domingo, 10 de mayo de 2015

DE CINE, SUEÑOS, CORAZONES Y EMBELLIDAMIENTOS



Siempre me ocurre lo mismo cuando leo la convocatoria.
Este año tranquilita Marta.
Ya está bien de meterse en "fregaos". 
Y me acuerdo de aquel sacerdote que se reía cuando le contaba mis andanzas y me decía:

.- ¡Marta!...lo próximo tuyo va a ser meterse en el club de paracaidistas viudas.

Bueno ¡nunca se sabe D. Manuel!¡nunca se sabe!
Bromas aparte...este año costó meterse en harina.
Pero los alumnos de Bachillerato prometían así que me embarqué, los embarqué, nos embarcamos y ¡navegamos!
Y llegamos al puerto del triunfo. ¡Sí, allí estaban ellos!¡orgullosos de si mismos!, activos, ilusionados, seguros de estar representando a vuestro Centro ¡el vuestro y mío!¡el Bellido!.

Comenzaba la jornada con un autobús madrugador repleto de expectativas y sueños.
Llegamos pronto a los Cines Callao, en pleno centro de Madrid, míticos por aquello de ser los primeros que estrenaron el Cine sonoro. Y allí estaban los organizadores con la mejor de las sonrisas. 
Rápido a realizar la entrevista y un posado ante la cámara. Espléndidos los alumnos con una naturalidad sorprendente.

Luego al entrar en el recinto fue sobrecogedor verlo a rebosar ¡más de 600 personas!. Los presentadores comenzaron con fuerza y humor halagando la participación y concurrencia. El motivo no era otro que el hambre en el mundo. Un festival que comenzó hace 6 años en Cataluña y que nos urgía en ese momento. Pues claro que sí!. Ese es el motivo y no otro así que a centrarse y que las ramas no nos impidan ver el bosque. Salgamos de nuestro umbral de comodidad y miremos alrededor, reflexionemos, y no nos quedemos en la superficie de las cosas.
Y cuando nos nombraron allí subisteis alambrada en ristre (milagro conseguir colarla en el recinto, pero hubo suerte y buena voluntad por parte de la organización) y leisteis el discurso con la soltura del que tiene tablas mientras cada uno deba la vuelta a la letra que tenía asignada y que formaba el nombre de nuestro Instituto:
 B de Bravo
 E de elegantes
 L de logro, 
 L de Luz,
 I de Ilusión, 
 D de Dignidad, 
O de originales ¿o acaso no sorprendió vuestra performance? BELLIDO.
A mi lado alguien derramó una furtiva lágrima. Provocasteis ilusión y renovasteis esperanzas. No lo dudeis.

Y luego el guitarrista, y el danzarín indio que nos hizo bailar a todos.

 Muchos no habíais estado en Madrid, claro, como que estábais esperando a recibir un premio para hacerlo, con categoría por la vidad ¿verdad?
Otros habíais dudado mucho antes de decidiros. Hay mucha gente que piensa que sois de los que siempre acabais liandola. Si hubieran visto por el agujero de la cerradura lo que yo vi: vuestro entusiasmo infantil, el cariño con el que tratabais a vuestros compañeros, los grandísimos ojos de asombro con los que mirabais la grandiosidad de la capital, la felicidad ingenua con que contemplabais esos rincones que tanto salen por la tele: vimos a Anne y Ramón García en el balcón de la puerta del sol celebrando las campanadas, a los seguidores del Madrid y del "Aleti" bañándose en sus respectivas fuentes talismán, a los Reyes presidiendo un concierto a cargo de la Guardia Real ante la mismisima presencia de los Reyes de España. Soñamos tanto...
Pero por un día las estrellas éramos nosotros, Esa familia Bellido emigrada provisionalmente  a la Capital para recibir un premio: el premio al Clipmetraje más comentado de España categoría Escuelas. Pero también el premio a la concordia, al compañerismo, al buen hacer de un Jefe que sabe serlo y se entrega con pasión a la tarea de educar, a las familias que hacen esfuerzos imposibles para que sus hijos sean felices a costa de apretarse el cinto, a todos esos profesores que día a día de forma anónima luchan por demostrar a la sociedad que pueden depositar la esperanza en vosotros. Quizás estos últimos sean los verdaderos premios, que no necesitan alfombra roja pero realmente contribuyen a desalambrar muchos corazones de prejuicios. Ahora a seguir adelante. Hay muchas cosas que hacer, el espectáculo debe continuar así que todos a sus puestos. El film estará basado en una historia real: ¡luces, cámara, acción!