miércoles, 15 de septiembre de 2010

¡¡FELICIDADES MANOS UNIDAS!!


Se suma así a los premios recibidos en años anteriores por Cáritas Española, el obispo Nicolás Castellanos, Vicente Ferrer, el Camino de Santiago, las Hijas de la Caridad de San Vicente Paúl, el cardenal Martino y el sacerdote Angel García


Desde su creación en 1960, Manos Unidas ha financiado ya más de 25.000 proyectos dirigidos a la educación, la sanidad, el desarrollo agropecuario, la promoción social y la promoción de la mujer en más de sesenta y cuatro países de todo el mundo. Manos Unidas está presente en toda la geografía española, a través de 71 delegaciones, 4.000 voluntarios y más de 80.000 socios. El 93% de los fondos que recauda Manos Unidas se destinan íntegramente a los citados proyectos de desarrollo en el Tercer Mundo para combatir la pobreza y hacer posible otra humanidad mejor, más justa y solidaria.

En anteriores ediciones, recibieron este mismo galardón Cáritas Española, la Fundación Vicente Ferrer, el obispo Nicolás Castellanos y el sacerdoteÁngel García, con sus respectivas instituciones, y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. En otras categorías, también han merecido el Premio Príncipe de Asturias el cardenal Martini, entonces arzobispo de Milán, y el Camino de Santiago.

Con ocasión del cincuenta aniversario de su fundación, la organización no gubernamental católica de voluntarios Manos Unidas fue presentada en mayo como candidata al premio internacional Príncipe de Asturias a la Concordia 2010.¡¡FELICIDADES!!

lunes, 13 de septiembre de 2010

EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ. LA CRUZ NUESTRA DE CADA DÍA


Una meditación tomada del Bolentín Ideas claras editado por Félix González Fernández
Pero no existe solamente la cruz de Cristo, existe también nuestra cruz.
Y, entonces, ¿cuál es esta cruz? Amigo, quiero decirte dos palabras, a este propósito, con mucha claridad, como se hace entre verdaderos amigos.
Tenlo presente. La cruz que no te va bien es precisamente la tuya.
La cruz no es un vestido, ni un par de zapatos, que te deben venir a la medida. La cruz jamás va a la medida de tu gusto y de tus exigencias particulares. Desgarra, magulla, araña, arranca la piel, aplasta, doblega...
Y, sin embargo, no hay duda. Para que sea de verdad tuya, la cruz no debe irte bien. Por cualquier lado que la mires, la cruz nunca va bien.
Tampoco a Cristo le iba bien su cruz. No le fue bien la traición de Judas, el sueño de los apóstoles, la conjura de sus enemigos, la fuga de los amigos, las negociaciones de Pedro, las burlas de los soldados, el grito feroz del pueblo.
La cruz, para que lo sea, no debe irte bien.
Esa cruz que te viene encima en el momento menos oportuno -una enfermedad que te pilla mientras tienes muchas cosas que hacer y que te echa por tierra un montón de proyectos -es la "tuya".
Esa cruz que nunca hubieras esperado -aquel golpe cobarde que te ha venido de un amigo, aquella frase que tenía el chasquido de un latigazo, aquella calumnia que te ha dejado sin respiración- es "tu" cruz.
Esa cruz que tú no habrías elegido nunca entre otras mil -"una cosa así no debía sucederme a mí"- no hay duda: es "tu" cruz.
Esa cruz que te parece excesiva, disparatada, desproporcionada a tus débiles fuerzas -"es demasiado, no puedo más"- no pertenece a los otros: es la "tuya".
No te hagas ilusiones. No existe una cruz a la medida.
Para ser cruz tiene que estar fuera de medidas.
Intenta buscar. Registra por todas partes. Examina todo bien.
Valóralo con atención. Y, si encuentras al final la cruz que te va bien, tírala. Esa, ciertamente, no es la tuya.
Las señales para reconocer si una cruz es tuya son desconcertantes: imprevisión, repugnancia, malestar, imposibilidad, inoportunidad, sentido de debilidad.
Si una cruz se te presenta como antipática, desagradable, excesiva, demasiado ruda, insoportable, no dudes en cargar con ella. Te pertenece.
Por otra parte, no importa que no sea "tuya" en el momento de partir. Llegará a serlo durante el camino, a través de una cierta familiaridad que se establecerá entre tú y ella.
Al principio se te presentará como si te fuera extraña.
Después descubrirás que es verdaderamente tuya.
Sólo llevándola te darás cuenta de que esa cruz es "tuya".
Esto no quiere decir, entiéndase bien, que las relaciones entre tú y la cruz se hagan idílicas, que todo marche bien. Con la cruz no hay nada que marche bien. La cruz marca surcos profundos en las espaldas y en el corazón.
Pero, a pesar de todo, se establecerá una familiaridad. Una familiaridad sufrida, pero justificada por el sentido que se descubre poco a poco, caminando. Y aun cuando el significado no aparezca claro, siempre está la fe que te invita a dejarte conducir de la mano de alguien que sabe.
No eres tú quien tiene que saber.
FE/QUÉ-ES: Fe, quiere decir simplemente, saber que él sabe, aun cuando tú estés a oscuras.
Adelante, pues, con esa cruz que no te va bien. Con la cruz que no está hecha a medida.
Lo que cuenta no es que la cruz esté hecha a tu medida.
Lo esencial es que tú seas a la medida de Cristo.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Cáritas rechaza la deportación de gitanos en Francia



COMUNICADO CONJUNTO DE LA PLATAFORMA DE ACCIÓN SOCIAL, LA PLATAFORMA DEL VOLUNTARIADO Y LA RED EUROPEA DE LUCHA CONTRA LA POBREZA EN ESPAÑA


Cáritas. 8 de septiembre de 2010.- La Plataforma de ONG de Acción Social, la Plataforma del Voluntariado y la Red Europea de Lucha contra la Pobreza en España (EAPN-ES) –de las que forma parte Cáritas Española-- han suscrito una nota conjunta en la que manifiestan que las medidas del Gobierno francés “atentan contra la dignidad de la población gitana y violan sus derechos fundamentales”. En el comunicado afirma que las medidas aplicadas por el Gobierno de Francia, que incluyen el desalojo forzoso de cientos de asentamientos y la repatriación de miles de familias gitanas a sus países de origen (Rumania y Bulgaria), atentan contra la dignidad de la población gitana, violan derechos fundamentales de los ciudadanos y suponen un claro ejemplo de discriminación racial.
Si bien es cierto que Francia (abanderada de la “igualdad, libertad y fraternidad”) no es el único país de la Unión Europea (UE) que ha deportado a inmigrantes de origen gitano --lo han hecho también, entre otros, Italia, Suecia, Alemania y Dinamarca-- resulta especialmente preocupante el aumento de las deportaciones en el país galo --sin atender y revisar una a una las situaciones individuales--, alegando razones de seguridad y criminalizando a toda una minoría.
Compartimos la postura francesa de que cualquier persona que cometa un delito debe hacer frente a las consecuencias, lo que no puede suceder es que se continúe criminalizando a todo un grupo por las acciones de unos individuos. La retórica utilizada estos días por muchos de los políticos y responsables del Gobierno de Nicolas Sarkozy --relacionando a las comunidades gitanas con asentamientos ilegales, tráfico de personas, explotación de menores, prostitución…-- refuerza los prejuicios y opiniones discriminatorias que ya existen contra la minoría étnica más numerosa de Europa.Asimismo se pide a la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y los Estados miembro una reacción contundente contra el discurso inflexible y racista del Gobierno de Francia y las medidas puestas en marcha contra la población gitana así como un impulso claro a las políticas para avanzar en la inclusión social de la población gitana en la UE sobre la base de los 10 Principios Básicos Comunes para la Inclusión de la Población Gitana –adoptados por el Consejo Europeo- y en el marco de la Estrategia Europa 2020.
Se hace un llamamiento al Gobierno español para que muestre máxima firmeza y condene el trato que la población gitana está recibiendo en Francia. España no puede olvidar que juega un papel importante en la difícil lucha del pueblo gitano por sacudirse de encima la marginación que ha sufrido durante siglos.
Apelamos al conjunto de la sociedad civil, española y europea, para que rechace expresamente las medidas del Gobierno francés y muestre su solidaridad con el pueblo gitano».
NO PODÍA SER DE OTRA FORMA. JESÚS EN SU EVANGELIO NOS LLAMA A AMAR A TODOS, EN ESPECIAL A AQUELLOS QUE SE ENCUENTRAN EN SITUACIONES DIFÍCILES, LOS ÚLTIMOS, LOS IGNORADOS, LOS HUMILLADOS

viernes, 10 de septiembre de 2010

LOS JARDINES SECRETOS


Ante todo mantener la paz interior. Como alguien muy sabio dijo algún día " a cada día le basta su afán ". Entre tanto procurar que cada cosa que haces esté bien hecha y encontrarás una satisfacción y un alivio ante lo bien acabado que te proporcionará una pequeña alegría.
Esta mañana me he encontrado con varios amigos que me han regalado conversaciones muy enriquecedoras para el espíritu: el valor de las vocaciones de clausura, la paz que se respira dentro de esos conventos, la generosidad de sus ocupantes que pese a su pobreza dan a manos llenas. He pensado en mis amigas las Agustinas de Medina del Campo: en Sor Berta, en la Madre, Sor Isabel, Sor Martina, que tan encantada quedó con la pasta que nos comimos celebrando la Navidad a la puerta del Convento con los de 2º de la ESO (Blanca, Carla, Alex,Mario, Israel, Alejandro, Virginia...) Realmente las vocaciones a la vida contemplativa son un regalo. Siempre pienso en la imagen de una ciudad asolada por la contaminación, chimeneas irradiando gases tóxicos a la atmósfera, coches vomitando sus emisiones de dioxido de carbono. Y frente a eso inmensos parques cuajados de flores y árboles que contrarrestan lo anterior emanando oxígeno limpio a la atmósfera. Pues bien, ESO son ELLAS y ELLOS: EL OXIGENO DE NUESTRA IGLESIA. Gracias por haberlo previsto Señor, te ruego por ellos para que permanezcan fieles a su vocación. AMÉN.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Un nuevo curso: Va por Ti

Tener fe es estupendo. Conocer a Dios Padre y apreciarle en toda su bondad es algo alucinante, aunque nos obligue a implicarnos. Saber que tengo un Padre que me ama y que ha enviado a su Hijo Jesús para hacerse más cercano, tan pequeñito que cabe en un sagrario.
Dios lo da todo. Ha puesto todo de su parte para que el hombre estreche su mano siempre tendida que permanece cercana pese a las dificultades. Sólo nos pide que le busquemos, que respondamos a esa inquietud que Él mismo ha puesto en nuestro interior, esa inquietud que nos mueve a verle detrás de su grandiosa obra de la creación, claro reflejo de su perfección. También nos habla a través de los demás, esas señales que descubrimos en las palabras de una madre, la súplica de un amigo, la mirada triste de un mendigo, la sonrisa de los hijos, la ternura del marido o la esposa.
Todo nos habla de el Amor de Dios, de ese amor: eclosión divina de predilección por todo lo humano. Y es que todo se hizo por amor. No lo olvidemos.
¡¡Empezamos Curso!!. ¡¡Nuevos retos!!. ¡¡Nuevos alumnos!!. Con la alegría y entusiasmo de saber que Él siempre va a estar a mi lado. Al fin y al cabo para Él trabajo. Va por ti Señor.