jueves, 9 de abril de 2015

UNA GUARDIA DE LAS QUE NO SE OLVIDAN



Les estaba viendo venir. Cuando atravesé la puerta se frotaban las manos diciendo ¡la salvación ha llegado!. La de Reli viene en nuestro auxilio. Y es que cuando uno tiene fama de "enrollada" tiene que asumir los efectos secundarios que consisten en que los alumnos creen que "todo el monte es orégano" así que se planteaban que la profesora de guardia iba a dejarles a su libre albedrío. Hubo de dejar las cositas claras. Adopté la cara ´más seria que encontré en ese momento "Mirad chicos no se lo que os habéis pensado pero en este momento no estoy de servicio, es decir, que soy un profe más con lo cual no me temblará el pulso si tengo que poneros un parte y mandaros al Aula de Atención Inmediata ( a donde enviamos a los díscolos que no nos permiten dar clase).". La estrategia pareció surtir efecto y el personal moderó el tono y asumió que había que ponerse las pilas y realizar el trabajo que el profesor ausente les había dejado. Del fondo de la clase surgió un comentario "Ay proofe, hoy está de mal humor". Y tuve que hacer esfuerzos para no dejar escapar una sonrisa (en estos momentos hay que mantenerse fuerte o la estrategia se derrumba). Pero no pude evitar fijarme en su rostro moreno y eso inconfundibles ojos oscuros acompañados por el timbre de voz que no dejaba lugar a dudas: un muchacho de etnia gitana. Le veía observarme con insistencia así que no pude evitar acercarme a él. Lo confieso. Soy incapaz de quedarme sentada sin más. Necesito el contacto con los alumnos de la misma manera que las plantas necesitan la luz del sol. La proximidad pareció invitarle a la confidencia. Aarón alargó la mano y dijo: "Choca profe". La mano pugnaba por acercarse a realizar el gesto, pero la experiencia me dice que no hay qyue ser débil al menos al inicio. Los alumnos están constantemente midiendo y tanteando hasta donde pueden llegar así que ¡dura Martita!.
.-Lo siento Aarón, de momento no toca (miré el reloj. Mucha guardia aún por delante. A medir gestos.)
.- Prooofe.- Aarón llamaba de nuevo. Explícame esta ecuación. 
.- Lo siento hijo. Lo mío son las letras. Supe hacerlas en su día. Pero lo olvidé. Siento no poder ayudarte de verdad.
.- Oye profe. ¿Y vosotros por qué os confesáis?. 
.- Pues porque Jesús así lo dejó dicho cuando les dijo a los discípulos "Os concedo poder para perdonar los pecados. Lo que atáreis en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que destareis en la tierra quedará desatado en el cielo".Él fue el que quiso que nos confesáramos ante un hombre.
.- Ya profe pero¿y por qué adoráis las imágenes, la cruz, y por qué adoráis a la Virgen?.
.-  No adoramos las imágenes, las usamos para acordarnos de Jesús de la misma manera que tu tienes fotos de las personas que quieres. No quieres a las fotos sino a las personas que representan.
 Lo siento Aarón pero la Virgen es mi punto débil. Dios la ha otorgado un fuerte poder de intercesión por ser la Madre de su Hijo. Para Él no hay nada imposible y ha querido que la Madre de su Hijo sea para nosotros una Madre auténtica a la que Él hace mucho caso. Es nuestra mejor intercesora en el cielo
.-¿Y qué es la gracia de Dios?.
.- Pues es la alegría de sentirse perdonado. 
.- No profe. Eso es la paz. La gracia de Dios es un estado que produce la amistad con Dios que es un Padre bueno que nos quiere y nos cuida. Profe. Yo lo veo así.

¡Caray con este Aarón!¡Vaya si sabe!

.- Oye Aarón...¿sabes qué te digo?- Que en lo esencial coincidimos. Y veo que tu profe de Religión Evangélica te enseña muy bien!!

Justo detrás de mi alguien interviene
.- Pues yo soy ateo.
.- Bueno ¿y?.- Le contesto.
.- Pues eso.

.- Oye chicos ¿no teníais que terminar las ecuaciones?

Al lado del ateo confeso hay un muchacho de piel canela y con rasgos inconfundibles que denotan también su posible Religión musulmana.Curiosamente tiene el libro de Historia abierto por una lección titulada "El Islam". Y una foto de la Mezquita de Córdoba.

.- Preciosa la Mezquita ¿verdad?
.- Si profe
.- Tu eres musulmán así que sabrás un montón de eso. Puedes ayudar a tus compañeros para que entiendan tu Religión. ¡Qué afortunados!.¿Sabes que tu y yo tenemos algo en común?
.- Si. Los dos creemos en un único Dios.
.- Pues si Hamza. Y tenemos un antepasado común que es nuestro padre. Abraham. Tuyo, mío y el de los judíos.

Casualidades de la vida. El muchacho que acaba de confesarse ateo tiene el libro de historia abierto por una página que explica la expulsión de los judíos por parte de los Reyes Católicos. Las casualidades se suceden.
.- Profe. 
El que habla ahora es el muchacho ateo confeso
.- Dime
.- Que yo soy ortodoxo. 
.- Entonces no eres ateo.
.- No. Soy ortodoxo.
.- Eres cristiano, como Aarón y como yo. 
.- Ya.
A todo esto el resto de la clase nos escucha con mucha atención y con cierta simpatía.

Y los cuatro nos miramos y entonces se produce uno de esos pequeños milagros que se suceden algunas veces en las Aulas. Esa corriente de complicidad sana que a veces uno consigue con los alumnos.

Suena el timbre. Me acerco a Aarón y le estrecho la mano. Se lo ha ganado. Me contesta con un franco apretón de manos que despide frescura y desparpajo no exento de cierto respeto.

Salgo de la clase dichosa. 
Ciertamente la guardia ha merecido la pena ¡sin duda alguna!

¡Estos chicos!