nos vamos pero dejamos  la esperanza. Mientras los ojos se apagan renace La Luz. No llores niña, enjuga tus lagrimas, mejor reza por lo nuevo que comienza. Renace la vida.  Feliz despedida abuelin...ya viene pisando fuerte el relevo. 

sábado, 23 de diciembre de 2017

EL DISCURSO DEL REY

Queridos amigos:

Me vais a permitir que comience mi mensaje navideño anual acordándome de vosotros niños.

Los pequeñines de la prole que dentro de poco recibiréis en vuestras casas la visita de los magos de Oriente, los mismos sabios a los que yo conocí hace más de dos mil años allá por tierras de Belén. A vosotros quiero pediros que queráis siempre mucho a vuestros padres, no sólo ahora porque os miman y os hacen regalos sino siempre incluso cuando sean tan viejecitos que ni siquiera puedan abrazaros por falta de fuerzas. No olvidéis todo el cariño que estáis recibiendo de ellos.
Quiero también dirigirme a los enfermos 


que ahora me estáis escuchando desde vuestras casas, o postrados en la cama de un hospital. Sois mis predilectos sin duda. Esos dolores que os laceran  tiene mucho sentido aunque os cueste encontrárselo ahora.Ofreced vuestro sufrimiento para la reparación de  este mundo. Estoy a vuestro lado.
Estos días muchos de vosotros miraréis con pena los escaparates repletos de abundancia con la pena de no tener  ni siquiera hogar. Pensad en mi. En mi vida terrenal no tuve ni siquiera  donde cobijar la cabeza. 


De vosotros, pobres, es mi Reino. Reino de verdad y de justicia. Bienaventurados vosotros.

Por último deseo transmitir todo mi amor a vuestras familias



que son las mías. Vuestros hogares en los próximos días se verán colmados de risas y abrazos, de regresos y confidencias. Dejad que la alegria corra a raudales. No reprimáis la dicha de estar reunidos en torno a la mesa. Pasad tiempo juntos, sanad heridas, recuperad momentos, revivid instantes. La familia es cauce y bálsamo y aún en las peores circunstancias es el hogar natural donde nacemos y el seno que nos acoge a la hora de partir.

Para terminar sólo quiero deciros que os amo entrañablemente.

Dejadme nacer en vuestras casas. No tengáis miedo a este rey de corona de espinas, ya sabéis que mi reino no es de éste mundo y que sólo  estoy deseando entrar en vuestro corazón. Si reino allí tened por seguro que alcanzaréis la felicidad que tanto anheláis.
Es mi deseo que esta Navidad y que todos los días de vuestra  vida reine La Paz en vuestros hogares

Feliz Navidad.
JESÚS DE NAZARET.

sábado, 16 de diciembre de 2017

LIONA



La he visto defender su espacio con la energía de quien se sabe protegido por el altísimo. Con la dignidad del que bendice haber sido rescatado por la generosidad. Contemplo su rostro profundo, con cierto toque indómito quizá residuo de heridas atávicas. Rastros hindúes poblados de heridas y pena.Tenía doce meses cuando la adoptaron tras haber sido abandonada en las calles de una ciudad cualquiera del Estado de Orissa, al sur de la India. Siendo un bebé la dejaron tirada en medio de las calles, un hombre la recogió y la llevó al orfanato de Bashudara. Pronto una pareja generosa y ansiosa de ampliarse con la bendición de la paternidad se la trajo a León.
Es una alumna que estos días nos ha conmocionado con sus confidencias.

Ha querido compartir su historia con nosotros  aprovechando que en clase estábamos hablando del hinduismo, sus mediaciones, dioses, fiestas y costumbres .  Mientras les explicaba no pude evitar posar en ella la mirada que me deslumbraba  con un  brillo. Ojos hechos de noche y misterio.



Quiso traer una película a clase llamada Lion. Es  una cinta que cuenta una historia que en cierto modo es la suya. Basada en hechos reales narra la vida de  Saroo, un muchacho indio que vive en la extrema pobreza con su madre y su hermano en la ciudad de Calcuta. Con tan solo 5 años, se separa accidentalmente de su familia en una estación de tren y se pierde a miles de kilómetros de su casa.

Después de vivir durante algún tiempo en la calle y enfrentarse a numerosos desafíos, Saroo es adoptado por una pareja australiana, y crece  rodeado de una cultura diferente, lejos de sus orígenes. Veinticinco años después, el joven decide localizar a su verdadera familia, embarcándose así en un difícil viaje hacia su pasado.

No entiendo cómo no se dan cuenta de todo lo que tienen. Yo vengo de un sitio donde no hay nada. A mi me encontraron en la calle. Podía estar muerta. Y ellos parecen no valorar todo lo que tienen. Habla con pena mezclada de  melancolía 

Pues bien, nuestra liona sueña con volver a esas calles de la India que impresionan y embrujan. Sus padres,que además son fervientes creyentes católicos,  no la desaniman a que algún día  regrese a su tierra para abrazar sus raíces, unas raíces que no se han cortado pese a estar separada de su tierra natal. Que lejos están ellos ¿verdad niña de tierra?

viernes, 15 de diciembre de 2017

SUEÑO CREPUSCULAR



Aquella noche Charlie se vació de vida mientras de su boca emergían los sueños contenidos. A dentelladas se abrieron paso los gritos de una música torturadora y agonizante que ya ni siquiera cumplía su función de calmar desasosiegos. La fuente de paz se había secado. El tumulto interior amenazaba con adueñarse de él por entero haciéndole estallar en pedazos. Su música había dejado de ser bálsamo.

Así que buscó la huida acostumbrada, la ensoñación que le rescataba del quebranto. Pero esta vez decidió ponerse una dosis de adormidera más fuerte de lo habitual. Quería soñar despierto y juguetear enredándose en las plicas de las notas que volaban como ondas plagando de arquitectura armónica las paredes del local de jazz. No buscaba un final.

Aunque ella  se había ido. Por ello había que refrigerar el alma de su presencia, limpiar las fosas nasales de aquel perfume, restregar la piel a golpe de sonidos para borrar cualquier resto de  felinas caricias femeninas, librarse para siempre del embrujo implacable de aquella mirada.

Saxo y droga le rescatarían de la desazón que le había dejado su abandono.

Cuando  exhaló el aire para encerrarlo en la boquilla del instrumento sintió que con él se iban sus entrañas. Y salió por la campana del instrumento para liberarse estallando en fuegos multicolores.

A la mañana siguiente Laura le encontró muerto, tendido en el suelo, rodeado de confetis multicolores. Si. Era bird, como le llamaban a Charlie. Charlie Parker, alias bird, el más célebre saxofonista de todos los tiempos había muerto.

viernes, 1 de diciembre de 2017

DANDO CALABAZAS





Dicen que por las aulas pululan solo para invernar, dicen que ellos no estudian y pasan horas en puro tomar juran que algunos necios gastan dinero y no lo aprovechan y la Universidad así con todo no los echa. 

Hoy la felicidad me ha animado a arrancarme a ritmo de mariachis. Y es que he conocido una noticia que me ha llenado de gozo. Un grupo de alumnos de la Escuela de Ingeniería Técnica Agrícola ha hecho un proyecto solidario donando tres calabazas gigantes cultivadas por ellos mismos a los comedores de mensajeros de La Paz y a la Asociación Leonesa de Caridad. Pero además serán precisamente ellos como voluntarios quienes servirán esas calabazas a los usuarios. Pablo Pascual, el presidente de la asociación y promotor de la idea declaraba a la prensa lo siguiente:

En cuanto a la entrega de las calabazas a la Asociación Leonesa de Caridad y Mensajeros de la Paz, decir que los alumnos de Ingeniería Agraria consideramos (y nos motiva hacerlo) que estudiamos con la vocación de, algún día, contribuir a la labor de dar de comer al mundo, pero que mientras nos formamos para ello debemos ser universitarios concienciados con la realidad social de nuestro entorno. Entre tanto, con este gesto queremos apoyar el trabajo que realizan día a día entidades como la Asociación Leonesa de la Caridad o Mensajeros de la Paz, a las que agradecemos que nos hayan abierto sus puertas de par en par así como la importante labor que hacen", explica Pascual. 

   Bien pues Pablo, Alícia y Santiago fueron alumnos míos en el instituto Claudio SÁNCHEZ Albornoz y Juan del Enzina.

Pues para seguir cantando guitarrón en mano no más manitoooo....


Detrás de la hermana Sor Maria Jesús están
 Pablo y Alicia  hace tres años
cuando fuimos a visitar la Asociación Leonesa de Caridad
 junto con otro grupo de alumnos
del IES Claudio Sánchez Albornoz.

Si os interesa conocer la reseña de aquella visita podéis clickar en este enlace



http://marta-desdemiventana.blogspot.com.es/2014/06/carrilero-rompe-la-rueda.html?m=1

jueves, 30 de noviembre de 2017

YA PODÍA SER UNO DE MIS HIJOS



.- Pues tiene cara de buen chico
.- Lo es, lo es.
.- Y las que están delante que serán la madre y la hermana ¿no?
.- Supongo que serán familia si.
.- Pues estarán orgullosas...ya podía ser uno de mis hijos.
.- Bueno no desespere mujer, nunca se sabe.

Y mientras la conversación se producía pensaba en un amigo que tras quedarse viudo y despedirse de su trabajo en la banca, una vez criados sus hijos, ha decidido hacerse sacerdote. Las acompasadas voces de los coralistas del coro de la catedral de León me sacaron de mis pensamientos que huyeron embelesados tras las hermosas notas del Panis Angélicus. El ritual del sacramento del orden estaba llegando a su fin. Ya estábamos en el momento de la comunión.
No podía por menos conmoverme una vez más ante la belleza de la Liturgia católica. Miraba los rostros graves y solemnes de los sacerdotes, las hermosas dalmáticas de los Diáconos acompañantes, me recreaba en el deleite de una solemnidad dispuesta para recibir el Misterio. 
Un nuevo pastor estaba dispuesto a incorporarse al grupo de los elegidos para apacentar a las ovejas. Y el pastoreo de almas es ardua vocación que requiere fidelidad, templanza y gran dosis de paciencia. Guillermo, hombre sensato y templado,  es consciente de que la misión encomendada proviene de una vocación de héroes, pero también sabe que Dios no elige a los más preparados, sino que prepara a los que elige. 
“Te querrán cuando te necesiten y te olvidarán cuando no les hagas feliz, no obstante, da más de lo que puedas y entrégate sin reclamaciones”. Estos fueron los consejos del Obispo en los que exhortaba al nuevo presbítero a ser fiel pese a los sinsabores de su ministerio. 
Guillermo probablemente sabe todo eso. Pero juega con ventaja: ha descubierto  un enorme tesoro escondido que merece la venta de todas las posesiones terrenas. El Evangelio de Jesús de Nazaret. El amigo bueno que no quita nada y lo da todo.

viernes, 24 de noviembre de 2017

POR UN FAJO DE BILLETES

Entonces el francés sacó un fajo de billetes y se lo dio al policía. Luego agarró con fuerza la mano a la niña y se la llevó para siempre.
Yo gritaba impotente sin saber que decir mientras los viajeros que subían al tren contemplaban la escena curiosos.
El hablaba francés y yo no sé francés. Así que compensaba mi ignorancia gesticulando enérgicamente.



Aquel día Saosaw había sido vendida por su familia al turista. Se  la habían entregado  al guiri por una pequeña suma de dinero. Si hubieran podido enviarla a la escuela no tendrían que habérsela entregado. Allí, además de aprender se quedaban al comedor y la ración le servía de alimento para todo el día. Pero la escuela estaba muy lejos y Saosaw era una boca más en casa.


Pongamos que hablo de Saosaw

Mientras me contaba esta triste y real historia Sor Lucía clavaba en un punto incierto del infinito sus profundos ojos azules. Un rictus de desolación pobló su rostro a menudo pleno de jovialidad. Por eso ahora estaban recaudando fondos para comprar una furgoneta para la misión. Así nadie tendría necesidad de vender a ningún niño. La furgoneta suponía para muchos niños y niñas un salvoconducto de vida.


Es por ello que año tras año decidimos embarcarnos en un proyecto distinto pese a los quebraderos de cabeza que siempre traen consigo.  Este año, que hace su duodécima edición, los profesores de Religión Católica de la Diócesis de León colaboraremos con un centro de discapacitados llamado Mikomeseng en Guinea Ecuatorial impulsado y sostenido por las hijas de la Caridad de San Vicente de Paul. En mi Instituto Eras de Renueva los alumnos de Reli ya están derrochando imaginación haciendo  postales solidarias para vender entre profesores, parientes y amigos. El objetivo entre todos los centros de primaria y secundaria participantes es llegar a los 6.710 euros que requiere el proyecto y si rebasamos la cantidad el resto del dinero irá destinado a Caritas. Un reto y un ejercicio de solidaridad preparando este tiempo de espera que llegará este domingo. Pronto será adviento y entonces empezará el tiempo de preparación y esperanza

Me pregunto cómo pasará la navidad Saosaw…aquella niña que vendieron dos veces…


viernes, 10 de noviembre de 2017

CARTA DE INVIERNO



Querido amigo:

Ya se que me has dicho que no te hable.
Que me has rogado que no te busque.
Que me has urgido para  que te olvide.
Pero es que los grillos me susurran repetidamente al oído tu nombre cuando cada noche camino por esta vereda bajo el cielo estrellado cuando salgo del trabajo.
Desde que te fuiste ya no acierto a recrearme contemplando las mimosas que se mecen en el árbol cuando paseo por la alameda del parque en el que me diste la mano por primera vez. Recuerdo la primera vez que viniste a buscarme. Cinco minutos por estar contigo lo merecen, me dijiste.
  Enredados, entre los brotes de los tamarindos,  adivino, bajo la  luz de las farolas, los posos de  aquellas miradas que me acariciaban cuando paseábamos enlazados haciendo proyectos que ninguno de los dos creíamos posibles alcanzar. Pero caminábamos desgranando sueños revoltosos que peinábamos acuñados por la brisa que nos regalaba la noche. Cerca de nosotros, el río discurría sereno.
Mientras recuerdo tus inexplicables silencios intento descifrar una vez más la razón por la que no he podido olvidarte mientras cavilo por que tú tampoco has logrado borrarme de tu recuerdo.
El desgranar de los días ha conseguido robarnos muchas cosas pero no ha borrado ni uno solo de los momentos que me legaste, los nombres que me prestaste o las vivencias que remontándote a lo más íntimo de tu alma quisiste compartir conmigo. 
No tengo demasiadas fotos. Nunca te gustó compartir reliquias ni fuiste amigo de obsequios materiales pero guardo entre mis más preciados bienes aquel bote de cenizas con las fotos de aquella mujer rubia que tanto significó en tu vida quizá por la dolorosa huella indeleble que te dejó a su paso.
Recuerdo la noche en que te fuiste, aquel olor a lilas que perfumaba la estancia vacía de muebles en la que nos dimos el último abrazo. Un abrazo que me supo a suspiro agonizante...como el amor que nos cobija y que se resiste a marchar...como esa enredadera erradicada que pugna por retozar rebelde mostrando sus verdes garras por cualquier lado del terruño.
Quisiera que ese jardín que cuidas con tanto esmero fuera la piel en la que yo habito. Que me mimaras, abonaras y cuidaras con el mismo esmero que acaricias las suaves flores de los jazmines que pronto asomarán en esta primavera prematura que amenaza con alterar el ritmo normal de las estaciones. 
Nosotros ya entramos en nuestro invierno.
Ayer peiné varias nuevas canas. Pero me resisto a disfrazar la verdad engañando al tiempo. Soy lo que soy y detesto la mentira, por eso siempre me costó encajar una parte de este amor que aún pervive pese a la distancia y el tiempo. ¿Será verdad que nos hemos querido? ¿O simplemente nos dejamos seducir por un sueño sin desenlace que nos endulzó como una quimera para que tu y yo hayamos podido soportar la hedionda herida que la rutina abrió en nuestros pechos sedientos de novedades?
Al declinar de mi vida quiero hacer recuento de las citas que planeamos y que nunca llegaron a producirse, aquellas escapadas deliciosamente perversas que nos llevaban a Paris para caminar cogidos de la mano a orillas del Sena. Conseguimos ir, pero separados por años y gentes que nos revelaron las delicias de la ciudad de la luz.
Mientras te escribo esta carta espero a que mi hijo venga a buscarme. Vamos al cementario. Su padre falleció ayer. Le quisimos mucho. Juntos hemos tenido una vida tranquila y apacible. En sus brazos hallé la serenidad y reposo que mi alocado temperamento necesitaba para vivir una vida de paz. La que nunca alcanzamos mientras estuvimos juntos.
Creo que esta será nuestra misiva número cincuenta desde aquella primera que me escribiste en la que me rogabas encarecidamente que no te hablara, ni te buscara y que te olvidara.
Ya ves que por enésima vez no te he hecho caso.
Cuídate mucho y no abuses del deporte. Ya no estamos en edad de hacer locuras aunque daríamos lo que fuese por hacer una juntos. Seguramente la última. Un guiño a esta juventud que ya nos abandona mi querido amigo.
Te quiero...no lo olvides. Siempre acaba escapándose este final revoltoso.

Tuya Violeta.



Violeta Stein Schindler

Benditos 16



Érase una vez cuatro jóvenes de 16 años llamados Ali, Dylan, Naima y Rober que se conocieron en un hospital. El motivo que les había llevado allí era desolador: los cuatro habían intentado quitarse la vida. Ali sufrió acoso a través de las redes sociales, Dylan se  sintió rechazado por su condición sexual, Naima se vio tratada como mujer objeto y Rober llevaba el,peso de la culpa por un accidente  provocado por él  que acabó con la vida de su hermano. Cuatro motivos distintos que les llevaron a una frustración existencial sin horizontes. Frente a un callejón que ellos vislumbraban sin salida la opción era abandonar este mundo por la puerta de atrás. Pero providencialmente los cuatro fallaron su intento. Conocerse en ese contexto, compartir sus miedos, angustias, tragedias e incomprensiones les hizo reconocerse como iguales en medio del dolor y recogerse mutuamente. La unión experimentada durante las terapias forjó unos lazos que sirvieron de urdimbre para evitar caídas posteriores.
La historia es el argumento de una obra titulada malditos 16 que hemos ido a ver esta semana con un numeroso grupo de bachillerato a Zamora. Durante la representación el silencio era sepulcral. Los actores, magistrales.que actualmente están de gira por toda la geografía española, hicieron un ejercicio dramático magistral. Y al final de la obra mantuvieron un coloquio muy interesante con los asistentes. Las cifras son escalofriantes. El suicidio Juvenil es la segunda causa de muerte En España . Las causas  muy diversas, pero tras ellas siempre se esconde el aislamiento y la falta de comunicación de los protagonistas del fatal desenlace.
Un aviso  para padres y educadores que debemos estar atentos ante la mínima señal de alerta. La adolescencia es un tiempo convulso y turbulento que debe ser apoyado, tutelado y suavizado por toda esa tribu que necesariamente se precisa para educar.
Al final de la obra uno de los actores, mirando fijamente a los chicos les animó a ejercer de adolescentes haciendo acopio de esa rebeldía tan propia de esta edad tan loca como deliciosa. Como delicioso fue oír sus risas, bullicios y cantos en el autobús cuando íbamos de camino .mientras a través de los cristales divisábamos el discurrir manso del Duero embellecido por los ocres del paisaje otoñal...

benditos 16....

miércoles, 1 de noviembre de 2017

DE PROFUNDIS



Las ausencias causan heridas indelebles. Nunca se cura uno del todo de ese tipo de dolor que causa la partida de un ser querido. Pero estamos diseñados para estar siempre mutando. Nuestra vida es un continuo tránsito con la maleta en ristre. Nacemos  mudando de estado tras abandonar entre lágrimas la placidez del seno materno. A partir de entonces todo es metamorfosis hecha de retazos a menudo dolorosos. Y es que el dolor está implícito en todo cambio y acompaña ese viaje movido que es nuestra existencia.
Toda pérdida supone un duelo que será directamente proporcional al afecto o vínculo que nos une con ese ser que ya no está en nuestras vidas. Cada partida nos prepara para nuestra propia despedida terrena.
En cierta ocasión una alumna excusaba una ausencia a clase haciéndome una confidencia.
Ayer no vine a clase porque se murió mi abuelo.
Solidarizándome con su tristeza  quise darle un abrazo que mitigara su dolor, que la reconfortara de lo que yo juzgaba una dolorosa pérdida. Pero ella confesó que no le unían fuertes lazos con el anciano. La adicción al alcohol de su abuelo le había mantenido separado de la familia y ella no llegó a conocerle demasiado
Profe, no pude llegar a quererle porque no se dejó, pero al fin y al cabo era mi abuelo.
Al instante un pequeño brillo de esperanza hizo bailar las pupilas de sus ojos.
Pensándolo bien si hoy tus ojos brillan, tu sonrisa resuena por los pasillos del instituto, compartes bocata con tus compañeros en los tiempos de recreo, y hablamos de ti en las evaluaciones cada trimestre cuando hay que poner las notas es en parte gracias a ese antepasado tuyo al que ahora estamos recordando. 
Podemos rezar por él. Al fin y al cabo era tu abuelo. Descanse en paz. Las almas de todos los fieles difuntos descansen en paz.



viernes, 27 de octubre de 2017

¿NO ES VERDAD?


Resultado de imagen de escena del divan don juan tenorio

No es verdad, ángel de amor
que en esta apartada orilla
está uno hasta la coronilla
de tanto gratuito horror.
Esta atmósfera que vaga llena
alejándonos de la tradición serena
y tanto fantasma a destajo
y tanto infausto colgajo
que se han sacado de la chistera
a golpe de calavera.

Por donde quiera que fui 
la razón atropellada vi
por esta solemne horterada
que llaman el Halloween

Llego a casa presurosa.
Paladeo serena el descanso
de verme libre de espantos
Y pienso en todos los santos
que habrán visto colmados sus anhelos
y estarán disfrutando el cielo.

lunes, 23 de octubre de 2017

DESAHOGO DE LO INCONVENIENTE

Resultado de imagen de bailar bajo la lluvia

Reproducir la vida a golpe de latidos locos.
Soltarse la melena danzando frenéticamente al ritmo de lo incorrecto.
¡Volar por encima de las propias conveniencias!
Mandar al diablo los cosés, las reglas y las etiquetas.
Desempolvar sueños y danzar con la escoba y el recogedor.
Reírse del vecino cuando sale del ascensor
Perder los minutos haciendo cualquier cosa menos la que se había previsto
Derrochar palabras colocándolas de cualquier modo menos del esperado.
Descolocar, desafiar, desentrañar, desbaratar, 
Quebrantar y vulnerar.
¿Será posible hacer todo eso sin dañar?
Retar al viento en duelo con el protocolo.
Reventar esquemas.
Esquilmar abundancias
Batirse en duelo con la rutina
Despedazar prejuicios.
Reinventar las cosas y hacerlas nuevas.
Vivir de nuevo pero de un modo distinto.
Acorde con los sueños que nos sustentan.

viernes, 20 de octubre de 2017

SUPERHÉROES MULTICOLORES



Cierro la puerta tras el timbre que anunció el comienzo de la clase.
Cincuenta minutos de intensidad.
Pareceres distintos y variados, diversos en su especie. Multicolores como las tonalidades de sus mochilas, el brillo de sus ojos, el timbre de sus voces, las insólitas y a veces delirantes maneras  de interpretar las imágenes y los mensajes  e incluso los motivos por los que  sus lágrimas asoman cuando algo les conmovió.
Diversidad en sentires y pareceres
Sorprendentes como la mano que trazó sus rostros y cuenta cada día sus cabellos que el viento ondula cuando salen frenéticos en busca de una libertad sedienta de movimiento tras largas horas de pupitre.
Por eso sus respuestas nunca chocan por descabelladas. Obedecen a la lógica de unos ojos que se asoman a la vida ávidos de respuestas y emociones. Perplejos ante los descubrimientos que les interpelan dentro y fuera de sus conciencias y cuerpos.
Hoy toca hablar de la misión al hilo del lema que el DOMUND nos propone para este año. Se valiente, la misión te espera.
Se que estáis felices. Hoy toca vídeo y os encantan los audiovisuales. Ls historia va de un misionero que visita la casa de un hermano cuyo hijo natural se encuentra celoso de la presencia de un pequeño hermanito que ha sido adoptado por sus padres. El niño adoptado es de color, lo que sugiere que pudo ser un pequeño al que el misionero buscó hogar en la casa de su hermano. Al final el misionero, un sacerdote con gran capacidad de diálogo logra convencer al niño de que sea un buen hermano mayor para el pequeño recién llegado. Y así será un auténtico superhéroe. Al final hace una reflexión que invita a que seamos superhéroes comunes en medio de la vida ordinaria.
Les pregunto qué les ha gustado más.
Y sus respuestas pues muy variopintas: un alumno asegura que sus padres son superhéroes cuando llegan a casa tras un fatigoso día laboral atendiéndole a él y a sus hermanos, otros que los misioneros lo son  teniendo que emigrar a países lejanos abandonando casa y familia, y un muchachillo menudo y de rostro angelical asegura que el mejor superhéroe es el que nos cuida desde el cielo.
Una niña tímida y a menudo silenciosa da con la misma  frase que yo habría elegido: no hay misión pequeña si el amor es grande.
Un buen lema para asumirlo y recordar que lo sencillo es semilla de eternidad como la que se asoma a los ojos de los dueños de esas mochilas multicolores.

Hasta la semana que viene....

 ¡creo que el timbre ya tocó !


lunes, 16 de octubre de 2017

CABALLERO DEL ASFALTO.

Resultado de imagen de un corredor con clase



Me pasó como una exhalación.
Raudo y veloz como una flecha que está a punto de dar en el blanco
Pero no me importó
En cualquier otro contexto me habría importado
Pero ayer no.
Minutos antes le había visto mirando hacia atrás. Y le juzgué con precipitación afeándole el gesto.
Pero me equivoqué.
Miraba hacia una mujer un tanto gruesa de mediana edad que apenas lograba acompasarse al ritmo de su atlético compañero.
Mi recelo hacia el atleta se tornó en simpatía al ver el gesto de solidaridad hacia la mujer que le seguía renqueante.
Continué la carrera reconfortada por el gesto que me reconciliaba un poco con el género humano.
Pero mi placidez se tornó desencanto cuando el corredor solidario avanzó con rapidez perdiéndose entre los participantes que corrían justo delante de mis ojos. Vana ilusión, ya no la esperó más. Al final le pudo la vanidad y el ansia de hacer un buen tiempo de carrera.
Hasta que me percaté de que estaba aprovisionándose de agua, dos botellas. Una vez en sus manos el atleta desanduvo el camino recorrido a golpe de zapatilla y voló veloz al lado de su compañera de carrera para asegurarse de que estuviera hidratada. Su porte y corpulencia me hablaban de un deportista experimentado con muchos kilómetros en su haber. Pero no le importó adecuar su pedigrí deportivo al de aquella mujer que le necesitaba. Su carrera era otra, y su meta en ese momento residía en cuidarla y asegurarse de que ella tuviera todo lo necesario para estar bien pese al duro esfuerzo que el evento deportivo requería.
Edificada proseguí mi pequeña gesta dominical con una sonrisa en los labios que prodigué a cuantos me animaron. Y al subir la cuesta de la catedral, en ese tramo que se me hizo eterno nuevamente apareció mi corpulento amigo
Me pasó como una exhalación.
Raudo y veloz como una flecha que está a punto de dar en el blanco. Pero no me importó
En cualquier otro contexto me habría importado
Pero ayer no.
Se había ganado su triunfo.
Me había rebasado un auténtico caballero.
Un caballero del asfalto.


Por un momento deseé ser aquella mujer..

viernes, 13 de octubre de 2017

LAS VENTAS, BARRIADA PÍA

Cuando leí aquel chascarrillo me descolocó.


Las Ventas barriada impía, que entre antiguas y modernas, más de trescientas tabernas y ninguna Sacristía. Pero bueno ¿a qué viene eso?. Luego descubrí que tal ripio fue seguramente hilvanado con anterioridad a su construcción.
Si. En el que fue mi barrio hay una Iglesia bien chula.

De estilo mudejar. Si lo sabré yo que allí está la pila bautismal donde recibí carta de naturaleza como hija de la Iglesia. Y en ese templo, de las manos de su párroco por entonces, D Virgilio, tomé mi primera comunión.
El templo es ciertamente desconocido pero no deja indiferente a nadie. Presenta empaque y una bella factura de estilo neomudejar que mezcla elementos románicos, góticos y musulmanes.
Amalgama de estilos en conjunción con la multiculturalidad poblacional del barrio. Además la construcción religiosa está aneja a la muy aristocrática  plaza de Juan de Austria - nombre del hijo natural de Felipe lV y la célebre cómica María Calderón - El pequeño  vivió hasta los nueve años en nuestra ciudad cuidado por  la ilustre dama leonesa Doña Brianda de Olivera. Pues bien, la semana que viene la parroquia está de fiesta por su 75 Aniversario y se han programado eventos varios para contentar a pequeños y grandes. El viernes que viene los jóvenes “Casa  Betania”rezarán juntos. Se trata de un grupo Juvenil que aúna a jóvenes de las parroquias que integran la Agrupación Parroquial San José integrado por Navatejera, Villaquilambre, Villasinta, San José, la Purísima y El Salvador. Así que vamos a rediseñar la coplilla:

Las Ventas,  barriada pía
a la que la próxima semana
nadie llamará profana
Pues andará de algarabía
Ya que su templo parroquial
Anda de júbilo celestial
celebrando eventos varios
Por su 75 aniversario
Y el último día.?
Pues habrá una Eucaristía!

viernes, 6 de octubre de 2017

UNA DE NO, POR FAVOR.




Santa María Magdalena, San Agustín, San Francisco de Asís cuya festividad celebrábamos ayer. Todos tuvieron en común una cosa:
  la adversidad. 
Fueron probados en contextos de situaciones límite. La vergüenza por un oficio muy poco respetable en el caso de la prostituta de Magdala, el hastío tras una frenética búsqueda como le sucedió al santo de Tagaste o las secuelas de la enfermedad tras combatir en una cruenta guerra que estuvo a punto de acabar con la vida del fundador de  la Orden franciscana. Todos ellos atravesaron difíciles pruebas que les hicieron recapacitar sobre la necesidad de un cambio de vida poniendo los ojos en su Creador.

A veces, cuando les observo dentro del aula pienso en la facilidad con que nuestro alumnado consigue todo cuanto desea. Con tan sólo un chasquido de dedos sus deseo se convierten en órdenes para los padres helicópteros que sobrevolamos sobre sus cabecitas para acudir presurosos a socorrer sus caprichos y vanidades. No es extraño que luego entornen los ojos cuando escuchan la palabra sacrificio como si de un vocablo desconocido se tratase.
En cierta ocasión lei que nuestros hijos deberían escuchar al menos un no. Es la mejor manera de desarrollar su tolerancia a la frustración. 

Y si se frustran alguna vez tampoco es una tragedia.

A menudo es en condiciones más adversas donde se fragua la reciedumbre que prepara los mejores frutos. Y si no que se lo pregunten a cualquiera de esos gigantes espirituales con los que comenzábamos a asomarnos a la ventana de hoy. Por eso...¡una de no por favor!

domingo, 1 de octubre de 2017

SOMOS VIP




Resultado de imagen de somos vip 



A menudo recelamos más de la cuenta.
Siempre les queda algo.
Mucho más de lo que pensamos.
Lo realmente importante cala en ellos y fructifica. Están diseñados para capturar la belleza y nutrirse de ella.
Por eso, aprovechando el descanso estival, reviso mi práctica docente y siempre decido comenzar de  nuevo cada curso de la misma manera.
Les recuerdo la parábola de la oveja perdida. Aquella que narra la historia de un pastor que como empresario era un desastre. Lejos de centrarse en criterios cuantitativos de productividad que aconsejarían tener contento a la mayoría, el zagal decidió  abandonar el rebaño para rescatar a una pobrecita extraviada que no debía valer gran cosa. La buscó incesantemente y olvidándose un poco del resto se afanó por recuperarla. Y una vez rescatada se la cargó sobre los hombros para incorporarla de nuevo al rebaño. No le importó recorrer caminos, emplear tiempo en su búsqueda, quedarse afónico de tanto gritar su nombre. Aquella ovejita era infinitamente valiosa. Única, irrepetible, insustituible. Como cada uno de esos alumnos y alumnas que se sientan detrás de nuestros pupitres. En especial aquellos que andan más despistados que el resto.
Ellos saben que es nuestro lema. Somos VIP. Very important person. Siempre esbozan una sonrisa cuando les hablo de esto en clase. Sonríen cuando les aseguro que quien les diseñó rompió el molde tras su nacimiento. Les encanta sentirse importantes.
Recuerdo aquella niña quebrada por una fuerte crisis adolescente. Después de una llamada de atención por haber  estado jugando con una cuchilla para atraer la atención de profesores y padres me miraba con ojos un tanto perdidos preguntándome. ¿De verdad que yo valgo profe?
Pues claro que si pequeña. Por ti Cristo derramó con un amor infinito hasta la última gota de su sangre. Todos somos VIP. Tú también.