lunes, 29 de diciembre de 2014

FINAL



La vida se va marcando en retazos que pulso a pulso desgrana sus latidos.
 Un año es largo,leve e insoportablemente largo cuando esperamos algo que no llega y corto cuando los momentos son desenfrenada o sutilmente deliciosos.
 Son personas las que más han llenado este año: las que han protagonizado acontecimientos familiares que han sacudido la rutina hasta convertirla en sobresalto, reencuentros con viejos amigos que sacaron a pasear la nostalgia en forma de dorados que volvieron a salir gracias a una buena ración de lustro y cepillo, tiempo de música que inundó el alma y pergeñó historias que pudieron ser y se quedaron en intentos, tiempo de amigos que tocaron el alma demasiado cerca sin apenas dar tiempo a enfundarse el chaleco antibalas, días de confidencias y risas con voces muy dispares que enriquecieron  ánimo y espíritu, jornadas de familia doméstica que clamaba su espacio y perfumaba de magia los momentos en que el alma se agostaba ocupada en vanidades. Y tiempo de charlas vacías que nada aportaron salvo dolores de cabeza, los mismos que me dieron los problemas de mis alumnos. Esos que llenan mi vida con la misma intensidad que el sol dora el trigo y la cebada.
Y  tus ojos que alimentan con su brillo los latidos que me mantienen viva.
Y amor, mucho Amor que sin duda viene de Dios. Que siempre espera, confía, perdona y nos concede, pese a no merecerlo del todo un año más. Pluma perezosa que no quiere recordar más...quizá sea porque el resto no es patrimonio de blog sino que debe permanecer oculto y recóndito en lo más oculto del corazón.

lunes, 8 de diciembre de 2014

EL SILENCIO CÓMPLICE




«Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,

guardé silencio,
porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a por los judíos,
no pronuncié palabra,
porque yo no era judío.
Cuando finalmente vinieron a por mí,
no había nadie más que pudiera protestar.»


Poema de 

Martin Niemöller (Pastor protestante 1892-1984)


Hay que saber rebelarse a tiempo contra las injusticias. Y enseñar a nuestros hijos a hacerlo.
Si no estaremos engendrando pequeños robotitos complacientes con el sistema.
Es necesaria una sana rebeldía para que este mundo camine hacia la igualdad. Necesitamos constantes cambios y esos sólo podrán generarlos generaciones educadas en la sobriedad, el compromiso y la compasión. Sólo poniéndonos en el lugar del otro y enseñando a los nuestros a hacerlo las cosas podrán empezar a cambiar.
Y nadie vendrá ni a por mi, ni a por ti, ni a por ninguno de los nuestros.

    domingo, 23 de noviembre de 2014

    PORQUE CADA VIDA IMPORTA


            
                        



            
                        



    No se si éramos 60.000 como dicen algunos o 1.400.000 como dicen otros. No conozco a qué casta política pertenecía el que caminaba a mi lado enarbolando la bandera si roja, amarilla, azul verde o rosa. Tampoco me importa si entre los manifestantes estaban la botella o la lata de cerveza. Desconozco el número de minutos que los informativos dedicaron a ensalzar o ridiculizar esta marcha por la vida. Francamente me importa bastante poco. Asumo que es una cruzada complicada, un desatino que atinará en la diana, es sólo cuestión de tiempo. El tiempo en que vaya calando el mensaje hasta dejar poso, los sedimentos que sean el sustrato de un radical cambio que genere un valor erradicando falsos derechos para convertirlos en deberes, en urgentes necesidades que nos muevan a proteger lo más esencial del ser humano: su vida. La vida del ser gestante. El más indefenso de los estadios por el que el hombre y la mujer atraviesan. La pena es que el que está en el útero no vota y eso le convierte en poco interesante. Francamente ¿a quién le importa la vida del que no dice nada, no se opone a nada, no reivindica nada porque vive en un silencio que sólo puede ser roto por la vida que se abre paso o por la muerte que cercena su futuro?. 
    22 de Noviembre. Allí estábamos este grupo de León: heterogéneo pero coexionado. Un grupo de personas aparentemente muy distintas pero unidas no por afinidades políticas sino por un principio irrenunciable: el valor supremo de la vida humana.
     Juntos caminamos, reivindicamos y clamamos SI A La VIDA
    Éramos cientos de miles de personas que abarrotábamos Colón clamando un cambio radical, una nueva orientación. No era sólo decirle no al aborto no. Queríamos  pedir que de una vez se instale una pedagogía de la Cultura de la Vida – palabras del manifiesto que Benigno Blanco leyó con evidentes signos de emoción contenida- que reconozca y valore la dignidad del ser humano desde el momento de la fecundación hasta la muerte natural, y que enmarque la sexualidad humana en un ámbito de amor, respeto, responsabilidad y apertura a la vida.
    Y clamábamos como siempre por el apoyo a la mujer embarazada, para que ninguna mujer se vea abocada al aborto por carecer de información y alternativas viables para afrontar los problemas que están en la base de la decisión de abortar. Ellas necesitan  ayuda y  apoyo para también superar las consecuencias de un aborto donde la mujer también es una víctima más. Fue especialmente impactante el testimonio de una serie de mujeres que se vieron abocadas a abortar porque alguien –quizá todos  – las dejamos solas.
    El acto finalizó con una suelta de globos por los cientos de miles de niños que cada año no ven la luz porque alguien dice que su vida no importa.
    No sabemos si nos harán caso: si algún oído se hará eco de nuestros anhelos o cuando serán atendidas nuestras plegarias. Lo que sí es evidente es que en marzo, tal y como nos convocaron volveremos a Madrid como no podría ser de otra manera
    Se lo he contado a mis amigos. La mayoría no lo entiende. Puedo entender su incomprensión ya que ni yo misma comprendo cómo puedo tener ese radical convencimiento de estar haciendo lo correcto. Contribuyendo a algo que es arrollador porque el mismo sentido común lo analiza y sopesa como algo que pertenece al más elemental derecho natural. Es horrible que el ser humano legisle contra el propio ser humano, que los contenedores de basura se llenen de restos humanos que los propios trabajadores de los abortorios no puedan mirar por el horror de contemplarlos, que los fallidos padres clandestinos digan que con sus hijos pueden hacer lo que quieran, que los niños con síndrome de down se vean sometidos a un control de calidad que les suprime, que las madres tengan que eliminar a sus hijos porque “les fastidian la vida”, que las citas de las clínicas de muerte se dilaten porque la recaudación será mayor porque el feto es más grande y genera más “pasta” y que un médico que presume haber arreglado 70.000 problemas se vanaglorie en la tele por haber sido un mesías que ha salvado a todas esas mujeres. ¡Qué locura!. Yo no quiero vivir en un mundo así donde hasta los más jóvenes enarbolan como derecho el delito de eliminar a uno de su misma especie.
    Seguiré luchando para cambiar eso por mucho que algunos me llamen “feminazi”. El problema lo tienen ellos cuando reaccionan con insultos donde tendrían que usar argumentos.
    Es la ventaja de escribir. Aporta una serenidad que la inmediatez de la palabra impide. Sobre todo cuando la sangre que  recorre las venas es de la que alcanza temperatura de ebullición con relativa facilidad

    lunes, 10 de noviembre de 2014

    UNA MIRADA AL VERDADERO MUNDO. LOS ALUMNOS OPINAN


    MARI PEPA CON EL GRUPO DE ALUMNOS DE BACHILLERATO
    ALUMNOS DE 1º BACHILLERATO DEL IES ANTONIO GARCÍA BELLIDO

    El pasado martes me llevé una agradable sorpresa. Nos visitó una misionera llamada Mari Pepa que realizó su gran obra sobre todo en Malawi. Yo ya sabía una semana antes de su visita, que iba a venir, pero en el momento en el que la vi me sorprendió mucho porque no la imaginaba así. Según apareció por la puerta nos dedicó una sonrisa, eso ya dice mucho de ella y no sólo eso, se mostró muy cercana con nosotros aunque fue la primera persona que nos había visto.

    Se notaba que ella estaba encantada con su ayuda a otra personas, me fijé mucho en las expresiones de la cara. Cada vez que hablaba de toda esa gente de Malawi, los valores que había en ella, su amabilidad y generosidad, que te ofrecían todo lo que tenían y eso que era una desconocida...

    Se le iluminaban los ojos cada vez que hablaba sobre eso y mostraba una sonrisa en su rostro que reflejaba lo satisfecha que estaba con ella misma y con el amor que le mostraban los malawies.
    Todo lo contaba con una ternura que cautivaba cualquiera, hasta el más distraído, aunque lo veo difícil que lo hubiera porque era imposible no estar atento en presencia de Mari Pepa.
    También presté atención a todo lo que nos contó de esas tierras, África, donde todo es muy diferente a lo que conocemos en España. También pasó penurias, como todo el mundo, pero pudo salir adelante porque sabía que no estaba sola y que toda la Iglesia apoyaba esas ayudas que ofrecen los misioneros y una cosa más importante aún, sabía que Dios estaba ahí.
    Con todo esto quiero decir que me encantó su visita y que me gustaría volver a encontrarme con ella y que me contase muchas cosas más de todas sus increíbles experiencia.
    Gracias por tu visita Mari Pepa

    Elisabeth González 1º Bach B

    Gracias también a ti Elizabeth por haber demostrado tanta sensibilidad en esta crónica de lo que escuchaste y vivist

    EL VERDADERO MUNDO: UNA MIRADA A MALAWI


    Estos días Malawi ha ocupado las mentes y corazones de los alumnos de "Reli" del IES Antonio García Bellido.
    De la mano de la Hermana Maria Josefa Lara o Mari Pepa -como ella nos ruega encarecidamente que la llamemos - hemos recorrido Malawi, un país situado al sureste de África que ostenta el título de ser uno de los menos desarrollados del continente a la par que uno de los más densamente poblados. Tiene un bajo índice de vida y una alta tasa de mortalidad infantil
    Malawi es un vocablo africano que traducido al castellano significa llamaradas. Su nombre es también el del lago que recorre este país ocupando casi una sexta parte del mismo. Este lago ostenta el título de ser el más largo de África.
    Gracias a esta Carmelina Misionera -de la familia carmelita fundada por el Beato Francisco Palau- hemos conocido la belleza del paisaje y las gentes de este país africano - los bantús - tan castigado por el hambre, la pobreza y el SIDA.
    Mari Pepa estuvo con todos los grupos de ESO y Bachillerato de Religión Católica. Con una estupenda presentación que ella misma elaboró iba desgranando sus historias mientras los alumnos la escuchaban con un silencio inusitado. Mirando sus ojos era fácil describir la fascinación que las palabras de Mari Pepa ejercían sobre ellos
    Momento especial sin duda el que vivieron cuando la hermana recitó el Padrenuestro en una de las principales lenguas indígenas del país: el chichewa.
    Sus manos ágiles, recias y fuertes danzaban conforme avanzaban las explicaciones dibujando las historias y reviviendo los episodios de aquellas gentes. Manos expresivas, firmes, que asistieron partos, sanaron heridas, resarcieron tristezas, aliviaron corazones, inyectaron vida, devolvieron sueños.
    Gracias a ella viajamos al mundo del subdesarrollo y la miseria, pero también al de la veracidad de los amigos que lo son de verdad.
    Su aspecto elegante casi cosmopolita contrastaba con la sencillez del sencillo crucifjo de madera y factura genuinamente africana, que pendía de su cuello. Se adivinaba: Aquí radica mi fuerza. Sin Él nada es posible.



    "Un muchacho africano que volvió con nosotros al mundo desarrollado no podía explicarse cómo era posible que hubiéramos renunciado a nuestro civilizado mundo por irnos con ellos".

     Dejar el cielo por el infierno -pensarían .- ¿pero acaso puede ser un infierno un sitio donde la gente sonríe tanto a pesar de tener tan poco?

    La historia se repite: la curva de la sonrisa es inversamente proporcional al grado de desarrollo.
    Ellos en su miseria saben compartir y ser agradecidos. A nosotros nos cuesta saludar al vecino de escalera.

    Mari Pepa y yo nos conocimos casi por casualidad y cuando la escuché hablar sobre la trata de personas -tema en el que tiene una larga experiencia por su colaboración a través de la Organización de religiosos y religiosas  Talita Kumi - supe que tenía ante mi a una de esas personas que no se pueden dejar marchar sin haber escuchado antes de una manera plena. Luego descubrí que también había sido misionera y que había viajado por muchos países.

    Será dificil olvidar esa sensación de plenitud que experimentamos. Será difícil también olvidar el final de su intervención cuando sus ojos y su mente parecían volver a aquellos lugares remotos tan lejanos y distintos poblados por gentes de piel oscura:"Mil vidas que tuviera mil vidas que las gastaría en África"

    Esta profesión es lo que tiene. Permite tener una vida cuajada de intensos momentos, repleta de experiencia y vivencias que oxigenan el alma ¡y de qué manera!


    lunes, 13 de octubre de 2014

    domingo, 12 de octubre de 2014

    UNA BONITA CANCIÓN

    EL MILAGRO TENUE


    Leyendo esta mañana a Bécquer he sentido una sana envidia de su pluma. ¡quien supiera escribir de esa forma, con la cadencia del cisne que se desliza elegante  por las plácidas aguas de un lago transparente!.
    Pero habrá que conformarse con los mimbres que tenemos para construir el cesto que sea menester así que allá va esta historia que tantas ganas tenía de contar. Dejemos volar a la imaginación que para ataduras bastantes nos depara la vida.
    Llegaron mientras descansábamos en el banco. Llegaron mientras pugnaba por salir una oración cobarde que sonrojada se escondía en mi garganta. Zumbaban mis oídos hastiados por la conversación vana de mis compañeros de tarde.¡Qué aburridas pueden resultar a veces las tardes cuando los contertulios no aportan nada más que frivolidad cansina!. 
    Yo sentada al lado de tu casa y sin embargo nada podía decirte. ¡Qué distintas aquellas horas de los días de infancia y adolescencia en que la conversación era fluida y me resultaba fácil dedicarte palabras de cariño!. Pero ahora mis deseos de confidencia permanecían ahogados por un incomprensible pudor.
    Fue en ese momento cuando llegaron ellos cargados de flores, de tierra, de promesas cumplidas. Repletos de esperanza y de ganas de Dios.
    Y yo recordé su historia. Nunca he podido olvidarla.¡Cuántas veces mis amigos la han escuchado!. Esta historia, querido lector, no sale de la pluma soñadora de una mente reblandecida por el fanatismo religioso.¡Nunca más lejos!
    Es un relato que alguien me contó y que sus protagonistas me corroboraron este verano. Te la regalo para que la disfrutes. Luego a ti mismo tocará analizarla, sopesarla, meditarla, juzgarla, y si lo tienes a bien condenarla y relegarla al baúl de los recuerdos. Tuya es ahora que voy a contártela. (Ten paciencia tanta perífrasis sólo tiene la finalidad de acercarse a Bécquer). Bueno. Bromas aparte. Centrémonos en lo importante. La historia
    Regentaban un establecimiento hostelero: ella era joven, sensualmente joven. Él mayor, rudo, malhablado, y terriblemente celoso.Los clientes acudían en tropel obnubilados por los arrebatadores ojos oscuros de la mujer a la par que por sus voluptuosas formas que ella prolijamente ondeaba al otro lado de la barra con ese contoneo tan netamente femenino. Ella coqueteaba a discreción mientras él rabiaba y blasfemaba entre maldición y maldición. Hasta que un día nuestra Eva cansada huyó a tierras cálidas en busca de una paz que su iracundo y malhumorado marido no la proporcionaba. Desconsolado el hombre lloró amargamente su pena y acudió a la ermita de esa Virgen a la que tanto quería y en la que confiaba ciegamente. Y entonces hizo un pacto con ella. Si su mujer regresaba la ermita que albergaba a la Virgen tendría un jardín con una pequeña acera para que los devotos pasearan mientras rezaban a la Madre. Asimismo la promesa le obligaría a cubrir de flores el jardín para festejar cada 15 de agosto, la festividad de la Asunción, su fiesta por excelencia.
    Viajó al sur, la buscó, la encontró y recuperó a su mujer.
    Regresó y cumplió su promesa íntegramente.
    Por eso el otro día, desde mi banco cobarde, atrincherada en el pórtico de la ermita mirando cómo el matrimonio regaba con unción las flores mientras nos confesaban sin sonrojo la fe en la Virgen María me prometí escribir esta historia. Mis compañeros reían socarronamente. Yo quise defenderte con firmeza pero fui débil, al final siempre lo soy.
    Es por eso que he querido redimir mi flaqueza contando este pequeño milagro que obraste. Uno de tantos que se producen a menudo y de los que nadie parece darse cuenta...o casi nadie. 

    miércoles, 17 de septiembre de 2014

    ARRIESGATE A SER LIBRE


     

     Hoy habéis vuelto a inundar los pasillos con vuestra algarabía. La sabia vuelve a correr. La vida vuelve a vibrar. El viento campa de nuevo a sus anchas llevando las risas en volandas por todos los rincones del Centro. Y siento una alegría íntima comprobando la artesanía que el tiempo ha obrado en vosotros. Rostros angulosos, formas femeninas que dejan colgada la niñez, barbas incipientes, algunos habéis crecido de modo vertiginoso casi desafiando a las leyes de la gravedad.
    Es fantástico volver a veros y formar de nuevo parte de la historia de vuestra carrera a la madurez.
    Pero mientras tanto, quiero aprehender esa locura adolescente que os acompaña. No quiero perderme ni un momento.
    Este año quiero proponerte un reto. Te lanzo el guante de la libertad para que lo recojas y experimentes el dulce aroma de sentirte diferente. Te invito a que seas tu mismo arriesgándote a vivir tu propia vida..."pasando" del qué dirán. A nadie le importa y menos a ti. No tengas miedo y vive, déjate llevar, aunque sea en volandas donde el corazón decida. Y si decides buscar un GUÍA no ha de faltarte. No va a dejarte sól@ porque has elegido el camino que te hará libre.

    El texto que viene a continuación no lo he escrito yo.
    Pero me habría gustado escribirlo para dártelo como muy mío.

    ARRIESGATE A SER LIBRE

    Reírse es arriesgarse a parecer tonto. J
    Llorar es arriesgarse a parecer sentimental L
    Alargar el brazo para coger a otro es arriesgarse a implicarse. ¬https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQ84s_78tDsk2ZylsQwJz3emLTjDQNSH3fjmYrmxBUeOraM08o

    Mostrar los sentimientos propios es arriesgarse a
     mostrarse uno mismo.
    Exponer tus ideas o sueños ante una multitud es arriesgarse a perderlos.
    Amar es arriesgarse a no ser correspondido
    Vivir es arriesgarse a morir
    Tener esperanzas es arriesgarse a perderlas
    Pero ¡¡se tienen que correr riesgos!!
    https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQA7tPBpkv7_8sZXjo5tNTRFQ0zWDfp0iP40LiGMWNAwqJ528RqPorque el mayor peligro en la vida es no arriesgar nada.
    Si no haces nada, si no arriesgas nada, tu existencia se oscurece.
    Es probable que de este modo evites sufrimientos, pero no vas a aprender,
    a sentir, a cambiar, a amar ni a vivir.
    Encadenado a una actitud de miedo uno se convierte en esclavo…
    Y pierde su libertad.

    Sólo eres libre si arriesgas. 

    Álex Rovira

    lunes, 16 de junio de 2014

    Carrilero, rompe la rueda



    Pues, no. Google no sabe lo que es un carrilero. Google no lo sabe todo. Google no es Dios.
    Así que no he encontrado una imagen de carrilero. .
    ¿Que qué es un carrilero? Una persona que siempre anda por los caminos de la vida, vagabundo, de aquí para allá, gente que va y viene y no se detiene . Y se les dice que rompa la rueda para desearles que salgan de su mundo de marginalidad, Sor Maria Jesús dice que se cuentan con los dedos de una mano los que logran normalizar su vida.
    ¿Y quien es Sor Maria Jesús?la joven de 80 años más llena de vida que he conocido en toda mi vida. 
    Desde hace muchos años dinamiza la Asociación Leonesa de Caridad. El hogar de los pobres que la Hijas de la Caridad atienden en los aledaños de la Pulchra Leonina. Después de vivir fascinada por la belleza de nuestra catedral descubro que el verdadero tesoro de León se encuentra justo al lado de la joya gótica, tras un austero portón.
    "Es una Asociación puramente leonesa, no somos Cáritas, aunque colaboramos con ellos. Somos un Comedor Social que atiende a los pobres. Aquí viene todo tipo de gente. Separados como Ch. que viene a comer todos los días., no tiene pinta de pobre. Hay cuarenta personas fijas que vienen todos los días. Tienen  una pensión pequeña: tan sólo la habitación les puede costar por ahí 120 euros. Aquí por 18 euros al mes lo tienen todo cubierto. Los hay drogadictos, borrachos - no suavizaré el lenguaje, no lo traduciré a lo políticamente correcto - Sor Maria Jesús habla así con desparpajo, sin pudores pueriles, con la soltura de quien ha visto a la vida frente a frente. Hay un chico que se llama V. , abogado, tres masters, se ha metido en la droga. Sus padres desesperados ¡pobre chiquillo!¡Qué difícil es salir de la calle!. Hay más hombres que mujeres. Mujeres en torno a un 15%, algunas extranjeras, rumanas, búlgaras. Por comer sólo pagan 60 céntimos al día. Y arriba tenemos ahora a tres mujeres que han huido de la violencia doméstica, sus maridos las maltrataban y están aquí con sus niños, por eso veis este salón lleno de juguetes, arriba no caben.
    Vivimos de las subvenciones. El Ayuntamiento nos paga la gasolina de la furgoneta, que anda todo el día por ahí, y la mujer de la limpieza, pero la mayor parte de los ingresos vienen a través de la puerta. Personas que traen sobres de 5,10, 15 euros.
    Fijaos lo que es la providencia, hace poco tuvimos una mala racha. No había dinero, así que teníamos que tirar de los ahorros, decisión difícil porque suponía perder dinero, y a última hora llamaron a la puerta, una mujer nos dejó un sobre con ¡¡xx.xxx euros!!. Así que cómo no creer en la providencia divina.
    Y cuando dice esto miro a mis chicos, y aún cuando sepa que ellos quieren seguir escuchando a mi impetuosa amiga les recuerdo la frase del otro día ¿casualidades?...esas son los milagros en los que Dios pasa desapercibidos...y David y Andrea se ríen como diciendo ¡ya está Marta aprovechando la coyuntura!
    Sor Maria Jesús sigue y no podemos por menos fascinarnos, es como si estuviéramos conectados a una batería que irradia energía "Mujeres recomendables no hay muchas. Muchas o son de la vida o lo han sido y a veces hay que reñirlas porque vienen a buscar clientes ¡Baltasara!¡Haz el favor de subir el escote!. ¡Pobres, no son malas!¡Algunas sólo quieres que las quieran un poco!.
    Mientras la hermana habla el trasiego de gente es constante: este señor es veterinario, viene todos los días a traer la comida de la Escuela de hostelería, la que está en las Ventas, y nos trae unas cuantas raciones que nos solucionan la comida de 20 comensales, y viene su hija y su mujer, todos veterinarios, y este otro señor ha venido a cortarnos el jamón que nos regalaron hace poco, no había quien lo cortara, y aquellas dos profesoras atienden dos días a la semana la lavandería, cuando vienen a ducharse dejan la ropa,ellas la lavan  y la planchan y se la dejan en el armario en la parte de la balda en el que han escrito su nombre, el nombre de los transeúntes, .¡Y qué importante ver tu nombre escrito en una balda cuando durante días estás sentado en un escalón, o en un rincón, invisible para los viandantes que pasan, como si formaras parte del mobiliario urbano!
    Pero fijaos chicos lo que es la providencia Leopoldo es un señor de 80 años que tenía una finca inmensa y la trabajaba con esmero. Todos los frutos de su cosecha los entregaba al comedor, para los pobres así que los pobres comían todos los días ensalada de huerta pero ahora Leopoldo ha enfermado, no puede trabajar la tierra y se lamenta porque es un gran hipermercado quien ha asumido esa tarea ahora. 
    Sor Maria Jesús se detiene y nos mira ¿os dais cuenta la providencia?. Aunque Leopoldo ya no puede cumplir su compromiso Dios lo ha arreglado todo para que sea M quien continúe suministrandonos los víveres vegetales, aun cuando no sean de agricultura ecológica.
    Y las historias se suceden. La hora del recreo ha llegado y los alumnos y alumnas deberían regresar al Instituto pero no queremos marcharnos sin ver las instalaciones, los baños, el comedor, las cocinas "Hoy macarrones con tomate, y con pollo, que los musulmanes no pueden comer cerdo"
    Y al fondo colgado de una pared diviso un calendario con la imagen de la Milagrosa... y pienso si no tendrá algo que ver ella en todo esto. Y miro a los chicos admirados caminando detrás de esta pequeña mujer de andar ligero y pletórica de fuerzas.
     Atravesamos un corredor y a través de las ventanas se divisa un pequeño jardín donde las rosas y geranios se esparcen a voluntad. Sor María Jesús nos mira con cierta complicidad, ojos vivaces que han visto tantas cosas ¡del jardín también me ocupo yo!...¡vaya hoy se me ha olvidado regar las plantas!

    Pero todavía le queda mucho tiempo. Cuando salimos del comedor son las 11:35 horas así que seguro tendrá tiempo de regar sus flores y de otras muchas cosas.(la hermana ha estado toda la vida en comedores de caridad: Gijón, Oviedo, la Coruña, Madrid...¡hasta seis años de misionera en Guinea!¿habrá algo que se le resista?)

    Mientras en algún rincón, tal vez al lado de la puerta de un supermercado, o a las puertas de una Iglesia, el pobre mirará su reloj, o se lo preguntará a un transeúnte que tenga buena pinta.

    Y mi indigente amigo quizás suspire aliviado pensando que sólo le queda hora y media para que abran el comedor y para que quizás alguien le regale una sonrisa, la primera sonrisa del día...

    sábado, 7 de junio de 2014

    Juicio en el aula




    "A ti te gustaría entonces la canción de mi mono Amedio y yo"

    En ese momento no pude aguantarme más. La sangre me hervía desde hace un rato. Soy incapaz de mantener la asepsia en este tema. Lo siento. Lo intento con todas mis fuerzas en aras a mantenerme en esos límites de tolerancia, respeto, fraternidad, alianza de civilizaciones...bla, bla, bla. Los que esgrimen esos términos como banderas insoslayables son los primeros que no respetan al que piensa diferente.
    Tachan a los que defendemos la vida de frikis, rancios, fachas, clericales, intolerantes, desfasados, machistas y demás lindezas. Piensan que vivimos en los mundos de yuppie y que no conocemos la verdad...su verdad. Nos juzgan mientras nosotros intentamos mantener la sonrisa serena convencidos de estar defendiendo lo justo y no se trata solamente de cuestiones religiosas. Aunque fuera atea recalcitrante pensaría exactamente lo mismo. Defender la vida del gestante no es cuestión de credos, sino de la más elemental justicia. Vivmos en una sociedad donde hay que defender a todos: incluidos a los más débiles, los que no tiene voz, los discapacitados, ancianos, marginados, niños, mujeres maltratadas...

    A mi me enseñaron que justicia es dar a CADA UNO LO SUYO y creo que lo más elemental a lo que uno puede aspirar es a que respeten su propia vida.

    Estábamos en clase. La actividad consistía en la celebración de un juicio. El supuesto de hecho sobre el que los alumnos litigaban giraba en torno a la historia de Sonia, una adolescente de 16 años que se había quedado embarazada a consecuencia de una violación. Lo que se iba a decidir era si Sonia debía o no abortar (importante matiz, otros simplemente  hablarían del derecho a decidir sin nombrar para nada al pequeño inquilino que Sonia llevaba en su barriga, qué mas da, como ese no hace ruido no cuenta) Era importante. La actividad contaba para nota final así que los chicos se habían esforzado. Teníamos jueza, fiscal y abogado defensor. Y hasta jurado por aquello de que el sistema judicial español también lo permite. El alumno que representaba al Ministerio Fiscal se traía muy bien preparados sus argumentos(el Fiscal es el que aplica la ley, por lo tanto y a la vista de la legislación vigente defendía la opción del aborto) : "¡La mujer tiene derecho a autogestionar su propio cuerpo""No se puede constreñir el rol de la mujer al mero papel de ser madre" "Es una conquista de la mujer".(valiente conquista, a costa de vidas de seres humanos)
    El abogado defensor (defensor de la vida del no nacido) titubeaba en medio de un grupo que - sabía - estaba en pleno posicionado en su contra.Sus argumentos eran: " ¡Es un ser humano!" "¡No tiene la culpa de que su padre haya sido un violador!""Ninguna madre se arrepiente de haber traído a su hijo al mundo". Éste abogado era continuamente interrumpido por un auditorio jocoso que sin embargo vitoreaba las agudezas dialécticas del fiscal pro-aborto. Yo asistía a la dramatización dramáticamente impotente conocedora de que debía ser árbitro y no parte...pero no pude. Cuando el fiscal sacó al monito Amedio, célebre personaje de la serie Marco para ridiculizar a su compañero defensor tildándole de ingenuo y estúpido tuve que saltar en su defensa...dolida pensando en la tristeza que supone ver a jóvenes empeñados en defender una opción de muerte...porque eso es lo que es el aborto...lo miremos por donde lo miremos...la muerte de un ser humano, pequeño e indefenso que perece en el seno de la persona que debería cuidarlo y protegerlo. No olvidemos que el aborto siempre se ha considerado un homicidio y que el nasciturus siempre ha sido objeto de protección por parte del derecho ¿ha cambiado en algo eso?¿o es que le ser humano ahora resulta que es menos humano?

    ¿Cómo no reaccionar frente a eso?¿Cómo no defender a los que no pueden defenderse?¿Cómo no acudir en auxilio de un alumno al que ridiculizaban por pensar diferente?. Rebatí con vehemencia sus argumentos, no por triunfar dialécticamente bien lo sabe Dios, tan sólo para defender la verdad con pleno convencimiento de que es lo correcto.

    Salí triste pensando en todo ello. Reflexionaba en lo triste que es también para una madre perder a su hijo...

    y entonces pensé de nuevo en que a mi también me gusta la canción de mi mono Amedio y yo. Y en que merece la pena  aun cuando la corriente sea tan fuerte

    Marco buscaba a su madre...y la recuperó. Ojalá siempre pasara eso y todos los hijos pudieran abrazar a sus madres. 

    Me gustan los finales felices...¿Qué tiene eso de malo? 

    jueves, 1 de mayo de 2014

    SER POBRE










    Pero no quiero perder la perspectiva. No quiero quedarme desenfocada. Me horroriza pensar que puedo estar brillando a costa del sufrimiento ajeno. Porque nosotros hicimos este vídeo para combatir el hambre, el sufrimiento de otros, la precariedad de niños que no tiene que llevarse a la boca mientras yo nado en la abundancia.
    Por eso quiero que mi alegría por este premio sea contenida. Y si nos subimos al pedestal danos un collejón Señor. Que todo es porque tu así lo dispones. Ellos son los que deben subirse a un pedestal: los pobres, a los que rebajamos al fango con nuestra indiferencia por eso Enséñanos a ser pobre como dice esta preciosa oración de Follereau que ahora reproduzco:

    Señor, enséeñanos a no amarnos sólo a nosotros mismo, a no amar sólamne te anuestros amigos, a no amar sólo a aquellos que nos aman.
    Enséñanos a pensar en los otros, y amar, sobre todo, a aquellos a quienes nadie ama.
    Concédenos la gracia de comprender que, mientras nosotros vivmos de masiado felices, hay millones de seres humanos, que son también tus hijos y hermanos neuestros, que, mueren de hambre sin haber merecido moriri de hambre; que mueren de frío sin haber merecido moriri de frío.
    Señor, ten piedad de todos los pobres del mundo y no permitas, Señor, que nosotros vivamos felices en solitario.
    Haznos sentir la angustia de la miseria universal y líbranos de nuestro egoísmo.

    AMÉN

    CIFRAS DE LA POBREZA

    800 millones de personas no tiene acceso a la comida suficiente para alimentarse

    10 millones de niños mueren por causa evitable antes de cumplir cinco años

    El 70% de los pobres del planeta son mujeres.


    domingo, 20 de abril de 2014

    ¡¡¡¡RESURREXIT!!!!!!




    ESTE ESE EL DÍA EN QUE ACTUÓ EL SEÑOR, SEA NUESTRA ALEGRÍA Y NUESTRO GOZO

    FOR EVER AND NEVER

    ¡¡ALELUYA!!

    lunes, 31 de marzo de 2014

    Encuentro Regional de Alumnado de Religión Católica




    El pasado 25 de marzo los alumnos de 

     de cuarto dESO acudieron al 

    Encuentro Regional de alumnado de Religión

    Católica  celebrado en Burgos.



    A la cita acudieron más de 300 escolares
     de diversos puntos 

    de la geografía autonómica.



    De León estuvieron presentes más de 100 alumnos 

    procedentes


     de diversos Institutos de León Capital y Provincia. 

    Los alumnos

     tuvieron un día de Convivencia que 

    comenzaba a las 

    11 de la mañana con 

    una recepción

     en el Seminario Diocesano. Luego una pequeña

     oración y reflexión. 

    Cantamos esa canción de Dani Martín que 

    tarareasteis con tanto arte: 

    "Quiero empezar de cero"

    distribuidos en Equipos que llevaban 

    el nombre de

     patronos, patronas y 

    monumentos 
    emblemáticos  de los distintos 

    Centros de Procedencia

     (equipo San Isidoro, 

    Catedral de León, San Miguel de Escalada,  

    en el caso leonés).

     La mañana se cerró con una visita a la  

    Cartuja de Miraflores

     para luego comer  todos 

    juntos en el Seminario animados por la música de la

     guitarra y los 

    bailes (alguna que otra alumna de nuestro Bellido, 

    Sánchez Albornoz y

     Juan del Enzina 

     se animó con la Macarena 

    Y alguna que otra profe de

    Reli les acompañó ;-)



    Por la tarde Gymkana en la 

    Catedral de Burgos,

     chocolate en el Seminario y un


     tiempo amplio

     para disfrutar de 

    la ciudad de Burgos.

    Aunque el tiempo no fue demasiado bueno 

    todo fue suplido 

    por la alegría, 

    la convivencia y 

    las ganas de compartir 

    tantas cosas en común. 

    Todos habéis coincidido en una cosa:


     ¡hay que repetirlo!


    No me resisto a mencionar a mis queridos

     alumnos del IES Núñez de Arce

    de Valladolid. 

    Veros fue un gran regalo.



    El año que viene lo repetiremos...

    habrá que ir pensando 

    un lugar de acogida, 

    seguro que el año que viene

     seremos muchos más.





    sábado, 22 de marzo de 2014

    ¿ARTE?. ¡¡NO!!



    Reproduzco aquí el comentario que un alumno del IES Juan del Enzina hace sobre una foto de un fotógrafo al que el instituto quiere homenajear.
    Esta es una de las muchos fotos que los alumnos han visto. 
    Tienen que realizar una actividad para engrandecer la figura de Alberto García Alix, nombre del personaje leonés ilustre, a ojos de las personas que decidieron votarlo y aceptaron homenajearlo. 
    No puedo incluir la foto. Heriría sensibilidades, tampoco creo que el Instituto lo haga, pese a homenajearle ya que es una foto que repele por su zafiedad. Un kiosko no podría exponerla a la vista: su contenido es claramente pornográfico.

     A mi personalmente me provoca náuseas aun cuando el autor la haya incluido en una seria llamada: "El paraíso de los creyentes". 
    Sin lugar a dudas nuestro concepto de paraíso es muy distinto. 

    Un apunte: como padre y madre no me quedaría callado del mismo modo que como profesora del Centro me produce rechazo que homenajeen a una persona que se recrea en la oscuro, lo feo, lo zafio, lo obsceno, lo prohibido, el vómito, la náusea. ¿No sería mejor ofrecerles otros modelos que imitar inspirados en la verdad, la belleza, el bien? 

    Ahí va la redacción de David, que sí ha sabido captar la realidad que está detrás de la foto.

    Por mucho que avancen los tiempos, la sociedad, las costumbres, mantener relaciones sexuales se considera el mayor acto de amor y de respeto entre una pareja, casada o no; es un instrumento de paz y de fidelidad por el cual podemos tener hijos que son las personas por la que los padres darían la vida.
    Pero también hay un lado oscuro en las relaciones sexuales. Son crímenes contra la dignidad física y psicológica de las personas. Las violaciones, los abusos..., la  pornografía. En este ultimo, y refiriéndonos a la obra del autor , claramente se vende el sexo. Viendo una imagen de estas, el estómago se me revuelve como protesta a la deshumanización y a la perdida de respeto al Ser Humano.
    En esta imagen se representa lo peor de los dos sexos, se representa una animalización grotesca de una acción y un sentimiento llamada Amor.
    Esta foto se llama arte.¿Arte de que?Eso no es arte, es un insulto a todo el mundo del Arte. Por supuesto que hay desnudos en el arte, pero esos representan la belleza del cuerpo humano y su complejidad.
    Aquí se muestra claramente la intención de provocar. Lo malo es que el autor no solo ha hecho esta foto. Lo peor es que hay docenas de imágenes como esas en lugares tan sagrados como museos y exposiciones. Tan solo el título del álbum “ El Paraíso de los Creyentes”, menosprecia e insulta a un colectivo de la sociedad.

    Aquí se ve el delirio y la enfermedad de un hombre que trató de encajar y no pudo y que ahora insulta a la sociedad por ello.

    David de Mata de la Puente Nº22 1ºE

    jueves, 20 de marzo de 2014

    UNA SHEREZADE MISIONERA




    Curiosidad, perplejidad, hilaridad, desconfianza, contrariedad, vuestras caras, algunas de vuestras caras, siempre tan elocuentes, lo decían todo cuando ella entró en el aula. "El discursito de la monjita que viene a darnos la brasa". Pero vuestra desconfianza fue tornándose: asombro-simpatía-admiración a medida que Sor Lucía desgranaba la apasionante historia de su odisea misionera.
    Mientras desde google maps trazaba la larga ruta recorrida desde Chile a Camboya, haciendo escala en Madrid y luego en Tailandia, costaba imaginarse a esta hermana realizando tal epopeya tras salir de la palentina villa que le vió nacer: Carrión de los Condes.
    Tras finalizar una clase departiendo con alumnos de 3º ESO
    Dominica misionera de Santo Domingo, valiente, decidida a la vez que discreta y delicada


    Explicando sus viajes
    Su manera de relatar historias os  fue envolviendo hasta cautivaros. Hasta los ciclones tempestuosos de 1º de ESO fueron capaz de plegarse ante sus fascinantes historias. Y es que no es muy habitual recibir a una religiosa en un Instituto Público, pero tampoco lo es conocer a una persona que ha vivido tantas historias y sabe contarlas con tanta fuerza: su estancia en las Parroquias enseñando y evangelizando a  los niños, el paso por la cárcel: inhóspita,  donde se masca una fría soledad (los presos lo rompen todo por lo que les han desprovisto de todo mobiliario, ni tan siquiera las ventanas tienen cristales por eso el frío es insoportable) pero en medio de todos esos avatares ella se sentaba en el cemento para estar con ellos, como ellos, padecer sus miserias y sufrir sus penurias. Y un  día un preso se quita su poncho para dárselo aunque él se quedara en camiseta soportando bajas temperaturas, Debía tener mi nariz tan roja - comentaba Sor Lucía- que aquel muchacho de poco más de 20 años, se compadeció de mi aunque él luego pasara frío. Esto fue en Chile. allí los guardianes golpean a los presos, y yo tuve que convencerles de que esos golpeados también son personas.
    En Camboya Sor Lucía vió muchas cosas. Allí los niños son entregados por sus familias a la prostitución. No pueden alimentarles, no les queda otra. Por eso los turistas - sobre todo franceses y americanos - se llevan a niños y niñas a sus países. En cierta ocasión- contaba- me vi en la estación de autobuses discutiendo con un turista francés. Él voceaba en francés, yo en español. Una locura,. Imposible entenderse, al final llegó un policía. El francés sacó un fajo de billetes y entonces tuve que irme porque el francés ganó la batalla.
    Pero entonces ya en España conseguimos reunir 13:000 euros para una camioneta. Si conseguíamos una vehículo a que llevara a los niños a la escuela y dinero para poderles alimentar y mantener allí durante el día los padres no tendrían que entregarlos a estos desalmados. Mientras nos contaba esto en una de las fotos  veíamos a esos cuarenta niños entusiasmados a bordo de la furgoneta - nunca he entendido, decía admirada- cómo podían colocarse para caber de una sola vez.

    ¡Cuántas vivencias os podría contar!.

     Las fotos se sucedían en la pizarra digital y los alumnos no pestañeaban. Me recordaba al embrujo que Sherezade ejercía sobre aquel sultán para que no se durmiera. Ellos necesitan permanecer despiertos, tienen que hacerlo y los educadores debemos ayudarles a que abran los ojos para descubrir lo fascinante que puede ser el mundo cuando uno se lo propone.

    Mi Sor Lucía con su testimonio es como un bálsamo que cura heridas, que restablece corazones, que devuelve esperanzas. Ha conseguido en pocos momentos que algunos niños se la acercaran al final de las clases para abrir sus almas. Ciertamente no es algo extraño, no será la primera ni la última vez que esto suceda. Cuando alguien va en nombre de Dios y guiado por Él sea a una misión, sea a una escuela, sea a una familia los candados se rompen, las ventanas se abren y los corazones se esponjan.

    ¡Gracias Sor Lucía!
    ¡Por enésima  vez!
    Parte de los alumnos de 4º ESO.