jueves, 27 de diciembre de 2012

LOS SANTOS INOCENTES...DESCANSEN EN PAZ


Supone una tradición celebrar en casa el día de los Santos Inocentes gastando bromas a los amigos. Pero la verdad, a la vista de estos datos se le quitan a una las ganas de todo.

Es una verdadera tragedia   Un total de 118.359 abortos se practicaron en el año 2011 en España.

2011 fue el primer año completo con la Ley del Aborto aprobada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero operativa, ya que la reforma socialista, que permite la interrupción del embarazo libremente dentro de las 14 primeras semanas y que sustituye los plazos por los antiguos supuestos de la ley de 1985, entró en vigor el 5 de julio de 2010. 

 A continuación, en el artículo de Juan Manuel de Prada, una valoración humana de este genocidio silencioso

Vidas al desagüe




FORZABAN los partos inyectando a las embarazadas sustancias químicas que provocaban fortísimas contracciones en el útero; a los fetos de siete u ocho meses, les inyectaban calmantes para evitar que pataleasen y luego, apenas asomaban la cabeza, los decapitaban, o les introducían un catéter por la región occipital que les succionaba el cerebro. Para desprenderse de sus cadáveres, los introducían en una máquina trituradora que los reducía a papilla orgánica y los arrojaban al desagüe. La truculencia de los métodos empleados en esos mataderos barceloneses que, misteriosamente, la prensa insiste en llamar «clínicas» ha servido para que, siquiera durante unas horas o días, la opinión pública se estremezca de horror. Por supuesto, se trata de un estremecimiento hipócrita, el repeluzno momentáneo del monstruo que no soporta contemplar su monstruosidad reflejada en un espejo; pero basta dar la espalda al espejo para que el monstruo pueda seguir viviendo plácidamente. En apenas unos días, nuestra memoria selectiva habrá borrado la reminiscencia de tanto horror; y se seguirá abortando a mansalva, con idénticos o parecidos métodos, ante la indiferencia de los monstruos.

A las tropas americanas y británicas que, en su avance hacia Berlín, iban liberando los campos de concentración donde se hacinaban espectros de hombres no les espantaba tanto el espectáculo dantesco que se desplegaba ante sus ojos como la pretendida ignorancia de los lugareños vecinos, que habían visto llegar trenes abarrotados de presos al apeadero de su pueblo, que habían visto humear las chimeneas de los hornos crematorios, que habían visto descender la ceniza de los cuerpos sobre sus tierras de labranza y, sin embargo, habían fingido no enterarse de lo que estaba sucediendo ante sus narices. Con esta nueva forma de holocausto que es el aborto ocurre lo mismo: mucho más horrendo que el crimen de esos matarifes que trituran fetos de siete u ocho meses y arrojan sus restos al desagüe es la connivencia silenciosa de una sociedad que vuelve la espalda ante tanta bestialidad, que ya no dispone de resortes morales para sublevarse contra semejante forma de muerte industrial, que finge que no le incumbe, que incluso formula justificaciones rocambolescas que la amparen. Y que, en el colmo de la vileza, urde simulacros compasivos que traigan placidez a su existencia de monstruos: quienes se encogen de hombros ante esta nueva forma de muerte industrial suelen ser los mismos que se erigen en paladines de los derechos de los animales, los mismos que se muestran atribulados ante las consecuencias del cambio climático, los mismos que se rasgan las vestiduras cuando se enteran de que en Guantánamo se dispensa a los reclusos un trato vejatorio.

Escribíamos el otro día que nuestra época había dejado de ser humana. Tal vez este proceso de deshumanización no sea irreversible; tal vez las generaciones que nos sucedan vuelvan a contemplarse en un espejo y reúnan el valor suficiente para renegar del monstruo que les hemos cedido en herencia. Tal vez esas generaciones futuras quieran saber cómo eran sus antepasados; y entonces se desplegará ante sus ojos el espectáculo dantesco del aborto, los millones de vidas que fueron trituradas y arrojadas al desagüe cuando ni siquiera podían defenderse. Pero no les espantará tanto ese cómputo innumerable como la impiedad de aquellos antepasados que consintieron tanta bestialidad. Y todavía les espantará más saber que aquellos mismos hombres que habían renegado de su humanidad maquinaron coartadas que les permitieran sobrellevar una vida plácida mientras la trituradora se atoraba, incapaz de deglutir tanta vida reducida a papilla. Les espantará hasta la náusea saber que mientras las trituradoras de la muerte industrial trabajaban a destajo sus antepasados lloriqueaban farisaicamente recordando a las víctimas de tal o cual guerra pretérita, organizaban telemaratones solidarios, participaban muy orgullosamente en manifestaciones contra el cambio climático: simulacros de fingida humanidad en una época que había dejado de ser humana.

A esas generaciones futuras sólo les restará un consuelo: saber que, mientras sus antepasados renegaban de su condición humana, había un Dios que abrazaba amorosamente tanta vida arrojada al desagüe.

www.juanmanueldeprada.com



miércoles, 26 de diciembre de 2012

CELEBRAD LA VIDA ¡SIEMPRE!



No se qué decir, ni por dónde empezar. Quisiera tener el don de la palabra para poder expresar el aluvión de sentimientos y emociones que me han embargado estos días. Puedo decir sin temor a equivocarme que se encontrarán entre los más felices de mi vida. Y todo eso lo habéis hecho posible vosotros. He podido mascar vuestro cariño. ¡Dios!¡cómo os voy a echar de menos!.

Llegué de Medina expectante. Nunca encontraré la frescura de los chicos de pueblo - me decía -. Seguro que en el Núñez son más estirados. Me va a costar. 
Y me encontré con vosotros. 
La interacción ha sido maravillosa ¡cómo nos hemos entendido!¿verdad?
. Y no voy a hablar de vuestros regalos. Me habéis abrumado. ¿Qué he hecho yo para merecer esto?. Sólo quereros, y bien sabe Dios que lo he intentado y a tenor de los visto lo he conseguido. Pero no me ha resultado difícil. ¡Me lo habéis puesto tan fácil!

Quiero deciros que cada uno de vosotros: TODOS ocuparéis un lugar en mi corazón. Estoy esperanzada de todo lo que he visto en las Aulas. Debajo de ese tinte de inaccesibilidad e indiferencia se esconden corazones delicados, sentimientos nobles, creatividad, ganas de cambiar las cosas, ansia de Dios.
Me llevo vuestras historias, vuestras aspiraciones, vuestras inquietudes, desasosiegos, temores, pesares, agobios. Quiero pedirle a Dios que os ayude a crecer como personas y que cuide de vosotros. Sois proyectos apasionantes. Cada uno de vosotros ha sido diseñado por el Creador con mimo y esmero ¡y vaya si le han salido bien los diseños!. No renunciéis a vuestros sueños como yo tampoco renunciaré a pedirle a Dios cada día que os ayude a alcanzarlos

Uno de los últimos días una de mis alumnas de segundo - a quien llevo especialemente tatuada en el corazón - me dijo: ¿Quién va a hablarnos de Dios ahora?.. Mirándole a los ojosque son pura dulzura y belleza le dije: ¡¡A ti no te hace falta!!. Mirarte es una prueba irrefutable de que Dios existe.

Hasta siempre chic@s. Mi mejor legado es dejaros la amistad con el amigo que nunca falla. Recordad nuestra frase del último día: "Dialoga con Jesús en la oración, escucha a Jesús en el Evangelio, encuentra a Jesús en el necesitado". La frase es de Benedicto XVI y la publicó en twitter. Como bien decíais ¡qué moderno!.

Y recordad que cada uno de los días de vuestra vida debe ser una fiesta en la que Dios puede ser el invitado principal si le dejáis entrar.Con el será más fácil celebrar la vida. Os dejo el vídeo de esa canción que tanto nos gustó en clase ¿os acordáis?. ¡Celebra la vida!. 

miércoles, 12 de diciembre de 2012

PREGUNTAS...¿AL VIENTO?


La entrada de hoy pretende ser un desahogo compartido. Una lluvia de ideas para soltar lo que desborda y lanzar preguntas...¿al viento?.
.- ¿Por qué te odian tanto algunos?
.- ¿Por qué se niegan a ver lo que es tan evidente?
.- ¿Por qué me desasosiegan tanto algunas personas?
.- ¿Por qué no me saluda ese compañero progre por los pasillos?
.- ¿Por qué me cuesta tanto escucharte a veces?
.- ¿Por qué me centro en lo accesorio cuando debería entregarme a lo esencial?
.- ¿Por qué me afecta tanto que se vaya?
.- ¿Por que ese miedo a lo desconocido?
.- ¿Por qué me cuesta tanto mirar hacia atrás?
.- ¿Por qué no soy capaz de ir ligera de equipaje?
.- ¿Por qué tengo tan mala memoria?
.- ¿Por qué soy tan vulnerable?
.- ¿Por qué cuando debo reir lloro a veces?
.- ¿Por que me cuesta tanto amar a veces?
.- ¿Por qué defraudamos tanto los seres humanos?
.- ¿Por qué Señor sigo buscándote en las alturas?



domingo, 25 de noviembre de 2012

DE ELLOS ES EL REINO DE LOS CIELOS



No me extraña que te gustasen tanto los niños. Como madre día tras día no dejan de asombrarme y fascinarme.

Al término de la misa se acercó muy preocupada.

¡Ha pasado algo muy gordo mamá!

(¿Qúé habrán roto ahora?)

He comulgado y con todos los microbios que tengo en el cuerpo seguro que he contagiado a Jesús.

(Ayer estuvo con fiebre y acaba de pasar anginas)

¡Mi niña! Jesús estará encantado con  tus microbios.

Y pensé en muchas almas repletas de microbios y podredumbre. Han albergado al Señor y siguen siendo cobijo para un Jesús anonadado que se ha querido quedar en un simple trozo de pan para darnos la vida eterna exponiéndose a habitar a veces en sitios sucios e incómodos. Asume el riesgo. El amor lleva a hacer locuras y Jesús es un experto en este tema. Ahí está la locura de la cruz.¡Cosas de Dios!




Dios mío dame la fe e inocencia de esta niña para ser digna de cobijarte en mi corazón.


jueves, 22 de noviembre de 2012

La mula, el buey y las ganas de marear la perdiz

La mula, el buey… ¿y qué pasa con Dios?

la-mula-el-buey-y-el-niño



Estos días anda el personal revolucionado con  las declaraciones del Papa en torno a la inclusión o no del buey y la mula en el Belén. ¡Cuestión de estado sin duda alguna!

Los alumnos también se preguntan sobre la cuestión. 

He encontrado un artículo bastante esclarecedor. Os lo incluyo para que juzguéis por vosotros mismos.

¿Hay que suprimirlos del BELÉN? ¿Quién ha dicho eso? ¿El Papa? ¡No! ¡Por supuesto que no! El Papa, como en otros temas, simplemente nos recuerda la centralidad de las cosas y, luego, la tradición o la piedad popu…lar va añadiendo aquellos elementos que adornan, enriquecen,  potencian y magnifican el Misterio de amor que es el Belén.
Quedarse en algo tan secundario como “el buey o la mula” ante la edición del Libro de la Infancia de Jesús es no ir al fondo del mismo. A Benedicto XVI le interesa el hecho histórico y central en nuestra fe: Dios se ha hecho hombre.
Interpretar de otra manera las palabras, el pensamiento o las letras de Benedicto XVI es no querer asomarse a la íntegra lectura de un libro escrito por uno de los intelectuales mayores de nuestro tiempo que, además, es Papa.
Estoy seguro, que Benedicto XVI seguirá poniendo en su belén particular el buey, la mula, los ángeles, los pastores, el molino, la lavandera y todo lo que haga falta.
Lo que está claro es que, en mi belén parroquial, procuraré no instalar a tanto borrego  que con tan mala saña se queda en lo superficial sin haber leído del libro del Papa…ni una sola página.
Mientras unos hablan del buey y de la mula, otros nos preparamos para lo más importante: colocar en el centro al REY DE REYES. ¡CRISTO!
Cuántos de los que hoy ponen el grito en el cielo (especialmente alguna prensa escrita, radiofónica o televisiva) serán luego los primeros en machacarnos que, por Navidad…¡FUERA EL BELÉN! Y, entonces, el buey, la mula y todo lo demás…les sobrará. Así de claro.
¡Ver para creer! ¡Poner a Dios, junto a la mula y el buey, al mismo nivel!

Javier Leoz
Delegado de Religiosidad Popular Pamplona

domingo, 4 de noviembre de 2012

Mi párroco se va a jubilar


.- Mamá, un sacerdote nunca se va del todo. Para ellos la Iglesia es como su familia. No te preocupes porque no se va a ir.

De esta manera me consolaba Rebeca., mi pequeña de 7 años al regresar de misa hoy.

Ciertamente estaba impactada. Mi párroco acababa de anunciar en la misa dominical que no iba a recoger las intenciones para las misas del próximo año. "Me voy a jubilar""Así que será el que venga detrás de mi el que haga esa labor".

En ese momento sentí una especie de vértigo. Todos los acontecimientos que me unen a la vida de D. Garcilaso pasaron por mi mente. Desde los años de preparación para catequeís de confirmación, la propia recepción del sacramento, los años en la Legión de María, el Grupo de jóvenes Rua Nova, las colonias en Corporales, los trabajos del Sínodo Diocesano, los ejercicios espirituales, retiros, horas en el confesionario, la boda de mi hermano Leo, el día de mi boda, el cuadro de la Virgen que nos regaló y preside nuestro cuarto, años de alejamiento por mi parte al más puro estilo hijo pródigo en el que él seguía ahí trabajando día a día fiel, puntualmente y siempre a disposición de los suyos. Luego regresamos a la Parroquia, el bautizo de Rebeca, las bodas de oro de mis padres, la comunión de Cecilia, las misas dominicales viendo platear sus sienes pero siempre fiel. Un cura recio, fiel, siempre ahí. Trabajador inftigable, emprendedor incansable (su Obra de las Vocaciones, las Peregrinaciones a la Virgen del Camino que luego se extendieron al Arciprestazgo, su viejo sueño de conseguir un retablo para la Parroquia y las interminables obras en favor de los más pobres sin que la mano izquierda se enterara de lo que hacía la derecha)

D. Garcilaso ¿sabe? siempre le he comparado con el protagonista de una canción: aquel hombre un tanto distante de puro discreto. Su compañera se quejaba de su distancia, de su imperturbabilidad. Pero misteriosamente ella todas las primaveras recibía unos versos y un ramito de violetas. Yo se que usted escribe versos a Dios para hablarle de los suyos, que sus oraciones son auténticos ramitos de violetas en los que todos estos años ha rezado por mi y los míos. Me doy cuenta de la suerte que es haberle disfrutado como párroco a sabiendas de que lo más hermoso que Dios nos ha regalado en usted ha sido precisamente lo que no vemos pero si sentimos. Que detrás de su aparente seriedad se esconde un corazón cálido que sabe amar como una madre a los suyos: gracias por velar, por rezar, por ayudarme a  estar cerca del Señor. Gracias por enseñarme el camino al cielo. Gracias por ser mi guía. Me ha dado mucho más de lo que sospecha. Ha sido un auténtico padre espiritual para mí.

Y ahora ha llegado sl ansiado descanso ¡se lo merece!

¿Sabe una cosa?. Le queremos de verdad aunque a veces no hayamos sabido demostrárselo como debíamos.

Agradecida

Marta

PD. Por cierto, esto queda entre usted y yo, ya se que nunca le han gustado demasiado las grandes ostentaciones en público. De todos modos no me importaría demasiado que se supiera. Las buenas noticias hay que divulgarlas ¿y no es una buena noticia saber que la Iglesia tiene la suerte de contar con curas como usted?

martes, 30 de octubre de 2012

miércoles, 24 de octubre de 2012

Ciudad Rodrigo, un oasis en medio del camino



Regreso esperanzada y ánimada del Congreso Regional de Profesores de Religión de Castilla y León que tuvo lugar el pasado fin de semana.

Me viene a la cabeza un lema "progre": No nos moverán. Pienso en los ceños fruncidos, los desplantes, prejuicios y demás niñadas que algunos despistados pretenden poner al profe de "Reli" cada día. Las etiquetas que nos dirigen y que califican nuestra tarea de lúdico-festiva. Es curioso...cuando oí este comentario me molestó pero esta mañana escuché a un alumno cuando salía de la clase decir lo siguiente: "Por lo menos en Religión te ríes, cosa que no ocurre en ninguna otra asignatura". Si después de todo va a resultar que ser  tachados de lúdico- festivos no va a ser tan negativo -amiga profe-.

Y es que realmente son ellos, los alumnos, -  ese terreno sagrado en el que hay que descalzarse para entrar todos los días, -  los que son nuestra razón de ser.

Pero volviendo al Congreso de Profesores me han pedido que escriba unas líneas sobre la experiencia así que allá van:


Para mi ha significado un verdadero soplo de aire fresco: acostumbrada a escuchar conversaciones cargadas de tintes pesimistas sobre recortes y calamidades varias ha sido realmente esperanzador encontrarse unos compañeros de viaje exultantes de positividad y buen humor en medio las dificultades reales. Se palpaba el entusiasmo y el interés por aprender e innovar, la ilusión por encontrar caminos nuevos para atraer a nuestros alumnos. Especial mención al tono positivo y alentador de nuestros obispos. Regresando pensaba en la suerte de que Dios me haya elegido para desarrollar un trabajo tan apasionante cono el de descubrir a Cristo a los jóvenes que el Señor quiera ponerme en el camino.

Asi que merece la pena seguir adelante pese a todo y a veces contra todo sin temor plantando cara a las malas caras,

Va por ellos, por mis queridídimos alumnos.

domingo, 7 de octubre de 2012

ME GUSTÓ

La reflexión no es mia. La he encontrado en la extraordinaria página de Javier Leoz.http://www.javierleoz.org/
Me siento identificado con lo que dice.



Oración del Profesor

 




Otra vez me tienes aquí de vuelta al aula escolar, Señor... Las vacaciones veraniegas han sido un buen respiro para ponerme al día con mis libros, pero la verdad es que he extrañado a los alumnos durante estos tres meses.

¿Por qué los siento tan "míos" a esas chicas y muchachos que Tú, Señor, pones cada año en mis manos?

Los dos sabemos la respuesta: esto que yo siento es "vocación", algo tan natural e innato que no se puede vivir sin satisfacerlo. Vocación o llamada, inclinación o exigencia íntima, ideal o razón de una existencia... el nombre poco importa; lo que importa es sentirlo y, sobre todo, vivirlo.

¿Por qué me gusta ser profesor? ¿Te lo tengo que contar a Ti, Señor, que fuiste quien me dio esa vocación? Tú lo sabes, pero déjame que te lo diga: me gusta, me fascina la profesión de la enseñanza, porque me parece lo más grande que puede hacerse en la vida. Además de en mis hijos, Señor, son centenares y quizás millares de hijos en los que he dejado ya algún rasgo de mi vida. Los alumnos no me llaman padre, solamente me dicen "profe", pero para mí esa palabra encierra tanto cariño, tanto respeto y confianza de su parte, como cuando mi hijo me dice "papi".

Educar, una palabra, una palabra tan preñada de contenido, pero tan poco comprendida... Educar, es decir, descubrir y explorar los filones de riqueza con que Tú, Señor, has enriquecido a cada ser humano, riquezas que en la mayoría de los casos permanecen enterradas, inexplotadas, porque faltó la mano amiga que nos ayudara a descubrirlas. Educar, sinónimo de instruir, pero mucho más amplio y profundo, porque abarca además la formación de la personalidad del educando en las variadas vertientes de la efectividad, del carácter, de la voluntad, de los criterios y actitudes ante la vida.

Es tan amplia, tan hermosa, Señor, nuestra tarea, que a veces con cierta vanidad siento mi profesión como una tarea muy similar a la de tu papel de creador. Ojala pueda yo, y lo mismo pido para todos mis compañeros, cumplir con esta tarea tan fascinante de ser "ingenieros" de las mentes y de los corazones de esos alumnos que sus progenitores nos confían para llevar a cabo junto con ellos, la tarea de la educación.

A veces, Señor, los alumnos me llaman "maestro"... Es un apelativo que a mí me da cierto reparo escucharlo. Para mí el único "maestro" de verdad fue tu Hijo, Cristo. Sólo El pudo presentarse ante los hombres como "camino, verdad y vida". Yo como "profe" me contento con ser una flecha que señale la dirección hacia ese CAMINO, hacia LA VERDAD, hacia LA VIDA.

viernes, 28 de septiembre de 2012

domingo, 10 de junio de 2012

ME QUEDO CON ESTA IGLESIA


¿En qué Iglesia estoy?, por Teresa García Noblejas




Si nos atenemos a lo publicado en algunos medios, la Iglesia es una institución plagada de espías, figuras siniestras, conspiradores natos y «cuervos» de los más diversos pelajes. Es muy mediático un escenario de clérigos de gafas oscuras y barba falsa, archivos violentados y secretos supuestamente «inconfesables» expuestos a la luz pública. Conspiración para presionar al Papa; complot entre bandos eclesiásticos por el poder en la Iglesia. Qué horror.



Ignoro la realidad del vatileaks y además no me interesa en absoluto. Que en una institución formada por personas haya infidelidades, intrigas y traiciones es tan antiguo como el Evangelio; entre los discípulos no faltan quiénes «venden» al Señor; quiénes le niegan (en esa posición nos sentimos más identificados) y quienes sencillamente le ignoran.

Hace unos días Benedicto XVI agradecía a los cardenales, en una cena, las felicitaciones por su cumpleaños. Y tras constatar, en el brindis, la existencia del mal (al que la Iglesia ni ningún ser humano es ajeno), les recordaba algo esencial, dicho casi en términos «deportivos»: somos del equipo ganador, somos del equipo del Señor.

Pues que quieren que les diga; entre pertenecer a esa siniestra caricatura de Iglesia que nos pintan algunos medios y ser parte del «equipo del Señor» me quedo con este último. Perdedor a los ojos del mundo; ganador en la historia de la Salvación. Es el equipo de las familias que acudieron a Milán a testimoniar que eran, simplemente, familias; las que han acompañado al Papa Ratzinger en el Corpus Christi romano; los que el próximo domingo recorreremos capitales y aldeas (yo espero estar en una de estas últimas, una sola calle hostil y silenciosa ante la presencia de Jesús sacramentado) a las que Dios bendice con su presencia misteriosa y callada. En fin, que prefiero al Dios reconocible en el Santísimo, en los santos, en los mártires, en los pobres, enfermos y abandonados; en sus cuidadores. Y esa es mi Iglesia, no su caricatura.

lunes, 14 de mayo de 2012

MARÍA, ESA MUJER ESPECIAL




Todas las grandes ideas siempre surgen de vuestras iniciativas. La semana pasada un alumno de 1º de la ESO sugirió que estando en el mes de mayo deberíamos hacer algo. ¡Podíamos llevarle flores a la Virgen!(para que luego digan)


Y entonces la recordé a ella. Era finales de septiembre, yo me dirigía manojo de llaves en mano a conocer el que sería mi departamento de Religión en mi nuevo Instituto. Abrí la puerta y entonces la vi a Ella, su cara serena parecía decirme, tranquila, no estás sola, apoyos los que quieras (con María las cosas siempre son así, ella te las hace fáciles).


Se trataba de una bella imagen que estaba colocada en una esquina del Departamento después de que se cerrara la capilla del Instituto. Según me contaron estuvo en varios sitios de peregrinaje antes de arribar en el Departamento del piso de arriba (no hallaba posada en ningún otro sitio, la historia se repite ¿verdad?). Pues bien, ahora un alumno nos brindaba la oportunidad de proporcionarle una compañía más que grata: la compañía de los alumnos de "Reli" del Ies Núñes de Arce.
Así que durante la clases de 2º B y C de la ESO decidimos hacer el traslado de manera solemne como no puede ser de otra manera tratándose de una imagen de Nuestra Madre. Con verdadera unción y respeto dos alumnos la portaron a hombros y muy silenciosamente por el pasillo del Instituto (los demás alumnos estaban en clase) mientras el resto de los compañeros seguían a la comitiva en silencio. Un alumno trajo un pequeño ramo de rosas y lilas (son del jardín de mi abuela, me las dejó cortar porque eran para la Virgen si no ¡ni loca!).



Se que algunos rezásteis, se que otros os emocionasteis, se que la profesora que nos acompañó estaba gratamente sorprendida de ver de lo que sois capaces cuando queréis. Al final, ya en la clase, y con la Virgen acomodada, rezamos una oración, concretamente una de las flores a María, la que tocaba ese día era la margarita. Luego le brindamos un aplauso a María, a los compañeros, a vosotros.



Ahora todos estáis encantados de tenerla en clase. Comentáis que estamos muy bien acompañados, y alguien me pedía que no la traslademos cuando acabe el mes de mayo (su nueva ubicación en principio es povisional porque la imagen es muy grande y la clase es muy pequeña, pero Dios dirá.) Uno de vosotros le ha traído un ramito de calas para ponerlo en sus manos.

¡Gracias por seguir dándome argumentos para creer en vosotros!



¡Gracias Madre por haber sabido tocar los corazones de estos chicas y chicas estupendos!.



¡Cuídales.... a todos!

domingo, 29 de abril de 2012

LA BELLEZA DE LA BIBLIA

!.
Desde hace varios años en mi Instituto se viene realizando una interesante actividad. Un jueves al mes alumnos y profesores renuncian a su bocadillo y/o café de media mañana para dejarse seducir por el mundo embelesador de la poesía. La creadora del evento ha bautizado la actividad con un nombre más que sugerente: los recreos poéticos. Desde el área de Religión nos hemos sumado a esta iniciativa organizando uno de estos recreos en torno a la Biblia. El título de nuestro recreo fue: Poesía en la Biblia: la alegría del corazón. Once alumnos y tres profesoras hemos participado en la actividad que contó con una gran asistencia sobre todo de alumnos. Tuvimos momentos de gran belleza como el que nos brindaron las notas del violín de Estefanía del Barrio, alumna de 3º de la ESO que nos trasnportó a los tristes días del holocauto nazi interpretando la célebre banda sonora de la lista de Schindler compuesta por John Williams, todo un lujo para el alma. Bellos salmos, desde le célebre salmo 22 Dios mío, Dios mío por que has abandonado exclamado por el Señor desde la cruz como el que retrata al Salvador como el Señor que nos hace recostar en verdes praderas. El Cantar de los Cantares nos transportó con sus sensuales ritmos al embelesador ambiente del amor nupcial. Los asistentes salieron reconfortados y admirados de la belleza que la Biblia, considerado el mejor libro del mundo, encierra entre sus páginas ¡por algo se trata de un conjunto de libros inspirados por el Creador

domingo, 1 de abril de 2012

DESPERTANDO INQUIETUDES









Aunque a veces parece que habla una al vacío. Que las palabras se pierden entre la maraña de pensamientos que pululan alocadamente por sus mentes. Que nada de lo que le digas puede despertar su interés más allá de la blackberry, el tuenti, el i-pod o similares....de vez en cuando surge el milagro. Fijan sus ojos y retienen su pensamiento por un momento en aquello que les dijiste, lograste captar su atención, incitaste a la reflexión, activaste un resorte, provocaste una duda...
Es entonces cuando el profesor siente que es un afortunado por dedicarse a lo que se dedica: abrir miras, sugerir horizontes, despejar mentes.
Este viernes una alumna me hizo sentirme afortunada de haber elegido esta maravillosa profesión.

¡Marta! ¿sabes?. Eres la única profesora de Religión que has conseguido que me pregunte por Dios.
Me lo has mostrado de modo distinto a como todos lo han hecho antes.

(Que me perdone el lector este pequeño gesto que puede parecer falta de modestia) pero no he podido resistirme a plasmarlo en el blog. Así no olvidaré que mi trabajo es precisamente ese: hacer que ellos al menos se pregunten por el Padre y le encuentren a través de su rostro más perfecto y definitivo: el rostro de Jesús de Nazaret.

lunes, 19 de marzo de 2012

AMOR DEL BUENO

jueves, 15 de marzo de 2012

sábado, 10 de marzo de 2012

UN FAVOR






Mis alumnos de Religión de 2º de la ESO han realizado 3 videos para el Concurso de Clipmetrajes de Manos Unidas "Tu punto de vista puede cambiar el mundo".



Cada uno de los 3 videos dura un minuto. Te pido por favor que los veas y si te parece bien votes los 3 o el que más te gusta.




Estos vídeos de muestran que los adolescentes derrochan frescura y transparencia y que merece la pena trabajar por y para ellos.





Te dejo los 3 enlaces:








domingo, 26 de febrero de 2012







Sale a la luz la emotiva carta de Asia Bibi a su familia tras su sentencia a muerte por «blasfema»
El documento, hasta ahora inédito, es un conmovedor testimonio de la católica pakistaní víctima de la ley contra la "blasfemia", que castiga con la horca a quienes supuestamente ofendan al islam.
El hecho que condujo a su sentencia de muerte fue que en junio de 2009, mientras realizaba


tareas de cosecha en el campo, bebió agua de un pozo reservado a musulmanes e incluso ofreció de él a otra persona sedienta. Lo que es en los Evangelios una obra de misericordia se convirtió enseguida en un acta de acusación, máxime cuando Asia Bibi comparó ventajosamente a Jesucristo con Mahoma.Cuando una semana después volvió a la cosecha, fue a buscarla una turba de fanáticos, que la apaleó primero y la condujo después ante el mulá de la aldea, que le ofreció renegar de la fe cristiana para salvarse. Asia Bibi no lo hizo, y tras recibir otra paliza de la muchedumbre fue llevada a prisión, donde meses después un tribunal resolvió su caso en cuestión de minutos. Actualmente está a la espera de un recurso contra su condena en una celda sin ventana ni servicios higiénicos, aislada de sus compañeros de prisión porque los islamistas han puesto precio a su vida.





El 19 de diciembre la visitó una delegación de la Fundación Masihi, que lanzó la alarma sobre el deterioro de su estado de salud físico y mental.



Un testimonio impactante y conmovedor.





A continuación reproducimos la carta hasta ahora inédita que Asia Bibi dirigió a su marido y a sus cinco hijos desde la cárcel al volver de la sala donde la habían condenado a muerte.




Carta de Asia Bibi a su familia:





Mi querido Ashiq, mis queridos hijos:(...) Desde que he vuelto a mi celda y sé que voy a morir, todos mis pensamientos se dirigen a ti, mi amado Ashiq, y a vosotros, mis adorados hijos. Nada siento más que dejaros solos en plena tormenta.Tú, Imran, mi hijo mayor de dieciocho años, te deseo que encuentres una buena esposa, a la que tú harás feliz como tu padre me ha hecho a mí.




Tú, mi primogénita Nasima, de veintidós años, ya tienes tu marido, con una familia que tan bien te ha acogido; da a tu padre pequeños nietecitos que educarás en la caridad cristiana como te hemos educado nosotros a ti. Tú, mi dulce Isha, tienes quince años, aunque seas medio loquilla. Tu papá y yo te hemos considerado siempre como un regalo de Dios, eres tan buena y generosa... No intentes entender por qué tu mamá ya no está a tu lado, pero estás tan presente en mi corazón, tienes en él un lugarcito reservado nada más que para ti.


«No soy musulmana, pero soy buena pakistaní, católica y patriota, devota de mi país como de Dios.»


Sidra, no tienes más que trece años, y bien sé que desde que estoy en prisión eres tú la que se ocupa de las cosas de la casa, eres tú la que cuida de tu hermana mayor, Isha, que tanto necesita de ayuda. Nada siento más que haberte conducido a una vida de adulto, tú que eres tan jovencita y que deberías estar todavía jugando a las muñecas.



Mi pequeña Isham, sólo tienes nueve años, y vas a perder ya a tu mamá. ¡Dios mío, qué injusta puede ser la vida! Pero como continuarás yendo a la escuela, quedarás bien armada para defenderte de la injusticia de los hombres.Mis niños, no perdáis ni el valor ni la fe en Jesucristo. Os sonreirán días mejores y allá arriba, cuando esté en los brazos del Señor, continuaré velando por vosotros. Pero por favor, os pido a los cinco que seáis prudentes, os pido no hacer nada que pueda ofender a los musulmanes o las reglas de este país. Hijas mías, me gustaría que tuvierais la suerte de encontrar un marido como vuestro padre.




Ashiq, a ti te he amado desde el primer día, y los veintidós años que hemos pasado juntos lo prueban. No he dejado nunca de agradecer al cielo haberte encontrado, haber tenido la suerte de un matrimonio por amor y no concertado, como es costumbre en nuestra provincia. Teníamos los dos un carácter que encajaba, pero el destino está ahí, implacable… Individuos infames se han cruzado en nuestro camino. Hete ahí, solo con los frutos de nuestro amor: guarda el coraje y el orgullo de nuestra familia.



Hijos míos, (...) papá y yo hemos tenido siempre el deseo supremo de ser felices y de haceros felices, aun cuando la vida no es fácil todos los días. Somos cristianos y pobres, pero nuestra familia es un sol. Me habría gustado tanto veros crecer, seguir educándoos y hacer de vosotros personas honestas… ¡y lo seréis! (...) No sé todavía cuándo me cuelgan, pero estad tranquilos, amores míos, iré con la cabeza bien alta, sin miedo, porque estaré en compañía de Nuestro Señor y con la Virgen María, que me acogerán en sus brazos. Mi buen marido, continúa educando a nuestros niños como yo habría deseado hacerlo contigo.





Ashiq, hijos míos amadísimos, os voy a dejar para siempre, pero os amaré por toda una eternidad.




Mamá

lunes, 20 de febrero de 2012

VOLVER A CASA





http://www.youtube.com/watch?v=brP9kEYc4BA




Os dejo el enlace al vídeo que tanto os gustó en la clase del Viernes. Especialmente para las alumnas y alumnos de 2º de la ESO. No puedo subirlo porque tiene una capacidad que imposibilita poder subirlo al blog. Que descanséis en este martes de Carnaval.

miércoles, 8 de febrero de 2012

miércoles, 25 de enero de 2012

EL VALOR DEL SILENCIO







“Silencio y Palabra: camino de evangelización” es el tema del mensaje del Papa Benedicto XVI para la 46 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebra en la solemnidad de la Ascensión del Señor, domingo 20 de mayo de 2012, y que se hace público el 24 de enero, fiesta de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas

Es una preciosa reflexión sobre el valor del silencio. Extraigo aquí algunas de las hermosas reflexiones que Benedicto XVI, fiel a su vocación de Profesor - y de los buenos - realiza.


El silencio es parte integrante de la comunicación y sin él no existen palabras con densidad de contenido. En el silencio escuchamos y nos conocemos mejor a nosotros mismos; nace y se profundiza el pensamiento, comprendemos con mayor claridad lo que queremos decir o lo que esperamos del otro; elegimos cómo expresarnos. Callando se permite hablar a la persona que tenemos delante, expresarse a sí misma; y a nosotros no permanecer aferrados sólo a nuestras palabras o ideas, sin una oportuna ponderación. Se abre así un espacio de escucha recíproca y se hace posible una relación humana más plena. En el silencio, por ejemplo, se acogen los momentos más auténticos de la comunicación entre los que se aman: la gestualidad, la expresión del rostro, el cuerpo como signos que manifiestan la persona.

En el silencio hablan la alegría, las preocupaciones, el sufrimiento, que precisamente en él encuentran una forma de expresión particularmente intensa. Del silencio, por tanto, brota una comunicación más exigente todavía, que evoca la sensibilidad y la capacidad de escucha que a menudo desvela la medida y la naturaleza de las relaciones. Allí donde los mensajes y la información son abundantes, el silencio se hace esencial para discernir lo que es importante de lo que es inútil y superficial. Una profunda reflexión nos ayuda a descubrir la relación existente entre situaciones que a primera vista parecen desconectadas entre sí, a valorar y analizar los mensajes; esto hace que se puedan compartir opiniones sopesadas y pertinentes, originando un auténtico conocimiento compartido. Por esto, es necesario crear un ambiente propicio, casi una especie de "ecosistema" que sepa equilibrar silencio, palabra, imágenes y sonidos.

Si Dios habla al hombre también en el silencio, el hombre igualmente descubre en el silencio la posibilidad de hablar con Dios y de Dios. "Necesitamos el silencio que se transforma en contemplación, que nos hace entrar en el silencio de Dios y así nos permite llegar al punto donde nace la Palabra, la Palabra redentora" (Homilía durante la misa con los miembros de la Comisión Teológica Internacional, 6 de octubre 2006). Al hablar de la grandeza de Dios, nuestro lenguaje resulta siempre inadecuado y así se abre el espacio para la contemplación silenciosa. De esta contemplación nace con toda su fuerza interior la urgencia de la misión, la necesidad imperiosa de "comunicar aquello que hemos visto y oído", para que todos estemos en comunión con Dios.


El silencio de Dios prolonga sus palabras precedentes. En esos momentos de oscuridad, habla en el misterio de su silencio" (Exhort. ap. Verbum Domini, 21). En el silencio de la cruz habla la elocuencia del amor de Dios vivido hasta el don supremo. Después de la muerte de Cristo, la tierra permanece en silencio y en el Sábado Santo, cuando "el Rey está durmiendo y el Dios hecho hombre despierta a los que dormían desde hace siglos" (cf. Oficio de Lecturas del Sábado Santo), resuena la voz de Dios colmada de amor por la humanidad.

Palabra y silencio. Aprender a comunicar quiere decir aprender a escuchar, a contemplar, además de hablar, y esto es especialmente importante para los agentes de la evangelización: silencio y palabra son elementos esenciales e integrantes de la acción comunicativa de la Iglesia, para un renovado anuncio de Cristo en el mundo contemporáneo.

sábado, 21 de enero de 2012

GRACIAS ¡MANOS UNIDAS!











Si hay algo que compense los desvelos que los profes sufrimos porfiando por encontrar el mejor modo de llegar a ellos, es comprobar que hemos encontrado algo que les "enganche". Cuando hemos logrado dar con una actividad que les motiva nos baila el corazón, aunque ello nos cueste perder algún recreo y emplear alguna que otra hora más de la prevista.




El milagro lo ha logrado Manos Unidas con esta iniciativa. Ver a las chicas y chicos entusiasmados con el reto de poner en marcha una idea.




Tener que ordenar el aluvión de ideas: ¡yo traigo!¡podemos!¡pon mi pincho, ya verás qué fotos!¡le voy a decir a mi padre que me enseñe a manejar el movie maker!¡traiga unos CD de música africana!.





Observar sus rostros expectantes ante las tristes imágenes de un Contienente castigado, conseguir que reflexionen sobre la fortuna de vivir en un país donde lo tienen todo, demostrarles que hay vida más allá del tuenti y la Nintendo.




Los Chicos de 2º de la ESO, mis alumnos de Religión del Núñez de Arce me han demostrado que hay motivos más que de sobra para confiar en que estos chicos se movilizan cuando encuentran un motivo.





Os dejo el enlace del vídeo. Por favor, si os gusta ¡votadlo!





lunes, 9 de enero de 2012

EL ENCANTO DE LA NORMALIDAD


Carta del Císter de Buenafuente del Sistal para el Tiempo Ordinario


En su primera etapa, el tiempo litúrgico ordinario se extiende desde el lunes 9 de enero al martes 21 de febrero de 2012 ya que el miércoles 22 de febrero será ya miércoles de ceniza e inicio de la Cuaresma 2012
Después de unos días de vacaciones, de fiesta y para muchos de encuentros extraordinarios con la familia y los amigos, se abre ante nosotros el tiempo ordinario, llamado también, en su primer tramo, cuesta de enero.
Después del posible cansancio que supone todo el tiempo de fiestas, por las compras, los viajes, la preparación de comidas extraordinarias, se agradece el tiempo sereno, ordinario, en el que se vuelve a la tarea profesional y doméstica.
Es un tiempo propicio para avivar la consciencia y no perecer en la posible reacción de tristeza. En estos casos ayuda mucho la sana emulación, traer a la memoria modos de vida de personas concretas que permanecen ante nosotros con verdadera fidelidad, haciendo de cada día la artesana tarea de construir espacios de convivencia, de familia, de amistad, de fe, de oración.


En el calendario litúrgico, curiosamente, nada más comenzar el año, se nos invita a considerar la vida de dos monjes santos y amigos, San Basilio el Magno y San Gregorio Nacianceno. De ellos se dice que eran como las cuerdas de la lira, y se proponían hacer el uno al otro mejor. “Nos confesamos mutuamente nuestras ilusiones y que nuestro más profundo deseo era alcanzar la filosofía, y, ya para entonces, éramos el uno para el otro todo lo compañeros y amigos que nos era posible ser, de acuerdo siempre, aspirando a idénticos bienes y cultivando cada día más ferviente y más íntimamente nuestro recíproco deseo.”

Es tiempo de ayudarnos mutuamente, de ser referencia estimuladora. Los días recios son propicios para demostrar la amistad, el ofrecimiento generoso. Si la situación ambiental, social, laboral, económica puede producir desasosiego, la referencia de los amigos libera de sucumbir en el aislamiento pesimista.


En nuestro camino contamos con la amistad y la presencia de quien se ha hecho uno de nosotros, Jesús, el hijo de María, quien se nos irá presentando, domingo tras domingo, como modelo y como mejor estímulo.


Contad siempre con la ayuda de la oración de los santos, de aquellos amigos invisibles que ofrecen de manera gratuita su entrega diaria por todos. Suelo decir que sabemos lo que nos pasa, pero no lo que no nos pasa, gracias a que otros, de manera anónima, levantan sus brazos orantes por nosotros.


¡Fecundo tiempo ordinario!