miércoles, 28 de diciembre de 2011

domingo, 11 de diciembre de 2011

PONGAMOS QUE HABLO DE TONY, Y DE JESÚS





Nos dirigíamos a visitar el belén de San Benito. Estamos al final del trimestre y es mejor ir a ver belenes para evitar que se formen en clase.






.- ¡Profe he quedado a la salida del Instituto .......... para pegarme con un chico!. Se ha metido con mi hermano (un amigo).





.- Pero hombre Tony ¿te parece que me puedes decir eso?. Nosotros hablando de paz, de valores, y tu vas por la vida pegando palos a todo el que se menea.





.- ¡Profe es que nos tenemos que defender!. A Hugo le han llamado hijo de ...





.- Vamos a entrar en una Iglesia, allí está el Jefe. Mira a ver qué le parece a Él la machada que vais a hacer.








Delante del Sagrario, ante el Señor, una vez dentro de la Iglesia les invito a que hablen con Jesús. Que descubran su corazón ofreciéndole su trabajo, exponiéndole sus inquietudes.





Contra todo pronóstico son capaces de estar durante algunos minutos en silencio con cierto recogimiento impensable momentos antes.





Una mujer joven se acerca desde le fondo de la Iglesia.






.- ¿De dónde sois?. Yo quiero llevar a mis hijos a un Colegio donde alguien les presente al Señor en el Sagrario como tu lo has hecho.






Su dulce sonrisa y unos profundos ojos azules, hablan de una amistad profunda con el Nazareno. Alguna vez la he visto en actitud de impactante recogimiento haciendo oración e esta iglesia.






A la salida interpelo de nuevo a Tony.






.- ¿Te ha dicho algo o no?¿Cómo le va a gustar a Él que andes por la vida pegándote con el prójimo?



.- No me creo que una persona que es capaz de dibujarle como tú lo has hecho pueda ser tan violento. Tu no eres así.



.- Pero Marta, yo soy de la calle.....





Y claro que lo es. Se pasa el día sólo mientras su padre trabaja. Su madre vive muy lejos y apenas nadie tiene tiempo de pararse a decirle lo que es bueno y malo. Ciertamente su maestra es la calle.


...Aunque no se quien le ha enseñado a pintar a este chico. Ciertamente es un artista. Como El que le hizo.










martes, 6 de diciembre de 2011

UNA DUDA RESUELTA





Una de las preguntas del examen de 2º de la ESO de este trimestre ha sido ¿puede un creyente - de cualquier Religión - tener dudas de fe?. Curiosamente algunos afirmaron que la fe debe ser inquebrantable y que nadie debe dudar, porque entonces su fe no sería tal.


Pero ciertamente las cosas no son tan fáciles. La fe -les expliqué- al no basarse en conocimientos científicos puede y debe dejar espacio para la reflexión y el replanteamiento. Un creyente puede y debe preguntarse, en ese proceso de reflexión cabe la duda y la búsqueda. Es necesario y conveniente.


Yo misma - les expliqué- a veces me planteo cuestiones. Una de ellas viene últimamente a mi mente con demasiada asiduidad provocándome cierta inquietud: ¿Cómo es posible que Dios se ocupe y preocupe de cada uno de nosotros siendo tantos miles de millones sobre la tierra?¿tantos ruegos, inquietudes, lágrimas, súplicas, asuntos...pueden llegar a Él y ser atendidos de la misma manera y con el mismo Amor?.



Pero ayer leyendo el Magnificat descubrí un bello texto de Chiara Lubich, fundadora de la Obra de María (Movimiento de los Focolares), que me aclaró la pregunta dejándola definitivamente resuelta para siempre. Transcribo el texto:



"Mira el sol y sus rayos. El sol es el símbolo de la voluntad divina, que es Dios mismo. Los rayos son esta dicina voluntad sobre cada uno. Camina hacia el sol por la luz de tu rayo, diferente y bien distinto de todos los demás, y cumple el maravillos designio que Dios quiere de ti. Infinito número de rayos, procedentes todos del mismo sol... y voluntad única y particular sobre cada uno. Los rayos, cuanto más se aproximan al sol, tanto más se acercan entre ellos. También nosotros, cuanto más nos acercamos a Dios con el cumplimiento cada vez más perfecto de su divina voluntad, tanto más nos acercamos entre nosotros. Hasta que todos seamos uno.



Que no nos falte el sol. Señor. ¡Lo necesitamos!

jueves, 1 de diciembre de 2011

Yo también quiero que me pase a mi....









Yo también quisiera que me pasara a mi. Quisiera poseer ese increible don para comunicar con esa frescura y originalidad con que lo hace Juan Manuel Cotelo, las maravillas de Dios. No se quien ni cómo le han tocado el intelecto y el corazón a este señor. Lo que si se es que tiene la virtud de convertir lo ordinario en maravilloso.



Con su hábil varita de comunicador fascina al espectador consiguiendo meterle de lleno en la grandeza de un Dios que es maravilloso pero que los demás nos empeñamos a menudo en vulgarizar vícitmas de la mediocridad.



Yo quisiera poder tocar el corazón de mis alumnos como tu lo haces conmigo con tus historias : primero con el impresionante documental sobre la vida del cura Pablo Domínguez - que arrasó en las carteleras españolas - y luego con esta historia fascinante de otro cura de armas tomar - nunca mejor dicho- llamado Juango. Lo he visto. Ahora mis alumnos lo están viendo. Prometo enviar una crónica sobre sus impresiones. Pero mientras tanto me quedo con sus caras de asombro ¡les está gustando!.



Gracias Juan Manuel por traducir el Evangelio a nuestros chicos de hoy. ¡Necesitamos tanto encontrar el lenguaje apropiado!. Y está claro que el tuyo les gusta.



Te puede pasar a ti. Recomendable ¡muy recomendable!

domingo, 6 de noviembre de 2011

Solución Actividad Santos y santas fundadores de la Iglesia Católica



Santos y santas fundadores




San Agustín--- Agustinos
Santa Teresa de Jesús----------- Carmelitas descalzas
Santo Domingo de Guzmán------ Dominicos
San Francisco de Asis------------Franciscanos
Santa Joaquina de Vedruna------Carmelitas de la caridad
San José de Calasanz--------- ---Orden de las Escuelas Pías
San Antonio María de Claret-----Claretianos
Santa Clara de Asís--------------Clarisas
San Ignacio de Loyola-----------Compañía de Jesús
San Jose María Escrivá----------Opus Dei
San Juan Bautista Lasalle--------Hermanos de las Escuelas Cristiana
San Juan Bosco------------------Salesianos
San Marcelino Champagnat------Hermanos Maristas
San Juan de la Cruz--------------Padres Carmelitas
Beata Madre Teresa de Calcuta---Misioneras de la Caridad
San Vicente de Paúl--------------Misioneros Paúles
San Bruno de Colonia----------Cartujos

lunes, 31 de octubre de 2011

Santos y santas fundadores de la Iglesia Católica








El día de todos los Santos celebramos la memoria de aquellos santos que no aparecen en el calendario litúrgico y por lo tanto no son venerados de manera pública. No obstante la Iglesia reconoce la existencia de multitud de santos anónimos que entregaron su vida por la causa del Evangelio.


Hoy nos detenemos en los santos y santas fundadores. ¿Reconoces cada una de sus contribuciones a la Iglesia?. Inténtalo. Publicaré la solución en los próximos días.












lunes, 24 de octubre de 2011

El Tribunal de la Unión Europea prohíbe las patentes de células embrionarias




ABC, 18 de octubre 2011.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha dictaminado que las células madre obtenidas a partir de la destrucción de un embrión humano no se pueden patentar, incluso aunque se utilicen con fines científicos y no comerciales o industriales. Su decisión sienta un precedente judicial importante, según los expertos, en el movimiento en favor de la vida y contrario a la legalización del aborto.
La sentencia se refiera al caso de un ciudadano alemán que en 1997 registró una patente que se refiere a células progenitoras neuronales aisladas y depuradas producidas a partir de células madre embrionarias humanas y utilizadas para tratar enfermedades neurológicas. Según el titular de la patente, ya se han realizado las primeras aplicaciones clínicas, en particular, en pacientes afectados por la enfermedad de Parkinson.
Curiosamente, no han sido partidos de derecha o movimientos sociales los que han promovido la causa ente Bruselas, sino los ecologistas. Greenpeace reclamó ante la justicia alemana la nulidad de esta patente en la medida en que se refiere a procedimientos que permiten obtener células progenitoras a partir de células madre de embriones humanos.
Desde la fecundación
El Tribunal Federal de Justicia alemán planteó una consulta ante el TUE. En su sentencia, el Tribunal de Justicia apunta que el legislador europeo “quiso excluir toda posibilidad de patentabilidad (del embrión) en tanto pudiera afectar al debido respeto de la dignidad humana” y de ello resulta que “el concepto de “embrión humano” debe entenderse en un sentido amplio”.
De este modo, la sentencia considera que todo óvulo humano, a partir de la fecundación, debe considerarse un “embrión humano”. Además, el óvulo humano no fecundado en el que se haya implantado el núcleo de una célula humana madura y el óvulo humano no fecundado estimulado para dividirse y desarrollarse mediante partenogénesis también deben calificarse de “embrión humano”.
Finalmente, la sentencia aclara que una invención no se puede patentar “cuando la aplicación del procedimiento requiera la destrucción previa de embriones humanos o su utilización como materia prima y ello, aunque al solicitar la patente la descripción de este procedimiento, como sucede en el presente caso, no se mencione la utilización de embriones humanos”.

sábado, 22 de octubre de 2011

UNA BUENA ENSEÑANZA



¡La profe de chino me ha quitado la estampa de Juan Pablo II que me regalaste.
Dice que estábamos jugando!

En el pasillo hablo con mi compañera, la profesora de chino mandarín, sobre el incidente

.- Estaban jugando con ella así que se la he quitado y les he dicho "Esto no es para jugar sino para respetar"

Es la profesora de chino mandarín, no conozco su religión, ¿confucionista sintoísta?. Pero sí reconozco que nos ha dado un gran ejemplo de tolerancia y respeto religioso además de una buena enseñanza para los alumnos: el respeto a lo sagrado.

Aprendiendo a hacer puzzles en un curso de Religión y TIC

miércoles, 19 de octubre de 2011

martes, 20 de septiembre de 2011

Benedicto XVI explica en la TV pública alemana cómo llegar a Dios







En una intervención ante la próxima visita a su país natal del 22 al 25 de septiembre

CIUDAD DEL VATICANO, domingo 18 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- En una intervención en la televisión pública alemana ARD, Benedicto XVI explicó que en su próxima visita a Alemania tratará de impulsar la capacidad de percepción de Dios y mostró ya algunas maneras de llegar a Dios.


En su intervención, emitida este sábado al anochecer y grabada unos días antes en Castel Gandolfo, el Papa destacó que este próximo viaje “no es turismo religioso ni mucho menos un show”, sino que “debería tratarse del hecho de que Dios vuelva a nuestro horizonte, este Dios tan a menudo totalmente ausente, a quien sin embargo necesitamos tanto”.

“Quizás me preguntaréis: “¿Pero Dios, existe? Y si existe, ¿se ocupa verdaderamente de nosotros? ¿Podemos nosotros llegar hasta Él?”, planteó.

Y respondió: “Sí, es verdad: no podemos poner a Dios sobre la mesa, no podemos tocarlo como un utensilio o tomarlo en la mano como un objeto cualquiera”.

Según el Pontífice, “debemos desarrollar de nuevo la capacidad de percepción de Dios, capacidad que existe en nosotros”.

En su intervención para Wort zum Sonntag [La palabra del domingo, n.d.r.], explicó ya algunas maneras para llegar a Dios.

Intuir, escuchar y casi ver a Dios

“Podemos intuir algo de la grandeza de Dios en la grandeza del cosmos -explicó-. Podemos utilizar el mundo a través de la técnica porque éste está construido de manera racional”.

“En la gran racionalidad del mundo podemos intuir el espíritu del creador del cual proviene, y en la belleza de la creación podemos intuir algo de la belleza, de la grandeza y también de la bondad de Dios”, añadió.

Prosiguió indicando que “en la Palabra de las Sagradas Escrituras podemos escuchar palabras de vida eterna que no vienen simplemente de los hombres, sino que vienen de Él, y en ellas escuchamos su voz”.

“Y finalmente, vemos casi a Dios también en el encuentro con las personas que han sido tocadas por Él”, destacó.

“No pienso sólo en los grandes: desde Pablo a la Madre Teresa pasando por Francisco de Asís; sino que pienso en tantas personas sencillas de las que nadie habla -añadió. Sin embargo, cuando nos encontramos con ellos, de ellas emana algo de bondad, sinceridad, alegría y sabemos que ahí está Dios y que Él nos toca también a nosotros”.

“Por eso, en estos días queremos empeñarnos en volver a ver a Dios, para volver nosotros mismos a ser personas por las que entre en el mundo una luz de la esperanza, que es luz que viene de Dios y que nos ayuda a vivir”, dijo a sus connacionales.

sábado, 17 de septiembre de 2011

A MIS ALUMNOS DE MEDINA ¡LOS MEJORES!
















No es igual un sitio que otro como no son iguales unas personas que otras. Cada lugar y persona dejan una huella distinta en nuestra alma. Es época de cambios. Y ahora es cuando los recuerdos comienzan a agolparse nostálgicamente para hacer un poquito más difícil la adaptación. Y sois vosotros, mis alumnos del IES Emperador Carlos y del Gómez Pereira de Medina los que me estáis poniendo difíciles las cosas. Con vuestros mensajes y requerimientos en el Tuenti tocáis esa fibra sensible del corazoncito que enreda las cosas para no poder cerrar del todo la maleta.
Recuerdo el primer día de clase, vuestras caras entre socarronas y sorprendidos de que una leonesa se haga más de dos horas diarias para venir a daros clases de Reli.

Pero ha merecido la pena por conoceros y ver que la gente joven no es como la pintan, que tenéis más valores, más preguntas, más problemas e inquietudes de los que se creen. Que vuestros corazones vibran y se rebelan ante las injusticias, que sabéis ser solidarios con el colega que lo está pasando mál, que sois capaces de rezar ante un Sagrario habitado.

Gracias por regalarme vuestras confidencias, vuestras canciones favoritas, vuestras risas a destiempo, vuestros temores y vuestros sueños, vuestra autenticidad.

No olvidéis reservar un sitio para Dios en vuestra vida. Cristo es el amigo que nunca falla ¡os lo aseguro!

Os llevaré siempre en el corazón¡OS QUIERO! ¡ya sabéis donde me tenéis!.



Vuestra profe de "Reli"...Marta.

(Por cierto, en las fotos no estáis todos, no tenía fotos suficientes, pero os aseguro que en mi corazón os llevo a todos muy "amarradicos")

lunes, 5 de septiembre de 2011

REPOSANDO LA JMJ

Por José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián

ARTÍCULO DE ECCLESIA DIGITAL

Han pasado ya dos semanas desde que terminó la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Madrid. En su transcurso, el evento generó 54.000 noticias en los teletipos de 108 países, a lo que se añade la gran cantidad de artículos posteriores.


En una lectura demasiado ligera, algunos han juzgado que este tipo de iniciativas sólo sirven para entusiasmar a los convencidos, y para encrespar más todavía a los contrarios… Sin embargo, pienso que una mirada más profunda nos ayuda a ver las cosas mucho más matizadas, hasta el punto de reconocer que “algo” se ha movido en nuestra sociedad con motivo de la celebración de la JMJ.

Image


Es cierto que algunos de los medios de comunicación se han centrado en las reacciones más viscerales; algunas de las cuales, por cierto, nos han parecido más propias de la famosa “niña del exorcista” retorciéndose al contacto con el agua bendita… Pero aun siendo cierta la existencia de estos círculos virulentamente anticlericales, pienso que el fruto principal de la JMJ no es perceptible desde las crónicas de brocha gorda.


En efecto, me han llamado la atención algunos artículos de calado, como el de Vargas Llosa, quien reconoce el signo transmitido en la JMJ, y concluye que en su día fue un error pensar que la evolución cultural hacia la modernidad resultaría incompatible con la fe religiosa. También me ha impresionado comprobar cómo algún periodista de crónica religiosa, que se había caracterizado por denostar de forma indisimulada la JMJ (“pastoral triunfalista”, “fuegos de artificio”, etc.), ha reconocido públicamente su equivocación, al comprobar los frutos producidos (según la encuesta de la consultora GAD3, el 81 % de los participantes reconoce haber reforzado su relación con Dios, y el 55% afirma haber avanzado en el discernimiento de su vocación). Yo también puedo dar testimonio de más de un sacerdote y religioso que había juzgado críticamente la JMJ y que había optado por no implicarse en su convocatoria, que se ha sentido positivamente “tocado” por una juventud admirable. Uno de ellos decía: “He visto de cerca a estos jóvenes, y tengo que reconocer que fuimos injustos al acusarles de ‘papalatría’”.


Ya antes de acudir a Madrid, los peregrinos de todos los rincones del mundo que convivieron unos días entre nosotros, fueron capaces de arrastrar a muchos jóvenes, e incluso a familias, camino de la JMJ. No olvidemos que los meses y las semanas previas a la JMJ, no era previsible una movilización de jóvenes españoles tan grande como la que finalmente se produjo. El número de inscripciones de peregrinos de los demás países era muy numeroso, pero no así el de los españoles. Pues bien, una de las explicaciones de esa asistencia de cerca de dos millones de jóvenes en Cuatro Vientos -como apunte orientativo, las compañías telefónicas han servido el dato de que en el recinto de Cuatro Vientos, fueron 1.560.000 las terminales telefónicas que estuvieron activas- , que a todos nos ha dejado sorprendidos, la tenemos que buscar, entre otros factores, en la gran animación que los peregrinos venidos de todas las partes del mundo realizaron entre los españoles, los días previos a la JMJ. ¡¡Su alegría y madurez nos habían conquistado!!


Una vez más, como en tantos otros momentos de la historia de la Iglesia, comprobamos cómo la “catolicidad” (universalidad) de la Iglesia es sanadora de nuestras crisis locales. Un día fuimos nosotros quienes llevamos la fe al Nuevo Mundo. Ahora llega el momento de abrirnos humildemente a todos los carismas que puedan rejuvenecernos.


Si se me permite destacar una anécdota de mi estancia en Madrid, me llamó la atención que los taxistas con los que tuve ocasión de charlar durante esos días, subrayasen su asombro y alegría. (¡Siempre he pensado que el gremio de los taxistas es uno de los que más sentido común suele demostrar, por aquello de conocer la realidad social a pie de calle!). Me decía uno de ellos: Yo soy testigo de la degeneración progresiva que se ha producido en los últimos años, en la forma como los jóvenes viven el ocio por las noches… y sólo puedo decir que esta juventud que estamos viendo estos días me llena de esperanza… ¡Me gustaría que mis hijos recibiesen ese tipo de educación moral!. Yo le apunté que la clave de los valores de esa juventud no estaba tanto en la moral en sí misma, sino en haber descubierto a la persona de Jesucristo. ¡Sin Jesucristo y sin su Evangelio, es imposible una juventud así! El taxista calló y me señaló la imagen del Cristo de Medinaceli que tenía puesta en el salpicadero…


No quiero concluir sin hacer referencia a la imponente presencia del Orfeón Donostiarra en la JMJ. No olvidaremos nunca aquella tormenta de Cuatro Vientos, que nos dejó empapados en la celebración de la Vigilia nocturna, a la que siguió un impresionante silencio en el que adoramos a Jesucristo presente en la Eucaristía... Un suave y precioso canto se elevó en aquel momento: “¡Ave verum Corpus natum de Maria Virgine!” (¡Salve, verdadero Cuerpo nacido de María Virgen!)… ¿Cantaba el Orfeón Donostiarra o era el coro de los ángeles cuyas voces llegaban hasta nosotros?

martes, 30 de agosto de 2011

JMJ: LOS ECOS DE UN MILAGRO








He visto riadas de jóvenes sonriendo, cantando, posando para ser fotografiados en actos de hermanamiento ante las banderas respectivas, mojándose animadamente bajo los chorros de las mangueras que los bomberos nos dirigían con el afán de calmarnos de unos implacables 40 grados. He visto hordas de peregrinos avanzando hacia Cuatro Vientos entre el polvo de un camino seco y estéril aspirando recibir el maná de la Palabra, les he visto cantar con entusiasmo coreando la figura de un anciano sabio a sabiendas de que ese hombre representaba Algo Más. He visto calor humano, fraternidad, comunión, generosidad, delicadeza, capacidad de sacrificio, voluntad de culminar una ocasión única, comprensión ante las dificultades. He visto solidaridad. Durante mis días en la Jornada Mundial de la Juventud he descubierto que hay mucha gente buena y que el mundo es un buen lugar para trabajar y vivir. Me he descubierto en la multitud, rodilla hincada mientras las piedras se me clavaban en la rodilla, adorando a Cristo Resucitado, el Único Responsable de que casi dos millones de locos maravillosos le estuviéramos diciendo al unísono ¡Aquí estoy Señor, haz de mi lo que quieras!.

lunes, 22 de agosto de 2011

La Jornada Mundial de la Juventud. Mi mejor regalo.




Lástima de la limitación que el lenguaje impone ante el aluvión de sentimientos y emociones vividas. Sobre la mesa al regreso me encuentro con las acreditaciones que nos entregaron por ser familia de acogida, y pienso en nuestros "hijos adoptivos" Thibault y Alain, dos jóvenes de la Diócesis francesa de Trois, el primero seminarista, el segundo un joven inquieto y dicharachero en búsqueda. Les llevamos en el corazón desde que nos despedimos tras la Eucaristía de envío en la explanada en la Virgen del Camino. Sobre el pecho llevo la cruz que nos entregaron en la mochila en IFEMA, una auténtica medicina llamada "nadie tiene Amor + grande". Y es que en estos días vividos el Amor ha inundado Madrid y a todos los que acudimos allí. La risa ha sido moneda de cambio en los parques, en las grandes avenidas de Madrid, cuando nos cruzábamos en el metro y jaleábamos con vivas el país de procedencia del joven extranjero que se encontraba a nuestro lado. La oleada de banderas que lejos de separar han sido hilos conductores de vítores e instrumentos de hermanamiento cuando no pretextos para fotos e intercambio de regalos: signo de la auténtica comunión que puede existir entre todos los católicos, entre todos los hombres.
He visto a un Padre humilde, serenamente feliz, deseoso de estar en un segundo plano, oculto tras la grandeza de un Cristo custodiado y venerado en medio de un impactante silencio (dos millones de peregrinos adorando al Señor). Benedicto XVI nos ha dejado un claro mensaje Jesús es el centro, a Él debemos volver los ojos, Él debe ser el centro, el referente, el norte, el Camino.
La jornada en cuatro vientos fue perfecta imagen del devenir humano: travesía sofocante a más de 40 grados por un camino de asfalto antes de llegar a cuatro vientos, dificultades para acercarse al recinto, viento racheado con lluvia abundante....en fin la vida misma. Pero en medio de esto los gestos de esperanza: las mangueras con agua que los vecinos derramaban sobre nosotros para aliviarnos del sofocante calor, las sonrisa de ánimo que los peregrinos nos dirigíamos, la mano amiga que ofrecía agua, los amigos brasileños como Camila que bajo la lluvia nos regalaban un montón de detalles de su Brasilia natal. ¿Quien dijo que la relación de confraternidad, alegría y generosidad de los primeros cristianos es algo idílico?. Pues bien, yo he vivido esta relación. Ahora se que es posible, y también se y estoy plenamente convencida de que Cristo está vivo, de que Benedicto XVI es Pedro, piedra sobre la que el Señor quiso edificar su Iglesia y de que las puertas del infierno nunca prevalecerán sobre ella. ¡Gracias Señor por este regalo!

viernes, 12 de agosto de 2011




... Y por fin llegaron. Llevamos días esperando su llegada. Imaginando sus risas juveniles y sus rostros expectantes. Vienen de la vecina Francia, ciudad de Troyes, cerca de la región de Champagne, cuna del célebre Charles de Gaulle. Ocuparon pacíficamente la habitación de la peque. El Señor nos ha querido hacer un regalo, uno de nuestros amigos es seminarista, desde hoy le tendremos presente en nuestras oraciones para que culmine su proyecto de vida con éxito si el Señor así lo tiene dispuesto. Nuestro deseo es que nuestros nuevos amigos y todos los jóvenes que han llegado a León se encuentren en esta Jornada con el Señor, que escuchen su palabra a través de los mensajes que Su Santidad nos comunique, que compartan la fe con otros hermanos, que descubran la riqueza y belleza de nuestra Iglesia, que descubran que Jesús es el único camino para encontrar la libertad y la felicidad en este mundo y en el que nos tiene preparado.

JMJ: ojos y corazones nuevos



Rafael Navarro-Valls. Catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense y Secretario General de la Real Academia de Jurisprudencia.


ZENIT.org, 11 julio 2011.
A pocos días del inicio de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), Madrid es la ciudad que más inscripciones ha recibido de jóvenes. Un buen augurio de lo que será esta Jornada, que se celebra 28 años después de la primera realizada en Roma. Es curioso que, entonces, la preocupación de los media se centró en una supuesta devastación de las zonas verdes, a manos (o a pies) de la “horda de jóvenes” que avanzaba sobre Roma. Uno de esos scoops catastrofistas que, a veces, suelta la prensa para luego suspirar aliviada al comprobar que todo quedó en una “pacífica invasión”, que alegró el corazón de los romanos y respetó las escasas zonas verdes de Roma.
La verdad es que estas Jornadas han sido las concentraciones más “oceánicas” que conoce la Historia. Por ejemplo, en la celebrada en Manila en 1995 cuatro millones de jóvenes se concentraron en esa ciudad de Extremo Oriente. En la última de Sydney, los reunidos superaron a los asistentes a los Juegos Olímpicos del 2000. Madrid espera entre millón y medio y dos millones de jóvenes.
¿Por qué Dios interesa a tanta gente joven, ya sea su heraldo un Papa reflexivo de 84 años como Benedicto XVI o uno más activo como Juan Pablo II? En varias JMJ se ha entrevistado a muchos de los asistentes sobre ese extremo. Las respuestas más habituales han sido: 1) Nadie (ningún profesor, ningún familiar etc.) me había hablado con la claridad y exigencia del Papa; 2) No sé si estaré a la altura ética que nos está pidiendo ; 3) Haga o no haga lo que dice, “ese señor” (por el Papa) tiene razón .
Estas respuestas dan la razón a aquellos sociólogos que opinan que, en este siglo XXI, “Dios está en racha”. Es más, probablemente será “su” siglo. Lo será, entiéndaseme bien, en la medida en que sus portavoces —que normalmente actuarán en el contexto de las democracias, a las que parecen apuntar las grandes corrientes subterráneas del s. XXI— sepan despertar las sensibilidades dormidas que yacen en su trasfondo. Es sabido, que la opinión pública en las democracias suele ser una mezcla de sensibilidad para ciertos males y de insensibilidad para otros. Entre estos últimos, la mediocridad moral y otros valores espirituales dormidos en el torrente circulatorio de la sociedad.
Los jóvenes —y no tan jóvenes— que en agosto invadirán las calles de Madrid desean algo distinto del monótono mensaje de los ideólogos de turno, que sostienen que no hay bien ni mal: solo una densa bruma que envuelve en el relativismo moral acciones y personas. El Papa, probablemente, dirá exactamente lo contrario: frente a subjetivismo ético, hablará de verdades objetivas; frente a hedonismo consumista, insistirá en solidaridad y templanza; ante un horizonte cultural teñido de pesimismo, hará hincapié en la belleza de la verdad.
La importancia de esta nueva visita a Madrid de Benedicto XVI (tal vez la última que realice a España), radica en que, en esta ocasión, sus jóvenes interlocutores son una tierra especialmente ávida para absorber las afables —pero enérgicas— llamadas a despertar esos valores dormidos. Desde el valor de no sacrificar todo en el altar de la profesión (incluida la ética y el derrumbe de sus familias), hasta poner en marcha una revolución religiosa silenciosa, que muestre la global dimensión del iceberg de miseria espiritual que oculta una sociedad huérfana de estímulos morales.
Lo que se espera de la visita de Benedicto XVI es que disipe esa niebla de “malestar”, que se oculta tras la sociedad de “bienestar”. En una palabra, ayudar a recomponer ojos y corazones nuevos que superen la visión simplemente biológica del acontecer humano.

viernes, 29 de julio de 2011

UNA INVITACIÓN A ACUDIR A LA JMJ

Es el tercer bando que escribe Ruiz Gallardón a los ciudadanos de Madrid desde que es alcalde, hace ocho años. Este es el texto íntegro del Bando:

Muy pronto nuestra ciudad será escenario de un acontecimiento de repercusión mundial. Mas de un millón de jóvenes de todos los rincones del planeta acudirán a Madrid convocados por el Papa Benedicto XVI

Image

Durante unos días, ellos nos traerán la alegría que acompaña al visitante, la curiosidad que mueve sus pasos, la satisfacción que se siente al completar el viaje y alcanzar un destino largamente anhelado. El rico historial de bienvenidas que nos constituye nos dará entonces la oportunidad de volver a demostrar por qué somos una de las ciudades más acogedoras y cosmopolitas del mundo. Evocando unos célebres versos, podremos saludar a cada peregrino y, con Madrid en mente, decirle: “En cada mano que se tiende escribo tu nombre”.

Al recibir al Santo Padre y a quienes han respondido a su llamada, renovamos una tradición que, aunque reciente en el tiempo, ha ido arraigándose con fuerza, desde los días en que Don Enrique Tierno Galván entregó por vez primera al Sumo Pontífice la Llave de Oro de la ciudad. Después de habernos encontrado en tres ocasiones con Juan Pablo II, nos honramos ahora en proseguir esa tradición de las visitas papales con su sucesor en la silla de San Pedro, con motivo esta vez de la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, para cuyo desarrollo Benedicto XVI ha tenido la generosidad de confiar en Madrid. Y del mismo modo que aquellos primeros viajes del Papa a nuestra ciudad forman ya parte de nuestra historia colectiva, el actual lo hará de la memoria venidera.

Como ciudadanos de una sociedad abierta que ve con simpatía a todos los hombres de buena voluntad, y que comprende a aquellos que comparten con nosotros el deseo de trabajar por un mundo mejor, abrimos, pues, de par en par nuestras puertas al Papa y a los jóvenes que aquí se han dado cita. Porque, pese a su historia, densa y antigua, Madrid es ante todo una ciudad de corazón joven, que se inspira a diario en una exigencia de justicia y un ideal de horizontes más anchos, y que por tanto valora el esfuerzo y el entusiasmo de quienes hacen de estas metas su objetivo vital.

La capital de España es ciudad para todas las razas, lenguas y credos, y por eso es el espacio de encuentro natural en el que todo empeño al servicio del ser humano es bienvenido. Desde esa tolerancia, que es el valor que define nuestra identidad urbana más profunda, y que reconoce y respeta la particular dimensión espiritual de cada persona, nos sentimos partícipes de la ilusión de aquellos que acuden estos días a compartir sus inquietudes con nosotros. Especialmente, por cuanto que la juventud representa siempre la garantía de un nuevo comienzo, que es el que trae consigo cada generación a la hora de afrontar sus propios retos, asegurando así caminos inéditos hacia un mañana más justo y esperanzador. Para Madrid representa un motivo de auténtico orgullo saberse parte de esa apasionante tarea de continua renovación, que se alimenta del empuje, de la sensación de descubrimiento y de la nobleza de sentimientos que son consustanciales a la juventud.

Nuestra ciudad aspira a ser estos días la viva expresión de este modelo de convivencia pacientemente forjado en el diálogo y el mutuo reconocimiento, en la convicción de que, con independencia de las creencias que libremente albergue cada persona, es mucho lo que se puede aprender cuando se está dispuesto a escuchar a los demás y a abrir el corazón a todos con sinceridad. Al mismo tiempo, Madrid quiere ejercer su responsabilidad de oficiar como anfitriona de este acontecimiento dando lo mejor de sí misma como prueba de gratitud por la confianza depositada en nuestras posibilidades de ser un genuino espacio de encuentro. El trabajo de miles de voluntarios que colaboran en la organización de los actos relacionados con la Jornada, el apoyo del Ayuntamiento y los servicios municipales comprometidos con ese fin, así como la contribución de otras Administraciones e instituciones públicas y privadas son expresión de esa actitud generosa que aspira al éxito de una cita que pondrá el foco de la atención mundial en nuestra ciudad. En consecuencia, tenemos la obligación, y sobre todo la vocación, de conseguir que el Papa, y todos y cada uno de los jóvenes que van a reunirse con él, se sientan parte integrante de Madrid, y la perciban como una ciudad joven, cercana y amiga.

Ciudadanos de Madrid,

os invito a hacer cuanto esté en vuestra mano para que la presencia de nuestros invitados constituya una experiencia grata y enriquecedora, para ellos y para nosotros, de tal manera que, después de estos días de celebración, cuando regresen a sus hogares, puedan difundir el nombre de esta ciudad como un sinónimo de calidez y de hospitalidad.

Santidad, jóvenes del mundo,

sed bienvenidos a Madrid.

Madrid, 28 de julio de 2011

EL ALCALDE

Alberto Ruiz-Gallardón

lunes, 13 de junio de 2011

DIOS Y SUS COSAS I


Una amiga me ha pasado esta carta escrita por Pilar Rahola el pasado Domingo de Resurrección. Pilar se confiesa agnóstica pero demuestra una sensibilidad y respeto exquisitos hacia las personas creyentes a la par que describe a un Dios amor, al Dios que yo conozco y amo. Aunque ayer terminábamos el tiempo de Pascua creo oportuno reproducirla.


DIOS Y SUS COSAS

(Un texto de Pilar Rahola)

Dios y sus cosas, o más bien las cosas de aquellos que creen en Dios. En días como hoy, y más allá de gozar del tiempo festivo robado a la agenda, siempre recalo en la idea de la trascendencia divina. Y no tanto como una interrogación personal, porque hace años que descarté llenar con respuestas prefabricadas mis preguntas más hirientes. Prefiero militar en la duda, esa duda que aterriza en los miedos y en las soledades y que no da opción a ningún bálsamo.

Ciertamente, como he escrito en alguna otra ocasión, creer en Dios significa vivir y morir más acompañado. No es mi caso, porque, aunque me esforzara en aceptar algún tipo de dogma, siempre sabría que me estoy haciendo trampas al solitario. Los habitantes de la duda permanente nos llevamos mal con la fe y con sus intangibles.

Pero con independencia de la actitud personal hacia el concepto de Dios, estos días me parecen especialmente bellos para los que gozan de una fe sincera. Gentes que han construido grandes edificios de buenas acciones, porque creer los ha hecho más nobles y más humanos. Gentes que cuando rezan, aman, y amando dan algo de luz a los rincones sombríos del mundo. Va para ellos este artículo, cuya incapacidad para entender a Dios no lo inutiliza para entender a los creyentes.

Hace tiempo leí una reflexión de Bertrand Russell que me pareció sublime: “Si Dios existe, no será tan vanidoso como para castigar a quienes no creen en él”. Toda idea de la trascendencia espiritual reconvertida en tortura, dolor, infierno y cualquier sentido de culpa me parece tan tortuosa como incomprensible. No puedo entender de ningún modo ese tipo de fe que concibe un Dios castigador y punitivo, sin otra piedad que la exigencia de su dominio. Y reconozco que no me gusta la exhibición de martirio de los pasos de Semana Santa, quizás porque prefiero el Dios que renace el domingo que el que muere el viernes. La vida sobre la muerte. Pero con el Dios de las monjas de mi infancia, que enseñaba a amar al prójimo y dibujaba con renglones caritativos las líneas de la vida, con ese Dios me tuteo sin creer. Porque es la fuente de inspiración de gentes extraordinarias. Va por todos ellos.

Los que creen en los dioses de la vida y no en los de la muerte. Los que aprenden a entender a los demás, cuando aprenden a creer. Los que buscan respuestas sin imponer dogmas. Los que conciben sus creencias como una fuente de tolerancia. Los que ayudan a su prójimo porque lo conciben como su hermano. Los que gracias a Dios encuentran tiempo para construirse interiormente. Los que buscan dotar de trascendencia su paso por el mundo. Los que entienden que creer en Dios es creer en la ciencia. Los que tienen respuestas pero siguen haciéndose preguntas. Los que rezan porque aman. Para todos ellos, los creyentes del Dios del amor, feliz domingo de Resurrección

miércoles, 8 de junio de 2011

VOLAR NO ES IMPOSIBLE




Castillos En El Aire
Alberto Cortez

"Quiso volar igual que las gaviotas,
libre en el aire, por el aire libre
y los demás dijeron, "
"¡pobre idiota,no sabe que volar es imposible!"".
Mas él alzó sus sueños hacia el cielo
y poco a poco, fue ganando altura
y los demás, quedaron en el suelo
guardando la cordura.
Y construyó, castillos en aire
a pleno sol, con nubes de algodón,
en un lugar, adonde nunca nadie
pudo llegar usando la razón.
Y construyó ventanas fabulosas,
llenas de luz, de magia y de color
y convocó al duende de las cosas
que tiene mucho que ver con el amor.
En los demás, al verlo tan dichoso,cundió la alarma,
se dictaron normas,"
"No vaya a ser que fuera contagioso..."
"tratar de ser feliz de aquella forma.
La conclusión, es clara y contundente,
lo condenaron por su chifladura
a convivir de nuevo con la gente,vestido de cordura.
Por construir castillos en el airea pleno sol,
con nubes de algodón
en un lugar, adonde nunca nadie
pudo llegar usando la razón.
Y por abrir ventanas fabulosas,
llenas de luz, de magia y de color
y convocar al duende de las cosas
que tienen mucho que ver con el amor.
Acaba aquí la historia del idiota
que por el aire, como el aire libre,
quiso volar igual que las gaviotas...
,pero eso es imposible..., ¿o no?...

miércoles, 1 de junio de 2011

A las puertas del cielo











Mientras "sisaba" unas estampas de Juan Pablo II para mis alumnos no me quitaba ojo.
Como guardián fiel permanecía a la puerta de la Iglesia, apostado en el medio del pasillo, en la nave central, observando todos mis movimientos con el celo del mejor de los mastines. Me acerqué exhibiendo la más ingenua de mis sonrisas "No te enfades Macareno" "Soy la profesora de Religión del Instituto""Dile al Padre Paco que le he cogido alguna más de las habituales. Los chicos andan de exámenes finales y toda ayuda incluidas oraciones les vendrán bien".
"¿Pero Vd. me conoce señora?.
"Hombre pues cómo no voy a conocerte si los chicos me han hablado de ti"
"Tu eres Macareno, el hombre que cuida la Iglesia de los Padres Carmelitas" (mientras me miraba con esos ojos vivarachos de quien ha visto mucho mundo. pensaba en lo que los chicos me contaron sobre él. Que fue el Padre (...) quien le ayudó cuando hundido por el peso de la adicción al alcohol dormitaba en el banco aledaño al portón principal de la Iglesia. ¡Macareno!.- le dijo el Padre (...), te cedo una habitación en el Seminario. Sólo te pido 3 cosas: que cuides bien la Iglesia, que te mantengas aseado y que dejes el alcohol
"Si Señora, los niños me quieren mucho y me han dicho que quieren hacerme un monumento al lado del de ese fraile (San Juan de la Cruz). Llevo veinte meses sin beber ¿sabe?. Y todo lo he hecho por ese, los ojos se le nublan mientras señala al Cristo crucificado que está en una de las Capillas laterales. ¡Ese es el que me da fuerza! y su madre, y todos aquellos que están allí y va señalando una a una las imágenes de la Iglesia. Yo era pastor, mi verdadero nombre es Roque, aunque a mi me gusta que me llamen Macareno porque por ese nombre me conocen en Medina aunque yo soy de Nava del Rey.Y tengo mucho mundo vivido. Pero ahora todo ha cambiado, ve usted que voy limpio, la gente me quiere y todos estos me cuidan (arquea el brazo mientras va señalando con su dedo índice cada una de las imágenes). Estuve a las puertas del infierno, pero ahora estoy a las puertas del cielo porque yo creo que me lo estoy ganado, al fin y al cabo les cuido la casa ¿no cree vd?.


Medito este encuentro que le ha dado un aire distinto a este lunes matinal. Camino a paso ligero, no quiero llegar tarde a mi clase con los de 2º. Hoy vamos a visitar a alguien muy especial, por algo estamos en el último día del mes de mayo. Pienso en Macareno, y en el Padre (...) y en cómo serán las puertas del cielo.

domingo, 29 de mayo de 2011

MÁS BONITA QUE NINGUNA






















Tenía que ser ella, María, la que les acercara a Jesús. Hemos empapelado las clases con las imágenes de nuestra madre. Se trata de una actividad que hemos realizado en la clase de Religión, la hemos llamado "Más bonita que ninguna". Los alumnos y alumnas han recabado información sobre la patrona de su pueblo o ciudad o de los lugares de procedencia de sus padres o abuelos. Se han asesorada preguntando a sus familiares, catequistas o a los sacerdotes de sus parroquias. Al final saben que habrá un premio para el trabajo más elaborado. Gracias a su trabajo hemos descubierto que la Concepción de Nava del Rey es bajada en carroza desde su ermita, iluminada por el fuego de las antorchas o que la Virgen de la Estrella de Pozal de Gallinas se apareció a un pastor en medio de sus quehaceres. Conocimos que el célebre compositor Cesareo Gabarain compuso el himno de la Morenita, patrona de Ataquines, impresionado por la devoción con que los vecinos celebraban la festividad de su patrona. Algunos han traido fotos entrañables donde un montón de bebes han sido colocados por sus madres bajo el manto protector de María. Las madres sabemos lo que es bueno para nuestros hijos ¿verdad?. Ciertamente se han implicado en la actividad que ha dado pie para que loc chicos nos hablen de sus pueblos con orgullo y cierta vanidad. Y a través de todo ello he podido ver que la Virgen "tiene gancho". Varios de mis alumnos llevan la imagen de su patrona en la cartera, acuden cada año a los actos y romerías que se organizan y presentan cierta curiosidad por el Rosario. y mientras les escucho exponer sus trabajo pienso en la "picardía" de Nuestra Madre que sabe bien cuidar de sus hijos y asegurarse de estar presente donde sabe la necesitan y recuerdo la letra de esa canción "Aunque el hijo se alejara del hogar una madre siempre espera su regreso, que el regalo más hermoso que a sus hijos da el Señor es su madre y el milagro de su amor"

sábado, 14 de mayo de 2011

En algún lugar debe existir...



Hay un lugar para nosotroS
algún lugar, un sitio para nosotros
Paz, quietud y cielos abiertos
nos esperan
en algún lugar
Hay un tiempo para nosotros
algún dia, un tiempo para nosotros
Tiempo para estar juntos y tiempo de sobra
Tiempo para observar; tiempo para cuidarnos [el uno al otro]
algún dia, en alguna parte
encontraremos forma de vivir
encontraremos forma de perdonar
En algún lugar
hay un sitio para nosotros
En algún lugar, un sitio para nosotros
tiempo juntos con tiempo de sobra
Tiempo para vernos, tiempo para cuidarnos
Algún dia, en algún lugar
encontraremos un modo de vivir
Encontraremos un modo de perdonar
En alguna parte
Toma mi mano y yo te llevaré allí

jueves, 12 de mayo de 2011

EN DEFENSA DE LA ASIGNATURA DE RELIGIÓN. POR MONSEÑOR IGNACIO MUNILLA, OBISPO DE SAN SEBASTIÁN




Conferencia de monseñor Munilla sobre la Asignatura de Religión en la escuela y otros “telares”…



La conferencia del obispo de San Sebastián, D. José Ignacio Munilla, ha tenido lugar este jueves 12 de mayo en el Hotel Ercilla de Bilbao, y D. Mario Iceta, Obispo de Bilbao ha sido el encargado de hacer la presentación

D. José Ignacio Munilla ha defendido la asignatura de religión en la enseñanza pública, como parte importante y clave de una educación integral de la persona. Asímismo ha criticado la "laicidad agresiva" que desde algunos sectores se trata de imponer en la sociedad y en las instituciones públicas. Este es el texto íntegro de la conferencia de Monseñor Munilla:

Mi intervención quiere versar sobre la asignatura de Religión en la escuela y sobre otros “telares” anexos… Mi intención es aprovechar al máximo esta ocasión que se me brinda, para hacer un alegato en defensa de la asignatura de Religión en el sistema educativo. Quisiera realizarlo de forma directa e incisiva, con el propósito de hacerme entender con claridad, y sin el más mínimo deseo de herir a nadie.

Las palabras que pronuncio no están pensadas ni expresadas en clave política, y no apuntan a ningún partido político concreto, sino que las dirijo a la conciencia de todos cuantos conformamos la sociedad vasca. Aunque, obviamente, soy consciente de que resultarán políticamente incorrectas, al chocar con una mentalidad laicista (con frecuencia, anticlerical) muy desarrollada en nuestro espacio socio cultural.

Aún a riesgo de ser acusado de alarmista, creo que debo empezar por poner el dedo en la llaga desde el principio: ¡No es justo lo que está ocurriendo con la asignatura de Religión! ¡La asignatura de Religión está padeciendo una agresiva estrategia de acoso y derribo! ¡La libertad de enseñanza y la misma libertad de conciencia están en peligro!

****

Antes de abordar el tema de la asignatura de Religión de forma específica, me vais a permitir que describa brevemente esa mentalidad laicista a la que me he referido. Es preciso distinguir entre la laicidad positiva, y el “laicismo” que añade un componente excluyente y negativo con respecto a la sana laicidad. El problema radica en que se confunde laicidad con laicismo:

+ La laicidad del Estado y de las instituciones públicas, supone neutralidad ante las diversas creencias religiosas, y al mismo tiempo, colaboración con todas ellas en la medida en que contribuyan al bien común de la sociedad. El Estado debe reconocer el derecho a la libertad religiosa de los ciudadanos como un bien positivo para el individuo y para la sociedad; derecho que ha de ser protegido por los poderes públicos.

Por su parte, el Estado tiene el deber de discernir y colaborar, según el principio de subsidiariedad, con las iniciativas sociales impulsadas desde la sensibilidad religiosa o laica de los ciudadanos. En consecuencia, la laicidad rectamente entendida, es garantía de libertad, igualdad y convivencia.

+ Sin embargo, el laicismo, a diferencia de la laicidad, parte de unos supuestos bien distintos: el Estado laicista no reconoce la vida religiosa de los ciudadanos como un bien positivo para el individuo y para la sociedad, que deba ser protegido por los poderes públicos. Por el contrario, lo considera como una sensibilidad privada, solo tolerable en la medida en que no tenga pretensiones de impregnar la vida social o de influir en ella. Se da por supuesto que las religiones no pueden proporcionar un conjunto de convicciones morales comunes capaces de fundamentar la convivencia en una sociedad plural. Más bien, se parte del falso prejuicio de que las religiones son fuente de intolerancia y de dificultades para la pacífica convivencia.

En consecuencia, el laicismo entiende que la religiosidad debe ser recluida a la vida privada, y que ha de ser sustituida en el ámbito público por un conjunto de valores a modo de “señas de identidad” del estado democrático, sin referencia religiosa alguna.
De esta forma, una vez descartadas las convicciones religiosas en la vida pública, le correspondería al poder político configurar una nueva conciencia moral pública de los ciudadanos en sustitución de su conciencia religiosa.

Es claro, que esos presupuestos laicistas están llenos de falsos prejuicios y que son deudores de algunas de las leyendas negras que se han vertido contra el cristianismo; además de que desconocen la riqueza de la doctrina social católica. En realidad, la convivencia en una sociedad plural, no debe “dejar en el banquillo” o “poner entre paréntesis” los propios ideales y las propias convicciones de sus ciudadanos, para acoger una “ética común de estado”, impuesta desde la misma enseñanza. Por el contrario, los ciudadanos están llamados a encontrar en su propia conciencia religiosa, o en su visión laica de la vida, los fundamentos eficaces para el respeto a la libertad de los demás, actitudes de colaboración en la búsqueda del bien común, etc.

Citando a Mons. Fernando Sebastián, el futuro no puede estar en un “laicismo obligatorio”, sino en el diálogo honesto y sincero entre las religiones y con los sectores laicos. El cometido del Estado no es el de ser el formador de las conciencias de los ciudadanos, según un “mínimo común ético constitucional”.

****

Y bien, hecha la explicación de lo que entendemos por laicismo, y por laicidad positiva o sana laicidad, paso a abordar directamente el título de esta conferencia: “La asignatura de Religión en la escuela”. Tal vez alguno podría matizarme diciendo que lo que está en discusión no es la clase de Religión en sí misma, sino solamente su presencia en la escuela pública. Pero creo que quien piense tal cosa se está equivocando. Me explico:

El laicismo anticristiano es astuto, y suele tener la “estrategia” de plantear sus objetivos por etapas: primero, despenalización del aborto en casos muy extremos y conmovedores; pasados unos años, cuando ya haya “madurado la conciencia social”, el aborto libre pasa a ser reconocido como un “derecho democrático”…; finalmente se termina por no respetar ni siquiera el derecho a la objeción de conciencia de quien no quiere ser copartícipe del aborto. He aquí un caso práctico del fenómeno que Benedicto XVI ha descrito con el término de “dictadura del relativismo”.

Pero no se asusten, que no es mi intención hablar aquí del aborto. Lo he citado simplemente como ejemplo y como método –¡espero que eficaz!- para reclamar la atención de quienes pudiesen estar un poco distraídos en este desayuno del “Fórum Europa, Tribuna Euskadi”...

En el caso de la clase de Religión, creo que está ocurriendo algo por el estilo: se empieza por poner todo tipo de “palitos” en las “ruedas” al estatus de la asignatura (evaluable o no evaluable; troncal o secundaria; con asignatura alternativa o sin alternativa; en horario escolar o extraescolar; etc, etc, etc); se sigue por reivindicar su exclusión del sistema público de enseñanza, en nombre de una malentendido concepto de “escuela laica”; y se terminará -a medio plazo- por forzar su salida del curriculum de la misma enseñanza privada concertada. Como he dicho al principio, la asignatura de Religión está sometida a un verdadero acoso… Lo que está en juego no es ya su inserción en el sistema público, sino su misma razón de ser en la enseñanza reglada.

Pero vamos a dejar de hablar por unos momentos de nuestros problemas. Ahora quiero expresar en positivo una serie de razones pedagógicas que fundamentan la necesidad y la razón de ser de la asignatura de Religión en el sistema de enseñanza:

1ª.- La clase de Religión es un derecho, no un privilegio: A base de tanta polémica sobre esta asignatura, algunos católicos pueden estar arrastrando una especie de complejo, como si hubieran logrado hacerles creer que la presencia de la clase de Religión en la escuela, es una reminiscencia del antiguo régimen en esta sociedad democrática. Muy al contrario: se trata de un derecho, reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU (1948): “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza –repito por si a alguno se le ha escapado el matiz: “¡por la enseñanza!”-, la práctica, el culto y la observancia”.
Nuestro marco constitucional reconoce también este derecho, como luego desarrollaré. Y no estaría de más, conocer en detalle cómo la asignatura de Religión tiene, en la actualidad, un tratamiento bastante más relevante en la mayoría de los países europeos que en España. En aproximadamente la mitad de los países europeos, la asignatura de Religión es obligatoria en el sistema educativo; y en la otra mitad, es de libre elección. Como podemos comprobar, insertar la religión en el ámbito escolar es, entre otras muchas cosas, una forma de “converger con Europa”.
Tampoco estará de más recordar que el dinero con el que se paga a esos profesores de Religión, al contrario de lo que parece desprenderse de algunas críticas contra la Iglesia, no sale del bolsillo particular de ningún gobierno, sino del de los propios padres de los alumnos, quienes pagan “religiosamente” los impuestos al Estado laico.

2ª.- La clase de Religión no es equiparable ni sustituible por la Catequesis: La asignatura de Religión está destinada principalmente a una formación intelectual, aún con la peculiaridad de ser confesional; mientras que en la Catequesis se procura introducir al alumno en el seguimiento personal de Jesucristo. Aun a riesgo de simplificar la cuestión, podríamos decir que la clase de Religión y la Catequesis se diferencian y se asemejan, de forma similar a como lo hacen el “conocer” y el “amar”.

3ª.- La clase de Religión ayuda a entender la cultura que hemos heredado: Un joven no podrá entender la pintura, la música, la escultura, la arquitectura, la filosofía, la historia, la política, el folclore, las tradiciones… en definitiva, sus propias raíces; si no conoce en profundidad los fundamentos de la religión católica. Y lo mismo cabría decir, en un nivel más genérico, de una comprensión mínima de las demás religiones, para poder asomarnos a esta “aldea global” en la que vivimos.

4ª.- La Religión ofrece una cosmovisión frente a la fragmentación del saber: Hoy en día existe una gran “parcelación” del saber humano, acompañada de una sobreacumulación de datos, tanto en las disciplinas científicas como en las humanísticas. Se trata de una fragmentación que ha contribuido notablemente al auge de una cierta crisis de identidad cultural, de valores, de certezas…
Con frecuencia se recurre a la simple explicación de que esa fragmentación es fruto inevitable de la especialización en el saber, olvidando que la exclusión del hecho religioso también nos está dificultando la integración de todos estos conocimientos en una sabiduría global de la existencia.

5ª.- La religión responde al sentido de la existencia: Una enseñanza global debe responder a las preguntas clave sobre el sentido de nuestra existencia. ¿De qué me sirve conocer la evolución del Universo, si nadie me explica por qué y para qué estamos en esta vida? ¿Cómo podemos fundamentar los derechos del ser humano sin dar razón de la diferencia esencial entre el animal irracional y el hombre racional? ¿Cabe hablar con optimismo de los avances científicos y de la sociedad del futuro, si no tenemos fundamentada nuestra esperanza en el más allá de la muerte?...

6ª.- Diálogo interreligioso: Somos sobradamente conscientes del grave problema que para la paz mundial representan los fundamentalismos. Cada vez vemos con más claridad que la estabilidad internacional, e incluso nuestra convivencia con un buen número de inmigrantes, necesita estar sustentada en el diálogo interreligioso. Ahora bien, sólo puede dialogar quien tiene conciencia y conocimiento de su punto de partida. De lo contrario, más que a una “alianza de civilizaciones”, estamos abocados a la desaparición de la nuestra.

7ª.- Educación moral: Está claro que una educación integral debe incluir la dimensión moral. De poco servirá la acumulación de conceptos en la enseñanza, si no existe un espacio específico en el que se eduque en comportamientos morales como la sinceridad, la solidaridad, la justicia, el respeto, la generosidad… He aquí otra dimensión esencial de la asignatura de Religión: la moral.

****


Permitidme ahora insistir en el primero de los siete puntos a los que he hecho referencia: Estamos oyendo, una y otra vez, la retórica de que la existencia de la clase de Religión está fundamentada en un Concordato Internacional entre el Estado español y la Santa Sede; Concordato que ya estaría caduco… Sin embargo, se calla lo principal: el fundamento jurídico determinante de la presencia de la asignatura de Religión en la escuela, está en el artículo 27.3 de la Constitución Española: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. Es decir, nuestra legislación reconoce que los padres tienen derecho a marcar la orientación moral y religiosa de la formación de sus hijos, y las autoridades tienen el deber de poner los medios para que esto se lleve a cabo.

El desarrollo plasmado en el Concordato del Estado español con la Santa Sede, sobre esta materia concreta de la asignatura de Religión, no hace sino vehicular el derecho reconocido por la Constitución Española. Tengo para mí, que una buena parte de quienes critican el Concordato de 1979 –obviamente, reconozco que también existirán posiciones críticas más matizadas-, tienen un problema de fondo inconfesable: se sienten incómodos con el artículo 27.3 de la Constitución, que reconoce el derecho de los padres a la educación moral y religiosa de sus hijos. ¡¡Cómo les gustaría poder derogarlo!! Da la impresión de que les falta la valentía suficiente para expresar abiertamente su ideología de partida: a medio camino entre el marxismo, el liberalismo y la ideología de género.

Hasta que tuvieron lugar las reformas educativas de la LODE y la LOGSE, la asignatura de Religión era evaluable y tenía la asignatura de Ética como alternativa de libre elección. La gran mayoría de los sectores sociales, entendían que aquélla era una solución pacífica y justa. Existía la posibilidad de elegir entre una enseñanza moral confesional o una ética aconfesional. La gran pregunta es: ¿Por qué se derogó algo tan razonable que funcionaba bien? Aquellas reformas hicieron que la enseñanza religiosa, abocara, en la práctica, a una lenta y progresiva agonía… Cada posterior retoque, ha supuesto otra vuelta de tuerca más, en orden a un progresivo arrinconamiento de dicha asignatura

viernes, 6 de mayo de 2011

EL TIEMPO ENTRE COSTURAS





Hacía tiempo que no disfrutaba tanto leyendo. La apasionante vida de Sira Quiroga me ha tenido en vilo las últimas semanas. He redescubierto el goce de vibrar con una buena lectura. Ha sido un viaje al pasado reciente de España, la cara más triste de una historia hecha de recelos, rivalidades, ambiciones y miseria. La época del protectorado de Marruecos, del extraperlo, el wolframio destructor, las alianzas extranjeras, el plan Marshall. Una época en la que muchos, de un bando y otro sufrieron las consecuencias de una guerra que nadie quería. María Dueñas nos ha remontado a un pasado lleno de desgarro pero no exento de cierta ingenuidad. Cuando terminé las más de 600 páginas lamenté el fin, ciertamente la historia me ha parecido apasionante. Un libro para recordar. No se debe olvidar la Historia ya que como alguien dijo una vez "los que se olvidan de la historia están condenados a repetirla". Un recuerdo que debe ser aderezado y endulzado con el dulce poso que deja el perdón.





martes, 3 de mayo de 2011

TODO VA DONDE DEBE IR




José Luis Restán, director editorial de la Cadena Cope, escribe en Páginas Digital del 03/05/2011 sobe la beatificación de Juan Pablo II.


Fiesta del pueblo, fiesta de la fe. Como una misteriosa revancha de tantas amarguras. Como imagen viva de una fe que ensancha la razón, genera un pueblo e impulsa al compromiso por la justicia y la dignidad de todo hombre. Habían llegado de todos los rincones, alegres y serenos. No era una fiesta de la nostalgia sino una celebración completamente orientada al futuro. Para atravesar ese umbral de la esperanza, para remar en ese mar abierto al que siempre nos quiso conducir Karol, ya beato de la Iglesia.
Roma ha lucido especialmente hermosa, habitada por este pueblo consciente y en fiesta. Roma eterna, no tanto por sus numerosas glorias pasadas sino por el corazón que siempre la anima, el corazón de Pedro, el pescador de Galilea. Recorriendo sus plazas y sus iglesias, contemplando la certeza serena de los peregrinos que arribaban a la ciudad de los apóstoles, he entendido aquella bellísima intuición del joven Newman, todavía anglicano, en su primera visita: "¡oh si tu Credo fuera cierto, porque tú pacificas el corazón, Iglesia de Roma!". Eso es lo que yo he sentido al estar allí, que todo está donde debe estar y va adonde debe ir (entre oscuridades y tormentas, sí) según una sabiduría que afortunadamente no es la nuestra.
Benedicto XVI tampoco ha pronunciado una homilía para la nostalgia. Ha trazado un perfil del hombre Karol Wojtyla determinado por su "fe fuerte, generosa y apostólica". Un cristiano modelado por el sí a su vocación, especialmente la de ser Sucesor de Pedro ("Dichoso tú, Simón"). Un hombre elegido por Dios para conducir a su Iglesia en la tormenta, para introducirla en el siglo de la posmodernidad, para renovarla y arraigarla según la brújula del gran evento del Vaticano II. Esto es lo que el Papa Ratzinger piensa del beato Juan Pablo II, y basta ya de mezquindades y jueguecitos. Ésta es una homilía sobria, llena de afecto contenido, pero también precisa, minuciosa: un juicio para el camino del futuro.
En primer lugar Benedicto XVI ha elegido la frase del testamento de Juan Pablo II que se refiere a su convicción de que el Concilio Vaticano II es el gran patrimonio del que habrá de beber la Iglesia durante "muchísimo tiempo". Al elegir esta frase el Papa Ratzinger la hace suya sin ambages. Quienes piden un nuevo Syllabus ya saben a qué atenerse. Pedro ha hablado, más aún, habla sin parar desde Juan XXIII a nuestros días, y habla con una claridad que sólo los presuntuosos y los sectarios podrían no escuchar.
Pero el Papa no se contenta con eso. Clarifica cuál es la "causa del Concilio", la causa por la que vivió y murió el beato Juan Pablo II: que el hombre abra sus puertas a Cristo, que la sociedad, la cultura y los sistemas económicos y políticos se dejen iluminar y sanar por la presencia del Resucitado. Y rinde homenaje al Papa polaco que "con la fuerza de un gigante, que le venía de Dios" invirtió una tendencia que parecía irreversible: la de la irrelevancia de la fe, la de su insignificancia, la de su carácter arqueológico, la de su reducción a mera ética o a piedad separada de los intereses de la vida.
Gracias a su experiencia vivida bajo el marxismo, el Papa Wojtyla supo desenmascarar la pretensión de las ideologías de cumplir la esperanza del hombre, y reivindicó legítimamente para el cristianismo la respuesta a esa esperanza, restituyendo a la fe su plena significación humana, social e histórica. Por eso pudo fijar la fórmula "el hombre es el camino de la Iglesia y Cristo el camino del hombre", que como subraya Benedicto XVI es la síntesis de la gran herencia del Concilio Vaticano II y de su timonel, el Siervo de Dios Pablo VI. Hay aquí un juicio teológico e histórico de la más alta autoridad de la Iglesia, que ninguno podemos saltarnos.
"Todo está donde debe estar y va donde debe ir", confiesa el Miguel Mañara de Oscar Milosz. Y es así sencillamente porque el Señor no abandona a su Iglesia. No hace falta ser un místico para reconocerlo. Ha sido Él quien asistió al lúcido y sufriente Pablo VI para que condujese la gran tarea del Concilio. Ha sido Él quien sacó de la buena tierra polaca al mejor de sus hijos para sentarlo en Roma, cuando nadie lo esperaba, y todos nos quedamos boquiabiertos. Para que rompiese el círculo de hierro de la insignificancia y la expulsión de la fe. Para que comenzase a realizar esa nueva presencia misionera que el Vaticano II había soñado y pergeñado. Y por supuesto ha sido Él quien contra viento y marea ha calzado las sandalias del pescador a Joseph Ratzinger, para que el Papa teólogo formule este juicio neto y radiante, y para que sostenga y profundice esta tarea en el mar abierto del siglo XXI.
Ahora parece tan sencillo reconocerlo... Pero confesemos que en algún momento Jesús nos habría dicho como a Pedro: "¡qué poca fe!, ¿por qué has dudado?".