miércoles, 31 de agosto de 2016

،،،،٬٬MOSCAS،،،،،


.- ¡Kikirikiiiiiiiiiiii!
Hans nunca se cansaba de escuchar a los gallos, ni a los perros ladrando en la lejanía o a las moscas que revoloteaban zumbando sobre las aguas del Curueño.
.- ¡Abuelo!¡Mira como me tiro!
.- ¡Ten cuidado Mauricio!¡Esa poza engaña!
Y se revolvió en la silla de tijera. Muchas horas sentado sin apartar la vista del niño
.- ¡Abuelo!¡Hombre! Si esto me lo conozco yo mejor que nadie. ¡Allá voy!.
Y se lanzó en plancha desde la peña.
Le encantaba mirar a su nieto. Le recordaba a  él siendo niño cuando se sumergía en el río exhibiendo hombría frente a aquella rubita pecosa de largas trenzas cuyas mejillas se arrebolaban cuando los ojos de ambos se posaban juntos en algún instante.
.- ¡Mosca cojonera!¡No te irás!.
Y le dió un sonoro manotazo. Al mirar su mano recordó la de su padre. Su padre, un  judío comerciante que había comenzado a importar pluma de gallo para montar mosca artificial. Gracias a esto fueron seducidos por la belleza de la Vecilla y comenzaron a veranear en este pueblo leonés donde luego decidió echar raíces para siempre.
Pero Auswitch se llevó demasiadas cosas. Allí se habían quedado las cenizas de sus padres y hermana.
Él se salvó de milagro gracias a su habilidad montando mosca ahogada que le facilitó amistades con un oficial del Campo.
El pitido del tren hullero le sacó de su  ensimismamiento.
¡Mauricio!¡Sal ya! Tenemos que ir a comer.

Además… estas dichosas moscas no me dejan en paz.

miércoles, 10 de agosto de 2016

UNA DE MURO POR FAVOR






Christian explicando los orígenes y peripecias del muro a los atentos alumnos
Es una historia sorprendente que interpela sobre la sinrazón de la tiranía.
Un muro para evitar problemas. Fue en Alemania en 1961. Construído para dividir en dos mitades a los habitantes de un mismo país. Se pretendía asegurar la paz por parte del bloque del este dominado por los soviéticos respecto a un bloque oeste asomado a occidente bajo el protectorado americano que amenazaba el estilo de vida defendido por el socialismo. En total más de 150 kms de separación que rodeaban la frontera. El muro estaba  custodiado por soldados alemanes. Para asegurar el absoluto control por parte de los soviéticos el muro estaba cubierto en la parte superior de una capa de arena con el fin de dejar testimonio ocular de los posibles pasos de algún intento de fuga. Es conocido que algunos oficiales alemanes que custodiaban el muro se dejaban llevar por el corazón cuando el huído era un familiar y amigo y hacían "la vista gorda". La arena marcada por la huella era delatora de esta transgresión por parte del centinela tramposo lo cual suponía la inminente ejecución.
Durante nuestra visita reciente a Berlín ,con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud, conocimos esta historia de la mano de Christian.: un "free guide" oriundo de Chile, hombre de mundo que había viajado por numerosos países y que nos contó la historia del muro y sus vicisitudes al menos igual o incluso mejor que cualquier profe de Historia. Le felicité por ello.
Nos recordó la historia del "mártir" alemán Peter Fechter, un obrero de la construcción que quiso saltar al otro lado del muro en compañía de un amigo siendo descubierto y tiroteado lo cual le provocó la muerte tirado en medio del camino después de una hora de agonía en la que nadie acudió a ayudarle. Pues bien esta historia inspiró la hermosa canción Libre de Nino Bravo. Para mi es una canción muy especial.
Contándole estas y otras anécdotas a una amiga reflexionaba ella sobre la necesidad que tenemos de derribar los numerosos muros que cada día mostramos ante los demás.
Pero en esta ocasión quiero darle la vuelta al argumento. Los muros también son necesarios para defender los tesoros que requieren ser custodiados de la profanación. Son baluartes que aseguran escapes innecesarios y costosos. Cimas que preservan la seguridad necesaria para que las cosas funcionen con exactitud y eficacia. Esos muros hay que conservarlos y garantizarlos con un buen mantenimiento a prueba de derribos. Abogo por dejarlos ahí. 
Pero no es necesario que sean completamente ciegos, sugiero una puerta con puente levadizo y alguna ventana en cuyo alféizar coloquemos macetas repletas de geranios de colores  para que la luz pueda filtrarse al interior. Así la cámara del tesoro se verá más hermosa repleta de luz solar.

lunes, 8 de agosto de 2016

OLÉ




Pocas veces me he sentido más orgullosa de ser española que durante este reciente período fuera de la madre patria. Los que me conocen saben bien que soy enemiga de nacionalismos exacerbados y orgullos patrios de corte ultra pero lo que he sentido estos días es otra cosa.
Calles atestadas de algarabía hispana que rezumaba fandanguillos por doquier especialmente cuando los emisores de los sones procedían del sur.
Y es que Cracovia tenía acento español. Era el rumor popular y admitido por todos los asistentes a la Jornada Mundial de la Juventud con el Papa. 
Ciento de jóvenes de Murcia,  Sevilla, Málaga, Córdoba, Granada y de todos los rincones de España llenaban de banderitas sonoras los parques, plazas, campos y boulevares alemanes, polacos, checos al son de "Yo soy español. español, español".
Confieso que a veces me sorprendía avergonzándome de los excesos sonoros de los niños y jóvenes que llevamos a la expedición, pero pronto me dejaba contagiar por esas risas frescas que alteraban la ceremoniosa compostura de nuestros anfitriones.
Cada vez que entrábamos en un establecimiento bromeábamos sobre los minutos que los camareros tardarían en llevarse los dos dedos de rigor a los labios para darnos el toque por turbar la paz polska de los venerables comensales que compartían espacio con nosotros.
Así que cuando esta mañana, ya en León,  he entrado en una cafetería recién descubierta a tomarme el café de media mañana con zumo de naranja recién exprimida, bizcochito, galleta y café con leche cortito de café no he podido por menos que  paladearlo suavemente diciéndome a mi misma arrebolada  por el estruendo alegre de mis compañeros de mesa: ¡A la salud de todos ustedes!¡Olé!

PD. Reconozco que soy poco aficionada a la cerveza y al alcohol en general pero estos días me he dejado impresionar por la birra checa, suave, delicada, aterciopelada...para muchos la mejor del mundo. Se dejaba querer...en eso y poco más hubo alguien que si mejoró lo presente ;-)