miércoles, 14 de julio de 2010

Con Dios...









Me voy de descansito unos días a la playa. Pero me llevo a Dios y a mis amigos y familia en el corazón. Unos consejitos de Ecclesia para este verano en tanto en cuanto volvemos a la carga:




1.- Dialoga con Dios: El siempre te escucha.

2.- Cuéntale penas y alegrías: ábrela la puerta de tu vida.

3.- Descansa, pero no te abandones.

4.- Vive alegre: se necesita gente optimista.

5.-Demuestra con tu vida que Dios no es triste.

6.- Habla de Dios con tu familia y con tus amigos.

7.- Ayuda a otros a encontrar el camino de la fe.

8.- Donde quieres que estés, no dejes nunca la Eucaristía dominical.

9.- No te centres en ti mismo: sé útil a los demás.

10.-El Evangelio es un libro pequeño: llévalo en tu maleta y úsalo.

Un rato de buena lectura te ayudará a evitar unas vacaciones inútiles. El secreto para tener un “corazón que entienda” es formarse un corazón capaz de escuchar. Y esto se consigue con la lectura reposada. Procura cada día que una frase del Evangelio te guía a lo largo de la jornada.