miércoles, 24 de febrero de 2010

Corrupción sexual de menores y promoción del aborto en Gran Bretaña desde los 5 años

Corrupción sexual de menores y promoción del aborto en Gran Bretaña desde los 5 años

By manifiestoporlavida

Artículo literalmente publicado en el blog Manifiesto por la vida:

La Cámara de los Comunes del Reino Unido se dispone esta semana a votar una legislación que pretende introducir un programa de educación sexual a niños de escuela primaria a gusto de los impositores de la ideología de género, a partir de los cinco años.
La ley está causando una amplia preocupación entre sacerdotes y laicos del Reino Unido, que la ven como una ulterior erosión de las legítimas libertades. Dado que muchas de las escuelas católicas son financiadas o mantenidas por el Estado, la ley también amenaza erosionar la identidad católica de estas escuelas.

La legislación –que un sacerdote calificó de “espantosa”, sería imperativa para todas las escuelas estatales, incluidas las escuelas confesionales con financiación pública–, pretende no sólo enseñar sexo y educación en relaciones (SRE) sino que incluye orientación y direcciones para abortar y otros servicios opuestos a la vida y la familia.
Los críticos afirman que las escuelas serían forzadas a enseñar SRE según los principios de “igualdad”, “diversidad” y “derechos”, lo que es interpretado por el Gobierno como que incluye el aborto, control de natalidad, homosexualidad y “un amplio abanico de prácticas sexuales”. También tendrán que examinar sus programas de SRE según los principios de la ley, y tener en consideración el programa de educación sexual del Gobierno.
El Gobierno insiste en que las escuelas confesionales tienen derecho a proteger su ideario, pero queda sin clarificar cómo el Gobierno ordenará a las escuelas confesionales aceptar su agenda de salud sexual. Grupos de defensa, como la Sociedad para la Protección de los Niños no Nacidos (SPUC), afirman que aunque las escuelas puedan adaptar “el modo en que se enseñan las cosas”, el Gobierno a pesar de todo insistirá en que todos los aspectos de SRE tendrán que ser impartidos en todas las escuelas.
“No puede haber duda de que el Gobierno usará la ley, si se aprueba, para promover el aborto en las escuelas –dijo John Smeaton, director de SPUC–. Los principios de la ley serán usados para asegurar que la propaganda pro-aborto domine el contenido de la educación sexual” “Igualdad” y “diversidad”, dijo, “serán usadas para suprimir la oposición al aborto” y la abolición del derecho de los padres a retirar a los chicos mayores de las clases de educación sexual, “asegurará que ningún niño deja la escuela estatal sin que su cerebro haya sido lavado con la mentalidad pro-aborto”.
Los padres pueden pedir retirar a sus hijos de las lecciones de SRE, pero una vez que sus hijos llegan a los 15 años no podrán hacerlo. Los críticos señalan que esta edad está por debajo de la edad legal de consentimiento en el Reino Unido que es de 16 años. Actualmente, los padres tienen derecho a retirar a sus hijos de las clases de educación sexual a lo largo de todos los años de la educación obligatoria, aunque quienes se oponen a la ley afirman que el proceso es “confuso”.

viernes, 19 de febrero de 2010

ALGUNOS AFORTUNADAMENTE LO TIENEN CLARO


Transcribo lo que me ha enviado Nacho por correo electrónico. Hay adolescentes que saben lo que quieren. Nuestro trabajo es sembrar para clarificarles las cosas.


Trabajo de un chico de 15 años sobre un capítulo del libro de Sabater “Ética para Amador”.

El capítulo se titula “tanto gusto” y habla sobre el placer corporal, que hay que dar satisfacción al cuerpo, que disfrutar nunca es malo mientras no se dañe a nadie. Que los que no dejan disfrutar son unos calumniadores y unos puritanos. Etc.

Él tenía que hacer un resumen del capítulo y después dar una opinión sobre él.

Mirad lo que ha escrito.

“Tanto gusto”

Resumen del capítulo

Existe una gran censura sobre todo lo que implica placer corporal y no reparamos en pensar que sin su satisfacción no hay vida buena. Disfrutar nunca es malo mientras no dañe a nadie, es lo que nos aleja de ser animales.

El sexo con fines únicos de procreación es por el contrario lo que nos aleja de lo humano. Hay gente a la que el placer no le gusta porque les distrae o gusta demasiado. Otros “disfrutan no dejando disfrutar”, ellos son calumniadores o incluso puritanos, para quienes lo bueno es lo que nos disgusta hacer y sufrir es más meritorio que gozar, lo que en realidad nada tiene de moral o ético.
Usar los placeres es también tener un control sobre ellos. El placer que mata no es placer, sino castigo. La templanza es el arte de poner el placer al servicio de la alegría.

Sabater cuenta que la gente que opta por la abstinencia desconfían de lo que les gusta. Otra advertencia es creer que siempre se goza a costa de otros ya que según se nos cuenta, este creer va por otro lado distinto al propio disfrute.

Mi opinión

Sabater no habla para nada de amor en el punto anterior, simplemente habla de sexo, de placer. Degrada el sexo, lo banaliza.
Creo que no es necesario tener sexo cada vez que te echas una novia para demostrarle que la quieres. Si quieres a alguien de verdad y la otra persona también te quiere, debemos respetarnos el uno al otro, nunca hacer sentir mal o culpable por haber decidido no tener sexo o haberte abstenido hasta el matrimonio. Hay muchas maneras de expresar amor a tu novia, sin llegar a tener sexo.
Elegir la abstinencia en el noviazgo te ayuda a saber si esa persona está contigo porque te quiere o si solo le interesada tener sexo. Alguien que te respeta de esa manera y es capaz de esperar al matrimonio para tener relaciones sexuales, es que de verdad te ama, y que eres importante para ella y que quiere pasar contigo el resto de su vida, sino a la primera discusión, a la primera discrepancia, a la primera de cambio, te dejará.
Que te abstengas durante el noviazgo, no significa no tener sexo nunca, sino esperar el momento adecuado. Si tienes relaciones sexuales por haber sido presionado, es muy probable que te sientas mal. Puedes dudar si tu pareja realmente te quiere ó solo busca sexo.
Cuando una pareja vive la abstinencia sexual, su comunicación es buena porque no se centran solamente en el placer, sino en la alegría de compartir puntos de vista y vivencias, además, sus conversaciones son más profundas.

martes, 16 de febrero de 2010

UNA DE "BAMBIS"


Soy profesora de Religión en un Instituto de Enseñanza Secundaria en la provincia de Valladolid, concretamente en Medina del Campo. El primer día de clase plantee a mis alumnos de 1º de la ESO cómo deseaban que trabajáramos en clase, los de 12 años siempre llegan un poco perdidos al Instituto después de salir del regazo del Colegio de primaria. Una pequeña morenita entornando los ojos desde la primera fila exclamó entusiasmada: “Marta, yo quiero pintar, me encanta, el año pasado recuerdo que pinté un bambi precioso”. Fijé la mirada intensa en sus redondos ojos claros esperando que saliera la sonrisa maliciosa. “Esta muchachita se está quedando conmigo- me dije –" pero nada más lejos de lo cierto. Ciertamente la idea de pintar le entusiasmaba. Estaba hablando con una niña en todos los sentidos.

El miércoles 10 de febrero la hora del recreo fue especialmente ruidosa e inquieta. Una alumna me preguntó si quería un preservativo, que los estaban repartiendo a la puerta. Nuevamente dudé de la veracidad de lo que me estaban contando. Pero era cierto, a la puerta del Instituto varias personas sacaban su mercancía repartiendo a manos llenos y de manera indiscriminada sus productos como si de primera necesidad se tratasen. El objeto de tal reparto no eran meros preservativos, sino unas cajitas de formato idéntico al de un medicamento: Precoitol de 20 mg. 1 comprimido de prevención y educación para evitar embarazos no deseados. También invitaba a visitar una página web: www.sumatealcero.com. En la parte inferior izquierda dos dibujos y unas siglas así como el nombre completo de los ideólogos del proyecto: Juventudes Socialistas de España. Dentro de la caja dos cajitas más pequeñas cuya apariencia externa es semejante a la de las tarrinas de mermelada que sirven en los desayunos de las cafeterías con el siguiente mensaje: Atrévete a cambiar las cosas. Afíliate (luego los alumnos de 1º de ESO me preguntaron qué significaba eso de afiliarse). Para completar la información un prospecto explicativo del que reseño algunas “perlas”: Indicaciones. Este medicamento está indicado para ser consumido por todo tipo de ciudadanos.

Especialmente los jóvenes. Absténgase de consumirlo aquellas personas para quienes la sexualidad sea un tema tabú. Posología: Abrir la caja, leer el prospecto y dejar de lado prejuicios y mitos respecto a la sexualidad, dándole importancia a la educación sexual y defendiendo aquellas leyes que se adaptan a la actualidad. Se pueden tomar todos los comprimidos que se deseen. Advertencia.: Es recomendable prolongar su tratamiento hasta que se solucionen todos los problemas relativos a una mala o nula educación sexual en jóvenes.

En ese momento sentí indignación y pena. Pensé en mis hijas, en el cuidado y esmero que procuro poner en su educación, sin evitar ningún tema pero adaptando todas las explicaciones a la medida de su evolución. Nadie sino un padre conoce bien a un hijo, su evolución, sus necesidades. Se dice que los padres tenemos derecho a estar informados y elegir cómo queremos educar a nuestros hijos como bien reza la Constitución española en su artículo 27.3 donde se recoge que los poderes públicos garantizarán el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones. Pues bien, ahí estaban estos “educadores” improvisados repartiendo estas cajitas a todo el mundo de 12, 13, 14, 15, 16, 17 y 18. Sin distinguir ni edades ni tamaños.

Pensé en los padres de mis alumnos que no sabían lo que estaba sucendiendo y que si alguien no les informa no podrán contrarrestar o al menos aclarar la ¿información? que habían arrojado sobre sus hijos. Así que les puse una única tarea: ¡¡Hablad con vuestros padres!! Enseñadles lo que os han dado y explicadles cómo ha sido. Ellos tienen que saberlo.

Denuncié el hecho al equipo directivo que parece ser va a tomar cartas en el asunto, y lo he pregonado a los cuatro vientos pensando en mis hijas, en mis alumnos.

Podrían decirse muchas cosas, extraerse muchas conclusiones sobre este engendro que pretende de una sola vez: educar la sexualidad de nuestros hijos, hacer publicidad subliminal de la píldora del día después y ganar afiliados a un partido político. Se trata de inocular a nuestros adolescentes un pensamiento único que no admite la diferencia: todos los jóvenes tienen que mantener las relaciones sexuales con quien quieran cuando quieran y desde la edad que deseen sin que a los demás seamos padres, educadores, o profesores deba importarnos. Al fin y al cabo lo que importa es fabricar ciudadanos correctos y uniformados hijos de lo políticamente correcto, deudores de un Estado paternalista símbolo de un progreso que no admite las fisuras de los carcas apolillados que defendemos una antropología basada en la dignidad de la persona y una educación sexual acorde con la evolución de la persona sin cosificar al otro, es decir, desde el amor. Por cierto, a la niña del bambi le dieron dos cajas y a una compañera suya bastante más desarrollada y de un curso superior cuatro.