lunes, 14 de mayo de 2012

MARÍA, ESA MUJER ESPECIAL




Todas las grandes ideas siempre surgen de vuestras iniciativas. La semana pasada un alumno de 1º de la ESO sugirió que estando en el mes de mayo deberíamos hacer algo. ¡Podíamos llevarle flores a la Virgen!(para que luego digan)


Y entonces la recordé a ella. Era finales de septiembre, yo me dirigía manojo de llaves en mano a conocer el que sería mi departamento de Religión en mi nuevo Instituto. Abrí la puerta y entonces la vi a Ella, su cara serena parecía decirme, tranquila, no estás sola, apoyos los que quieras (con María las cosas siempre son así, ella te las hace fáciles).


Se trataba de una bella imagen que estaba colocada en una esquina del Departamento después de que se cerrara la capilla del Instituto. Según me contaron estuvo en varios sitios de peregrinaje antes de arribar en el Departamento del piso de arriba (no hallaba posada en ningún otro sitio, la historia se repite ¿verdad?). Pues bien, ahora un alumno nos brindaba la oportunidad de proporcionarle una compañía más que grata: la compañía de los alumnos de "Reli" del Ies Núñes de Arce.
Así que durante la clases de 2º B y C de la ESO decidimos hacer el traslado de manera solemne como no puede ser de otra manera tratándose de una imagen de Nuestra Madre. Con verdadera unción y respeto dos alumnos la portaron a hombros y muy silenciosamente por el pasillo del Instituto (los demás alumnos estaban en clase) mientras el resto de los compañeros seguían a la comitiva en silencio. Un alumno trajo un pequeño ramo de rosas y lilas (son del jardín de mi abuela, me las dejó cortar porque eran para la Virgen si no ¡ni loca!).



Se que algunos rezásteis, se que otros os emocionasteis, se que la profesora que nos acompañó estaba gratamente sorprendida de ver de lo que sois capaces cuando queréis. Al final, ya en la clase, y con la Virgen acomodada, rezamos una oración, concretamente una de las flores a María, la que tocaba ese día era la margarita. Luego le brindamos un aplauso a María, a los compañeros, a vosotros.



Ahora todos estáis encantados de tenerla en clase. Comentáis que estamos muy bien acompañados, y alguien me pedía que no la traslademos cuando acabe el mes de mayo (su nueva ubicación en principio es povisional porque la imagen es muy grande y la clase es muy pequeña, pero Dios dirá.) Uno de vosotros le ha traído un ramito de calas para ponerlo en sus manos.

¡Gracias por seguir dándome argumentos para creer en vosotros!



¡Gracias Madre por haber sabido tocar los corazones de estos chicas y chicas estupendos!.



¡Cuídales.... a todos!