lunes, 30 de noviembre de 2015

DIGNIDAD Y POBREZA





   Los pobres no tienen Religión.
   Son pobres y ya está.
   ¿Por qué vamos a preguntar de qué color es el que organiza un proyecto para ayudarles?¿Qué confesión le "motiva" a cometer esa fechoría?¿Qué conciencia pretende lavar empleando su tiempo libre en ayudarles?    ¿Qué tanto pretende apuntarse cuando defiende tal proyecto?
    Estamos llenos de prejuicios. Lavamos nuestra narcotizada conciencia "echando balones fuera" mirando con lupas las iniciativas que nos ofrecen. "No son de fiar" así que mi dinero se queda mejor en mi confortable bolsillo que allí produce para mi y los míos - por ese orden -
    Nos contaminamos de la inactividad de esta sociedad que parece no conmoverse por nada ni por nadie.       Bueno miento, sólo nos conmovemos cuando tenemos los muertos a la puerta de casa aunque la conmoción sea flor de un día o una semana. Son muertos respetables de nuestra conocida civilización occidental.
    Pero los pobres forman parte de la estampa diaria. Se mimetizan con el mobiliario urbano. Le dan un toque humanista a la puerta del supermercado. Son un clásico matutino cuando llevamos a los peques al cole. Muchas veces les esquivamos con la mirada cuando sus gestos de pena nos interpelan e incomodan.
    Por eso me sorprendió tanto cuando me dijisteis que no conocíais a ningún pobre. Llegué a dudar de que por esas tierras fuera una rara avis en especie de extinción.
    Difícil mover conciencias cuando ni siquiera sabemos de qué estamos hablando.
    Así que planteé las cosas reflexionando sobre las condiciones que vosotros estimábais  debe reunir un ser humano para ser calificado como pobre en su especie:  Vuestras respuestas fueron buenas: falta de sanidad y educación si no estamos hablando de España, falta de alimentación, ausencia de agua, electricidad. Son los pobres de solemnidad, los que se encuentran por debajo del umbral de la pobreza. Hoy en día más de 12,8 millones de personas en España se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión.
     Entonces la pequeña muchachita rubia del fondo puso el dedo en la llaga: ausencia de dignidad, eso también caracteriza a un pobre.
    ¡Muy bien Silvia!. Pero la falta de dignidad la propiciamos nosotros con nuestra actitud hacia ellos.
   
    Y recordé la anécdota que me contó una alumna - pongamos que hablo de Jessica -  aquella morenita de ojos verdes de Medina. Paseando por la vallisoletana calle de Santiago un viandante despistado le dió una patada a un pequeño vasito que contenía la "recaudación" del día de una mendiga callejera.
Jessica y sus padres acudieron prestos a recoger las moneditas. La viejecita agradecida se apresuró a darle un euro a Jessica que se resistía a aceptarlo. Pero uno de los progenitores le dijo: ¡Tómalo! Es un regalo

     Eso fue darle dignidad a aquella transeúnte que sintió su alma llena de gozo al ser tratado como una "igual". 

Eso es darle dignidad al pobre.

Mirarle a los ojos cuando nos inclinamos para darle una moneda, pagarle un café, y por qué no, tomárselo con él para interesarse por sus cosas.

     Es una simple cuestión de justicia. De alguna manera se lo debemos.

     Todo esto surgió con los alumnos de cuarto de ESO a última hora de hoy. Presentábamos el Proyecto de Colaboración que los profesores de Religión de la Diócesis promovemos cada año con un país de África. Este año colaboramos con Kananga en la República Democrática del Congo. Se trata de ayudar un Dispensario Nutricional para niños, adultos y enfermos de Sida regentado y animado por la Comunidad de Carmelitas Misioneras. Estoy segura de que vuestro silencio cuando mirábais el vídeo del Proyecto era un silencio reflexivo y productivo. Nunca defraudáis. Nunca.
Gracias querid@s alumn@s.

     Resistid los envites de esta saciedad de consumo. Mientras sigáis despiertos estaréis a salvo. 

domingo, 29 de noviembre de 2015

MY FAVORITE THINGS



Una rebeldía al día contribuye a vivir con alegría.
El grito de guerra de libertad cotidiano.
El pequeño triunfo frente a la rutina.
Cambiar el itinerario al trabajo para despedirse de las últimas hojas otoñales aunque el trayecto sea mucho más laaargo.
Tomarse un "cafelito" a media mañana con tu marido en una terraza en pleno mes de noviembre dejándote acariciar por un sol inesperado
aun cuando las montañas de ropa hayan tomado el salón.
Escribir a ese amigo que se fue aunque no para siempre o llamarle si se tercia para conocer cómo le va.
Leerle un cuento a tu hija con una dramatización digna de un drama shakespiriano
Escuchar un podcast de música a la carta dejándote de sorprender por la belleza
Irse de compras con una glamourosa amiga descubriendo las últimas novedades cosméticas del mercado 
Cantar en el ascensor cuando vas sola, incluso dar unos pasitos de baile arriesgandote a que se detenga bruscamente.
Echar al aire un corte de manga, burlarse interiormente de quien te agrede, ignorar a quien pretende herirte.
Escuchar New York New York corriendo por la Candamia en soledad sonora.
Recrearse en los recuerdos para no perderles de vista y esponjar el alma.
Saltarse alguna norma...aunque sea un poquito sin ofender a nadie.
Son aquellas pequeñas "diabluras" que le dan respiro y color a la vida
¡Tan necesarias y humanas! 
Una rebeldía al día contribuye a vivir con alegría.
¿La mía de hoy?....escribir esta entrada aunque me arriesgue a que la leas...y me descubras ;-)



viernes, 27 de noviembre de 2015

DE PROFUNDIS


¡Tu no tienes miedo ni a la Guardia Civil!

Desde el lecho fúnebre resonaban en la cabeza de la finada Benita aquellas palabras del Sr. Carralero, Gerente de la Empresa Autocares Nieto S.L.,donde ella había trabajado como taquillera en un mundo masculino.




¡Cómo le hubiera gustado contarle esto al cretino de la funeraria que le estaba hurtando la sortija de pedida mientras le amortajaba! Sus ojos bizcos lucían libidinosos ansiando dar cuenta del botín post morten.

Y a su cabeza acudió Antonio. Siempre que le evocaba se embriagaba del suave aroma de lavanda que perfumó aquel primer beso a los pies de la Cascada Cola de Caballo. Lamentaba haberse reído de él cuando le oyó cantar aquella canción sobre unos serenos ojos verdes dedicada a ella. Su voz era ciertamente atronadora. Quiso reir pero sus músculos faciales no le respondieron Su sentido del humor no iba a fallarle ni en su propia muerte. 

Y para más inri alguien había colocado entre sus piernas un caldero de cinz para recoger el agua que caía de una vieja gotera. Aún después de muerta hay cosas que claman al cielo ¿No hubiera sido más fácil cambiarle de sitio?. A ella no le hubiera importado. No era cosa de ponerse quisquillosa a estas alturas de la muerte. Pero no, El intelecto brillante nunca fue un distintivo de sus parientes. Plantarle el caldero y fuera. Digno de un filme de Berlanga.

En fin el agua de la gotera quizá regara sus angostos narcisos si la buena de su hermana Ramona tenía a bien emplearla para tal fin. O tal vez se la dieran a beber a los gatos. En fin ¡allá ellos!

 Aunque bien mirado no le importaba que el agua de la lluvia empapase aquellos horribles zapatos de polipiel para octogenaria que le habían enfundado para entrar en el inframundo. Siempre había sido una mujer coqueta y exquisitamente cuidadosa en la elección de su vestuario y complementos. Su porte y estilo chocaba con el aire pueblerino que caracterizaba a las mujeres de su aldea. Pero esta panda de depredadores que sólo querían su herencia no anduvieron con miramientos. Como fuera verdad que los espectros pueden volver a saldar deudas se iban a enterar esos bellacos.

 Lentamente fue dejando de escuchar el murmullo de voces que desgranaban plegarias por el eterno descanso de su ánima, el cura del pueblo echaba un responso con voz pausada. De pronto  creyó percibir un eco celestial que entonaba una vieja canción que escuchaba desde niña:"¡Viva la montaña viva!¡Viva al pueblo montañés!!Que si la montaña muere...!". Si. Aquel era su himno...la montaña la esperaba. ¡¡Al diablo los vivos!!

miércoles, 25 de noviembre de 2015

EN UN JUZGADO DE LO PENAL






   Hoy recordé aquella escena que viví siendo estudiante de Derecho en un Juzgado de León. Era un Juzgado de lo Penal. Presidía la Sala una Jueza, tanto el Ministerio Fiscal como la Acusación particular, secretaria y abogada defensora eran mujeres. La agente judicial que se ocupaba de la logística en la Sala era también fémina y féminas eramos también la mayor parte del alumnado que asistíamos como espectadoras a la causa. No recuerdo la petición de la acusación ni de la Fiscalía. Pero sí recuerdo los personajes que componían la escena.

   La mujer con las manos asidas a la altura de su barriga, pelo corto, aspecto un tanto descuidado, cabizbaja, avergonzada ante una situación para la que no estaba preparada: tener que desgranar las miserias ante un grupo de desconocidos tiene que ser ciertamente duro.

    Al otro lado de la sala, estaba él con gesto ceñudo, arrogante y airado. Las manos fuertemente entrelazadas a la altura de la espalda en clara actitud de superioridad altiva y colérica: su pareja. Recuerdo la cara de aquel hombre enrojecida por la ira perenne que probablemente hacía tiempo no borraba de su rostro. Un  rostro que exhibía triunfante como recién salido de una batalla ganada a priori a base de fuerza bruta.

     Se juzgaba al varón por un delito de lesiones. Fue hace unos cuantos años cuando ni tan siquiera se había aún acuñado el término de violencia de género.

      No lograba entender el gesto triunfante del acusado.

      Tras una pausa la jueza con voz firme no exenta de cierto tono de indignación concluyó:

     "D. Miguel Núñez, su mujer ha retirado la denuncia. Pero le aseguro que la próxima vez que le vea por aquí acabará en la cárcel"

      Extraño proceder en una jueza que podría atentar en principio contra la presunción de inocencia. Pero era comprensible. La relidad saltaba a la vista. El maltratador se consideraba "traicionado" por la que como siempre debía callar.

       Me pregunto qué habrá sido de esa mujer. Si seguirá cabizbaja sobresaltándose cada vez que oye abrir la puerta de su casa a deshora, maquillando los golpes o tragándose las lágrimas para que sus hijos no sean testigos de su pena.

     No he podido olvidar la tensión que se mascaba en la Sala.

     Y hoy, Ángeles, cuando leíste los nombres de la mujeres muertas mientras los chicos caían al suelo formando el círculo no pude evitar estremecerme de nuevo recordando todo aquello.

     A mi espalda escuché la risa nerviosa quizá de una de esas adolescentes de las que hablaste.


    Vi al alumnado muy serio y recogido. Nos llegaste a todos compañera. Y ellos y ellas te escucharon

martes, 24 de noviembre de 2015

SEÑAL DE RUIDO CERO



     Es una técnica para lograr el silencio total que usamos habitualmente los profesores que trabajamos en el Aula con el método de Aprendizaje Cooperativo.
Desde que la descubrí estoy segura de haberme ahorrado más de una afonía.
      Consiste en que cuando se producen disrrupciones en la clase de tipo sonoro (ruido de toda la vida) cualquiera - tanto alumnos como docente - puede levantar la mano. Los que observen el gesto acompañarán al que haya izado su mano elevando a la vez la suya y guardando silencio. El objetivo es  lograr que todo el mundo esté en completo silencio. Una vez logrado tan ideal estado el "profe" de marras podrá continuar instruyendo a sus pupilos.
      Pues bien ¡a mi me funciona!, sobre todo con los cursos iniciales de ESO y con el Bachillerato cuando son de los que yo llamo fieles, es decir, aquellos alumnos que funcionan y obedecen al que enseña sobre todo desde una aptitud de respeto ganada a base de cariño y unos cuantos años juntos. Esos alumnos te acompañarán en lo que les pidas.

 TODOS de vez en cuando necesitamos una señal de ruido cero en nuestra vida. Hay momentos en que la rutina puede con nosotros, esos días en que nos pasamos las horas corriendo de un lado para otro en pos de un tiempo que no logramos retener, coleccionando proyectos que no vamos a poder afrontar,queriendo acumular relaciones sociales que no merece la pena mantener. Se nos va la vida en quimeras inútiles perdiendo de vista lo realmente importante: aquellos a quienes realmente merece la pena QUERER.
Así que me propongo firmemente nunca más correr inutilmente, confesarme de mis pérdidas de energía en banalidades que no merecieron mis cuitas y cumplir la penitencia que la vida me imponga en aras a aprender a valorar lo REALMENTE IMPORTANTE.
Levanto la mano...¿me acompañas?
Aunque bien pensado la ausencia de sonidos me resultaría difícil de llevar. Estoy diseñada para la eclosión constante. Necesito cierta dosis de "ruido" en mi vida.
 Mira qué bonito es el "ruido" que al declinar el día te propongo para que te pierdas un rato hoy. Te dejo este vídeo. Acompáñame...te llevo a mi planeta imaginario...de la mano de Claude Debussy y su Arabesque...en versión un tanto maquillada por el japonés Isao Tomita. Me quedo con la pieza compuesta para piano pero esta tiene el atractivo de evocar la nostalgia infantil de los de mi generación.

lunes, 23 de noviembre de 2015

YO TENÍA UNA GRANJA EN ÁFRICA




    ¡Quien no ha deseado protagonizar una historia de tanta belleza!. Recuerdo el día que fui con mi tocaya Marta al cine a verla. Ambas estábamos embelesadas al ritmo de esos violines que John Barry supo poner como nadie al servicio de la belleza digna de un continente realmente hermosos.
  " Memorias de África " es uno de los filmes de nuestra vida.
    Robert Redford es de esos galanes que nos hicieron soñar con esa virilidad no exenta sin embargo de refinada elegancia.
     Meryl Streep representa a la mujer fuerte y recia que decide llevar adelante su sueño.
     Yo quisiera ir también a África. Siempre he soñado con perderme en medio de la sabana, contemplar esos animales exóticos en libertad, embeberme de esos paisajes tan distintos a los que habitualmente piso.         Contemplar a esas gentes sabias que seguro tienen mucho que enseñarnos a los depredadores del mundo desarrollado.
    De momento África también forma parte de mi entorno y del de mis alumnos. Y es que estamos inmersos en un Proyecto Solidario que los profesores de Religión de la Diócesis de León impulsamos cada año. En esta ocasión toca colaborar para mantener un Dispensario Nutricional para niños, adultos y enfermos de Sida en Kananga (República Democrática del Congo) atendido por una Comunidad de Carmelitas misioneras. Varias iniciativas en los distintos Institutos en los que trabajo llevarán un balón de oxígeno a aquellas gentes que han nacido en un continente repleto de riqueza pero mal administrada en gran parte por culpa del mundo desarrollado que le ha convertido en diana de sus afanes consumistas.
     Ojalá logremos recaudar una cantidad importante, ojalá consigamos concienciar a nuestros jóvenes de que esta locura consumista no nos llevará a nada bueno, ojalá algún día pueda contar a los lectores de este blog que un día estuve en África.
      Mientras tanto nos contentaremos con escaparnos bien asidos a  las hermosas notas de "I had a farm" que tan bellamente armonizadas han creado una música deliciosa. Imposible olvidar aquella pareja - Karen y Denyse - que con su hermosa historia de amor imposible allá por tierras de Kenia nos transportó a África. ¿Recordáis la escena final con la pareja de leones en lo alto de la colina?

domingo, 22 de noviembre de 2015

CARO NOME







   
       Caro nome es quizá una de las Arias más bellas que jamás haya escuchado. María Callas engrandeció a Verdi con su hermosa voz que roza la perfección. Las mañanas de lunes se han hecho más placenteras desde que me he reencontrado con la Sinfonía de la mañana de Radio Clásica.
       Hoy es Santa Cecilia. Una fecha de especial significación para mi por muchos motivos. Primero porque tengo una hija que lleva ese nombre, ese "caro nome" que fue bastante consensuado por ambos progenitores desde que surgió la idea. Y después por el poder evocador y redentor que la música tiene en mi vida y en las personas que me rodean.
      Nulla vita sine musica reza el aforismo latino. Todo puede olvidarse menos los sentimientos. y si hay algo que tenga la capacidad de rescatarlos y hacerlos bailar es ella. Es el lenguaje universal que  nos reanima y reedifica con ese sublime poder evocador que rezuman las notas que desgranan todas las  melodías que escuchamos.   Cualquier etapa de nuestra vida está unida a un son que nos hizo bailar, fue cómplice cuando nos enamoramos, ayuda a interiorizar nuestras reflexiones cuando rezamos, consigue sobrecogernos, propicia nuestro perdón, nos sirve de refugio, recoge nuestras lágrimas, diviniza nuestra humanidad y por supuesto acaricia nuestra imaginación cuando desea rescatarnos de la realidad envolviendo nuestros sueños en acordes celestiales.
     Con razón Andrea Boccelli y Marta Sánchez cantaron a dúo esa hermosa canción que acompañó una parte de nuestra adolescencia de los que hoy andamos por los taitantos...yo, como ellos vivo por ella...cómo duele cuando falta...nulla vita sine musica...como lo es sin amor.


jueves, 19 de noviembre de 2015

¿HA PASADO UN ÁNGEL?








Son seres volátiles, etéreos y mágicos. Dicen que nos guardan y aguardan tras esta vida penitente. Algunos afirmamos haber sido protegidos por ellos en alguna ocasión. Al mío le imagino áureo, celeste, envuelto en una luminosidad lejana. Quizá sea el estereotipo que pesa y desvitaliza las cosas.

Mi preciosa niña es una alumna aparentemente normal. Pero ahora ha pasado a ser una causa común.Todos a una como aquellos de Fuenteovejuna.

Operación rescate. Faltaría más. Esa solidaridad que lleva al ser humano a darse hasta olvidarse de si mismo. Tus compis se han hecho piña para rescatarte y devolverte la sonrisa. El zarpazo del abandono no logrará arrebatarte la sonrisa por mucho tiempo.  Aquello sobrecogió nuestras vidas  ese fin de semana de todos los santos, ¡que tristeza infinita cuando me lo comunicó mi rubia secretaria! pero tus amigos no habían de dejarte, en tropel te blindaron para que las flechas de la tristeza no doblegaran tu ánimo. Nunca podré borrar esa bella estampa de mi cabeza. El escudo bellidense antipenas.

Cada mañana logras descolocarnos a todos regalándonos sonrisa y deliciosa ingenuidad. 

Ayer me rogaste cinco minutos al terminar la clase. Me apoyé en la mesa dispuesta a escuchar tus penas y recoger tus lágrimas. Es duro perder a un ser querido, probablemente al más querido e ireemplazable que tenemos y más  cuando tienes 13 años, pero tu no ibas a hablarme de eso. Otra vez me descolocaste. Simplemente querías saber cómo llegar a ser mejor persona 

¡Pero chiquilla! ¿tu me preguntas a mi eso? 
¡Si tu puedes impartirnos a todos un master en esa materia!.

 Miré tus ojos tristes - por el momento - y vi en ellos la ternura infinita que Dios ha derramado sobre ti. Pensé que debería estar más atenta a todo lo que sucede a mi alrededor. Esto está lleno de ángeles ¡por todos lados!, maravillosos ángeles que más de una vez nos ayudáis a exclamar, aun en medio de la zozobra ¡qué bello es vivir!

Por cierto, con todo esto creo que no le he puesto título a la entrada de hoy...¿o si?...disculpad, me despisté...acaba de pasar ¡un angel!

miércoles, 18 de noviembre de 2015

DÉBAT






Debate en la clase.
Guerra de Religiones.
Voces que braman.
Claman pidiendo fronteras 
para las personas y las palabras
Reclaman para si la tierra
que piensan que otros quieren robarles
Tienen miedo de los otros
Y quieren echarles fuera
Tan jóvenes e individualistas
Desespero cuando pienso
en aquel que fue colgado de un madero
clamando que le acogieran
aun siendo extranjero.
Interviene el niño de la piel morena
que viene de fuera
clamando perdón para los que rechazan
para los que vocean, insultan, ultrajan 
y asesinan aun cuando no quieran ser perdonados.
Y entre los ecos de una marsellesa justiciera
se abre paso el aleteo suave de una paloma blanca.

martes, 17 de noviembre de 2015

QUE NADA SE ESCAPE







No dejes de buscar la belleza en cada brizna de hierba que la vida haga crecer a tu paso.
Hasta en medio de la más densa niebla es posible atisbar un rastro de luz.
Nunca permitas que anide en tu ánimo el fracaso
Lleva con alegría cualquier regalo aun cuando venga envuelto en cruz.
Busca un momento del día para dejarte llevar por el canto de los pájaros aún cuando fuera sople el gélido viento del duro invierno. Desafía a las voces agoreras que siempre se recrean en el lado siniestro y descubre en cada rostro humano la luz divina que siempre luce esplendorosa cual prendedor dorado que luce en el corazón. Déjate embriagar por la sonrisa amiga del que a tu lado acompasa sus pasos y arriesga aunque te hayan herido. Merece la pena intentarlo de nuevo. Aférrate a todo resto infantil que el paso del tiempo no logró robarte.
Recrea la vida a cada instante. Olvida agravios, almacena sonrisas, colecciona sueños de otros sin permitir que nadie te robe los tuyos, recoge suspiros y tórnalos en mariposas azules que acaricien tu rostro haciéndote cosquillas.

La mano del Amor que nunca cesa.


sábado, 14 de noviembre de 2015

Zaz & Pablo Alborán | Sous le ciel de Paris (letra traducida)

AMANTES DE LA PAZ



El autor de este mensaje es el Dr. Emanuel Tanay, nacido en 1928, judío sobreviviente del Holocausto, y conocido y muy respetado psiquiatra forense radicado en los Estados Unidos de América.


Un hombre, cuya familia pertenecía a la aristocracia alemana antes de la Segunda Guerra Mundial, fue propietario de una serie de grandes industrias y haciendas. Cuando se le preguntó ¿cuántos de los alemanes eran realmente nazis?, la respuesta que dio puede guiar nuestra actitud hacia el fanatismo.
"Muy pocas personas eran nazis en verdad" dijo, "pero muchos disfrutaban de la devolución del orgullo alemán, y muchos más estaban demasiado ocupados para preocuparse. Yo era uno de los que sólo pensaba que los nazis eran un montón de tontos.
Así, la mayoría simplemente se sentó a dejar que todo sucediera.
Luego, antes de que nos diéramos cuenta, los nazis eran dueños de nosotros, se había perdido el control y el fin del mundo había llegado. Mi familia perdió todo. Terminé en un campo de concentración y los Aliados destruyeron mis fábricas...

Se nos dice que la gran mayoría de los musulmanes sólo quieren vivir en paz. El hecho es que los fanáticos dominan el Islam, tanto en este momento como en la historia. Son los fanáticos los que marchan. Se trata de los fanáticos los que producen guerras. Se trata de los fanáticos los que sistemáticamente masacran cristianos o grupos tribales en África y se van adueñando gradualmente de todo el continente en una ola islámica. Estos fanáticos son los que ponen bombas, decapitan, asesinan. Son los fanáticos los que toman mezquita tras mezquita.

Se trata de los fanáticos los que celosamente difunden la lapidación y la horca de las víctimas de violación. Se trata de los fanáticos los que enseñan a sus jóvenes a matar y a convertirse en terroristas suicidas. El hecho cuantificable y duro es que la mayoría pacífica, la "mayoría silenciosa" es intimidada e imperceptible.

La Rusia comunista estaba compuesta de los rusos, que sólo querían vivir en paz. Sin embargo, los comunistas rusos fueron responsables por el asesinato de cerca de 50 millones de personas. La mayoría pacífica era irrelevante.

La enorme población de China era también pacífica, pero los comunistas chinos lograron matar la asombrosa cifra de 70 millonesde personas.
El individuo japonés medio antes de la Segunda Guerra Mundial no era un belicista sádico. Sin embargo, Japón asesinó y masacró, en su camino hacia el sur de Asia Oriental, en una orgía de muerte que incluyó el asesinato sistemático, a 12 millones de civiles chinos, la mayoría muertos por espada, pala y bayoneta.

Y, ¿quién puede olvidar Ruanda, que se derrumbó en una carnicería?... ¿Podría no ser dicho que la mayoría de los ruandeses eran amantes de la paz?

Las lecciones de la historia son con frecuencia increíblemente simples y contundentes. Sin embargo, a pesar de todos nuestros poderes de la razón, muchas veces perdemos el más básico y sencillo de los puntos:Los musulmanes amantes de la paz se han hecho irrelevantes por su silencio. Los musulmanes amantes de la paz se convertirán en nuestros enemigos si no se pronuncian, porque al igual que mi amigo de Alemania, se despertarán un día y encontrarán que los fanáticos los poseen, y el fin de su mundo habrá comenzado. Los alemanes, amantes de la paz, japoneses, chinos, rusos, ruandeses, serbios, afganos, iraquíes, palestinos, somalíes, nigerianos, argelinos, y muchos otros han muerto a causa de que la mayoría pacífica no se pronunció hasta que fue demasiado tarde.
En cuanto a nosotros, que somos espectadores ante los eventos en desarrollo, debemos prestar atención al único grupo que cuenta: los fanáticos que amenazan nuestra forma de vida.

ANTE LOS ATENTADOS TERRORISTAS DE PARÍS: SEMEJANTES





Tengo una amiga musulmana. Podría ser de cualquier otra Religión.

Tiene dos niños.Como cualquier otra madre de familia.

Le gustaría que sus hijos llegaran a ser importantes y felices. Sueña con que su hija sea pediatra y aún no sabe hacia donde despunta su niño. Todas las madres anhelamos lo mejor para nuestros retoños.

Su marido se ha ido a Marruecos y le ha dejado sola con la papeleta de llegar a fin de mes apenas con 400 euros. Como a tantas mujeres a las que sus maridos abandonan a su suerte asustados por el peso de unas cargas familiares para las que no están preparados.

Tiene un trabajo de cuidadora de niños deficientes. No está asegurada. Como tantos miles y miles de trabajadores por cuenta ajena de distintos credos a los que se explota impunemente.

El otro día mientras tomábamos café en mi casa se lamentaba de su desdicha y dejaba caer unas lágrimas de sus rasgados ojos oscuros. Como tantos millares de seres humanos que lloramos a menudo cuando la vida nos golpea en lo que más queremos.

Le dije que no desesperara y que rezara. Que Dios le iba a escuchar. Ella aseguraba rezar cada día. Nos tomamos de la mano y nos miramos a los ojos reconociendo en la otra a una semejante. Y en ese momento Dios nos reconfortó a las dos.

Y os puedo asegurar que el Dios que recibió nuestras plegarias era el mismo para ambas. De eso estábamos seguras por eso no se nos ocurrió llamarle de ninguna manera.

Si. Tengo una amiga que es musulmana. Y quiero que lo sea por muchos años. 

miércoles, 11 de noviembre de 2015

PENÉLOPE




Desde la playa entrecerró los ojos buscando su imagen mientras con los dedos índice y corazón de su mano izquierda ordenaba sus largos rizos castaños ondeando al viento.
Y le  sorprendió un suspiro que aspiraba a ser lamento. Pensaba que de tanto ser ninguneado aquel lamento había sido durante demasiado tiempo un  proyecto enredado en su boca, estancado mientras escocía en el alma encendiendo quimeras que soñaban con ser odiseas y no pasaron de ser intentos. 
Demasiados brindis al sol que solo dejaron cicatrices con sabor engañoso a eternidad. Pero la eternidad sólo es posible obtenerla arriba, donde la sed se calma. 
Ahora sus ojos buscaban en la niebla mar adentro queriendo adivinarle entre brumas que la brisa marina no había conseguido llevarse.
Sabía que ningún mar en calma hizo experto a un marinero así que desafiando a la tempestad decidió luchar  frente a los peligros de la zozobra orando para que el barco llegara a buen puerto.
Oraba para que el viento soplara siempre a favor.Había decidido no dejar  de esperar en la playa oteando a lo lejos las estelas de los barcos.
Pero la pequeña niña de ojos verdes, aquella que siempre le acompañaba en sus paseos a la playa regresó de sus juegos, tomó su pequeña manecita infantil invitándole a volver a la parte alta de la playa, lejos de las mareas, apartadas ambas de los caprichos de las olas que tan pronto vienen se van. 
Y se alejaron lentamente buscando la tierra firme entre risas y tonadas olvidando en la playa quimeras, lamentos, ruegos y desvaríos.
Formaba parte de la terapia del olvido. Del proceso de recomposición. Del plan para mitigar la espera.
Ningún mar en calma hizo experto a un marinero...ni a su sirena

martes, 10 de noviembre de 2015




Las metáforas son disfraces para no decir lo que en realidad quisiéramos. Centinelas del pensamiento que guardan celosos verdades calladas que pugnan por emerger.
En el castillo interior anida el verso suelto que fue mejor no rimar.

Mientras, esperanza taconea mirando el reloj de un futuro incierto que también espera su momento.

Y una mariposa revolotea buscando su flor tardía en el otoño ocre.

Las metáforas son disfraces para no dejar escapar lo que en realidad quisiéramos

Mejor de lo que parecía



Descubrir que lo cotidiano puede tornarse mágico cuando encuentras la compañía idónea, ser testigo de una metamorfósis con las que nadie cuenta, intuir una brizna de hierba tímida, trémula, en medio de un montón de estiércol que todo el mundo estima para mero abono, rescatar sueños, devolver instantes, secar lágrimas destinadas a regar suelos infértiles, doblegar caracteres indómitos para tornarlos en brisas fructíferas, recibir lluvias que resucitan, coleccionar sonrisas que alimentan. Todo eso y mucho más hacen que días como el de hoy no hayan sido tan malos como creía cuando empecé a escribir esta reflexión a modo de desahogo.

sábado, 7 de noviembre de 2015

ENTRE EL ESPANTO Y LA TERNURA

Entre le espanto y la ternura

transcurre todo.
Un hombre sabio con la moldura,
la mano, el codo.
Entre el espanto y la ternura
crece la hiedra.
En sano juicio con la locura,
la flor, la piedra.
Entre el espanto y la ternura
la vida canta.
Una tonada clara y oscura,
profana y santa.
Entre el espanto y la ternura
corre la suerte,
con el abajo y con la altura,
con vida y muerte,
con vida y muerte.
Entre el espanto y la ternura
ayer y hoy día.
Manzanas verdes y las maduras
hay todavía, hay todavía,
hay todavía.
Entre el espanto y la ternura
hora temprana,
trabaja el hombre
entre locura
para mañana, para mañana.

Siempre me gustó esta canción desde adolescente cuando la escuché en el equipo de música de mi hermano Orlando a escondidas cuando no me lo dejaba poner en funcionamiento por aquello de que la hermana pequeña lo estropea todo.
Hoy de manera accidental la recordé y volví a escucharla sorprendiéndome de su belleza y de la realidad que encierran sus versos y que enlazan con la trágica dicotomía del ser humano, aquel del  que decía Viktor E. Frankl es el mismo hombre que inventó las cámaras de gas pero que ha sido capaz de entrar en ellas musitando una oración.

jueves, 5 de noviembre de 2015

UN TROCITO DE ETERNIDAD POR FAVOR





    Ahora que se que vas a entrar todos los días no me queda otra que intentar escribir más a menudo.
Quisiera poder hacerlo todos los días. Las ideas fluyen a borbotones ciertamente pero el tiempo con su guadaña cercena propósitos y enmiendas pero le combatiremos, no queda otra.
    ¡Hay tantas cosas sobre las que escribir!. Son multitud de sucesos los que claman por ser contados. La vida grita a través de las escenas y los seres humanos son fuente inagotable de inspiración para las almas que intentan mantenerse despiertas. Las carcasas que todas las personas tenemos pujan  por desgranar su finitud anhelando una perpetuidad que tan sólo intuyen.
  Mes de noviembre que habla de honras fúnebres, luto, tristeza, nostalgias y añoranzas. Mes de noviembre que nos trae recuerdos de vidas que nos enriquecieron un día para luego abandonarnos a nuestra suerte. Mes de difuntos que evoca duelo pero sobre todo de eternidad.
   Mientras camino por las calles bañadas de lluvia multitud de seres anónimos se cruzan a mi alrededor exhibiendo pequeños destellos de eternidad: la niña que sale del cole empapada de lluvia y de lazos, mochila de marca, a su lado madre impoluta que enseña a su hija cómo perpetuarse en la memoria de otros. De esos otros que se preguntan cuando miran a la bella dama lo mismo que se cuestionaba aquel personaje del cuplé "De donde saca "pa" tanto como destaca". El toxicómano que cruza en zig-zag un semáforo en rojo buscando la dosis que no llega mientras espera que tal vez un coche despistado le mande a una eternidad que el "caballo" no acaba de brindarle. El abuelito que sueña con una muerte dulce. Pero al llegar al cole mi pequeña hija sonriente y repleta de ganas de vivir es enviada para devolverme la fe en que una eternidad en la tierra es posible mientras ella esté cerca.
    Se que hoy leerás esta entrada para ver si cumplí la promesa de escribirla. Quizá no entiendas algunas cosas sobre las que reflexiono. Aún eres joven para comprender el alcance de todos los acontecimientos que se suceden en estas vidas. ¿Cómo nos está costando entender algunas cosas que pasan a nuestro alrededor, en nuestra propia clase verdad?  pero no te quepa la menor duda de que todo es para bien y que el Mago Eterno que guía nuestras vidas nos cuida y nos protege. Ella lo sabe bien.   Por eso se mantiene tan fuerte en medio de su pena.
  Y estos días hablamos de guiones de Cine, preparamos nuestro plató y soñamos con emular a los hermanos Lumière, inventores del cinematógrafo, los primeros que consiguieron trabajar con imágenes en movimiento, Los que acepteis el reto escribiréis  un buen guión para vuestro Clipmetraje. Escribir, soñar, volar con la imaginación es una de nuestras mayores libertades, una pequeña conquista en medio de un mundo tan regido por normas y convencionalismos que a veces atenazan lo mejor de nosotros. Pues bien, querido alumno, escribir es también querer perpetuarse, huir de la caducidad de los instantes, desafiar la fugacidad de la vida cotidiana. Buscar un "para siempre" donde parece haber tan solo un "de momento".
   Esta profe tuya es dada a los sueños como un personaje de novela a la que llamaban Antoñita la fantástica por pasarse el día en las nubes...como los santos de los que hablamos el otro día. Por cierto muy bonito el medallón de San Telmo que trajiste hoy a clase, y la poesía del miércoles, y las imágenes de Santa Teresa que me enviaste por whatshapp, y todas las preguntas e interés que muestras por todos y por todo.¿Sabes lo que significa para los que enseñamos encontrar alumnos con tanto interés por conocer y saber como tu?. Ni te lo imaginas.
   Gracias, querido alumno por ser un trocito de eternidad que destella con potente luminosidad. La eternidad para los que creemos y esperamos es el cielo donde todos volveremos a vernos algún día después de esta vida. Quién sabe si dándonos quizá un paseo por las nubes.
  Mientras tanto póngame por favor un trocito de eternidad más.